3 cualidades de los grandes traductores

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

De vez en cuando es positivo hacer una pausa, mirar alrededor y reflexionar acerca de lo que hacemos, por dónde vamos, qué estamos haciendo bien o mal y de qué forma podemos mejorar la calidad de nuestro trabajo. Esta práctica es recomendable para todos los oficios: redactores,  profesores, mecánicos, dependientes, abogados y, por supuesto, traductores e intérpretes profesionales.

Y eso es, precisamente, lo que han hecho los profesionales de la agencia de traducción ABC Translink: reflexionar y preparar un listado con esas cualidades que, según la mayoría, distingue a los buenos traductores de los traductores excelentes.

¿Quieres saber cuáles son esas tres cualidades de los grandes traductores? Es fácil, sólo tienes que seguir leyendo el artículo de hoy.

 

cualidades traductor

 

Cualidad 1: la tranquilidad activa

¿Se puede ser tranquilo de forma activa? Parece una incongruencia, pero esta es la primera cualidad necesaria para convertirse en un gran profesional de la traducción: hacer un trabajo de calidad empleando el tiempo necesario y, al mismo tiempo, soportando la presión voluntaria e involuntaria de esos clientes que siempre quieren la traducción para antesdeayer.

Ser o parecer tranquilo en una profesión en la que los clientes demandan calidad y rapidez no es sencillo, pero con un poco de práctica y algo de talento se puede conseguir.

 

Cualidad 2: la minuciosidad

La segunda cualidad exigible a un gran traductor está muy ligada a la primera: hacer un trabajo de traducción minucioso y detallista a pesar de la escasez de tiempo y de las presiones de los clientes. El cuidado por el detalle en un trabajo de traducción se demuestra de muchas y variadas formas, por ejemplo:

  • Realizando un trabajo previo de localización para ajustar el vocabulario a las características propias de la comunidad lingüística hacia a la que se dirija el mensaje traducido.
  • Dedicando el tiempo necesario a buscar sinónimos de calidad para evitar entregar un proyecto de traducción lineal y poco trabajado.
  • Corrigiendo de forma profesional el texto traducido antes de entregar la versión final al cliente.

 

Cualidad 3: el deseo de superación

La tercera cualidad seleccionada por el equipo de traductores de ABC Translink es esencial y tan importante que, sin ella, un traductor no tiene razón de ser en un mundo globalizado y competitivo: las ganas de seguir aprendiendo nuevas técnicas, herramientas y formas de hacer su trabajo para mejorar la calidad final de sus proyectos de traducción. Ampliar el vocabulario, probar nuevos programas de software para traductores, compartir experiencias con otros profesionales en foros y redes sociales, trabajar por y para la traducción son, en definitiva, esas claves que marcan la diferencia entre un traductor que ama su trabajo y otro que simplemente trabaja para llegar a fin de mes.

¿Qué te parecen estas tres cualidades de un gran traductor según el punto de vista de ABC Translink? ¡Escribe un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *