Consejos para maquetar una publicación multilingüe

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

El otro día surgió en uno de nuestros grupos de Linkedin un interesante debate sobre la dificultad que tiene maquetar libros, artículos y revistas en dos, tres o más idiomas diferentes. ¿Es tan complicado como parece? ¿Por qué? Hoy, en el blog de ABC Translink hablamos de este tema y, además, te damos tres consejos útiles para maquetar una publicación multilingüe.

 Consejos maquetar bilingüe

Las dificultades de maquetar en varios idiomas

Como te contaba antes, la idea de escribir este artículo surgió de un interesante debate que seguimos en uno de los grupos de Linkedin de ABC Translink. En esa conversación, una profesional del sector editorial se quejaba de que sus clientes le enviaban los textos a maquetar en idiomas tan complicados de trabajar como el árabe – que ya sabes que se escribe de derecha a izquierda – o el chino mandarín, una lengua que utiliza caracteres muy especiales que un diseñador o maquetador no tiene por qué saber manejar. Los errores de maquetación se sucedían: palabras cortadas de un párrafo a otro o de una página a la siguiente, supresión de espacios necesarios o inserción de espacios innecesarios, eliminación de guiones, etc. ¿El resultado? Una pérdida de tiempo y dinero por parte de la editorial y una pérdida de confianza por parte de sus clientes.

¿Cuál es la solución para resolver estas dificultades? Contar en el equipo con varios traductores y correctores de estilo cualificados en cada uno de los idiomas; unos profesionales que se ocuparán de revisar que no se cometen errores de maquetación que afecten a la lectura de los textos.

Otra solución incluso más sencilla que la anterior es contratar la maquetación de textos bilingües o multilingües a una agencia de traducción que ofrezca este tipo de servicios. De esta forma la inversión en maquetación se optimizará y los buenos resultados estarán garantizados.

 

3 consejos para maquetar publicaciones bilingües y multilingües

Los maquetadores y correctores de estilo de ABC Translink nos dan los siguientes tres consejos básicos para maquetar textos en varios idiomas:

  1. Tener en cuenta las características de cada idioma antes de calcular el espacio que necesitará cada uno de ellos y la ubicación más adecuada dentro de la página. Por ejemplo, hay que recordar que el alemán tiene palabras mucho más largas que el castellano por lo que necesitará disponer de más espacio o que los textos en árabe se colocarán en la columna más cercana a la derecha del margen de la página para facilitar su lectura.
  2. Elegir una fuente tipográfica que permita la utilización de diferentes estilos: normal, negrita, cursiva, etc. Además, antes de aprobar la fuente tipográfica maestra hay que hacer pruebas en diferentes colores o tamaño de fuente, las dos formas clásicas de diferenciar unos idiomas de otros en una misma publicación.
  3. Si es posible, utilizar imágenes de calidad para separar las diferentes versiones idiomáticas. También se pueden utilizar otros recursos tipográficos como iconos, líneas, etc., pero siempre respetando el tono y estilo del texto y, por supuesto, el perfil del público lector al que irá dirigida la publicación maquetada.

Nos gustaría leer tu opinión: ¿alguna vez habías pensado que maquetar textos multilingües era tan complicado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*