4 claves antes de contratar una traducción

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

En estos años una prioridad de las empresas y de los profesionales es reducir los costes de diferentes servicios, entre ellos los de la traducción de textos corporativos, páginas web, material publicitario y promocional, etc. Hoy en el blog de ABC Translink dedicamos nuestro artículo a recoger cuatro claves, cuatro consejos útiles que te ayudarán a ahorrar en tus próximos encargos de traducción.

ahorrar-traduccion


Clave 1: elegir un buen profesional.

¿Recuerdas el refrán popular Lo barato sale caro? La primera clave para ahorrar en tu próxima traducción es confiar el proyecto a una agencia o a un profesional de la traducción y no a un conocido que sepa algo de idiomas, a un familiar que ha pasado un verano en Inglaterra o a un oportunista que te ofrece un precio sospechosamente barato por una traducción que sabes que es larga o compleja.

Elegir a un buen profesional quizá no te ahorre dinero ahora mismo, pero sí te ahorrará tener que pagar dos veces por una misma traducción, perder clientes por culpa de una traducción penosa, ser el blanco de bromas en las redes sociales que redundarán negativamente en la reputación de tu empresa, etc.

 

Clave 2: revisa y simplifica los textos.

Si visitas la sección Servicios y tarifas de la página web de ABC Translink verás que el número de palabras a traducir es determinante a la hora de presupuestar un proyecto de traducción.

Cuantas menos palabras contenga el texto que vas a enviar a traducir, menor será el tiempo de trabajo que tendrá que dedicarle un traductor y  menor será el presupuesto, el coste final de tu encargo. Así, un buen consejo antes de pedir presupuesto o encargar una traducción es que revises objetivamente los textos a traducir y que elimines o resumas todo aquello que te parezca redundante, innecesario, secundario, etc.

Clave 3: piensa en el público al que va dirigida la traducción.

Algunas empresas no tienen en cuenta al consumidor de la traducción y, cuando ya han encargado y pagado un texto traducido se dan cuenta de que no les sirve y tienen que encargar otra traducción diferente, ¿te ha sucedido alguna vez?

Para evitar pagar más traducciones de las que necesitas es importante que dediques un momento a reflexionar sobre el público objetivo al que van destinados los textos traducidos: ¿realmente ese texto en español es adecuado para un cliente que habla otro idioma? ¿Los textos originales están muy enfocados a un mercado local? Pensar en el consumidor final de tu traducción te ayudará a encargar justo la traducción que necesitas y, de esta forma, a evitar gastos innecesarios.

 


Clave 4: pide presupuesto sobre el documento final.

Un error bastante frecuente que sucede en el mundo de la traducción es que los clientes modifican varias veces el texto que quieren traducir y el traductor debe volver una y otra vez sobre los diferentes borradores, unas revisiones que, lógicamente, encarecen el presupuesto inicial.

Así, nuestro cuarto consejo para ahorrar en tu próximo encargo de traducción es que termines de redactar y revisar los textos originales antes siquiera de contactar y pedir presupuesto a varias agencias o traductores. De esta forma te asegurarás de que el presupuesto inicial que hayas aceptado será el importe final de la factura que abonarás por esa inversión tan necesaria para tu empresa como es una traducción fiable y de alta calidad.

¿Te parecen útiles estas claves para ahorrar en tus próximos encargos de traducción?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *