Curiosidades del castellano: la coma

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Es curiosa la importancia que adquieren los pequeños detalles en el buen uso del idioma, ¿verdad? Un ejemplo perfecto es la coma, un signo  ortográfico que comparten muchas lenguas del mundo y que puede cambiar el significado de una frase en un abrir o cerrar de ojos:

No, me encanta el blog de ABC Translink.

No me encanta el blog de ABC Translink.

Hoy los correctores de estilo de ABC Translink nos cuentan algunos detalles sobre ese signo de puntuación llamado coma.

coma


Para qué sirve la coma

El camino más rápido para aprender a utilizar la coma es recordar su funcionalidad dentro de una frase, así que pero no viene mal que refresquemos nuestra memoria con las siguientes ideas clave:

  • La coma es un signo de puntuación como, por ejemplo, el punto, el punto y coma, el paréntesis, los dos puntos, etc.
  • Los signos de puntuación como la coma cumplen varias funciones dentro de un enunciado: dar ritmo y entonación al texto, separar varios elementos especialmente significativos, separar los elementos de una serie de datos, dotar de mayor significado una idea concreta dentro del contexto, etc.
  • La coma es vital tanto a la hora de redactar y comprender un texto como a la hora de traducirlo correctamente a otras lenguas.
  • No utilizar la coma o colocarla en un lugar indebido dentro de una frase es una falta de ortografía.

 

Cuándo utilizar la coma

Llegamos al meollo de la cuestión, a la duda que a todos nos surge cuando redactamos o  corregimos un texto: ¿cuándo es obligatorio utilizar la coma?

Hay varias reglas ortográficas del uso de la coma, pero las más habituales podrían ser las siguientes:

  1. Utilizamos la coma para separar elementos de una enumeración siempre y cuando no aparezcan en la frase las conjunciones y, o, ni.

Un ejemplo de uso correcto de la coma según esta norma:

Ayer me compré dos faldas, una bufanda y dos pares de zapatos.

Y un ejemplo de uso incorrecto de la coma según esta norma:

Ayer me compré dos faldas, y una bufanda y dos pares de zapatos.

 

  1. Utilizamos la coma para delimitar y dar más énfasis a un vocativo.

Ese vocativo puede aparecer al principio de la frase, en el medio o al final. En el primer caso, la coma se colocará después del vocativo; en el segundo caso, escribiremos el vocativo entre dos signos de coma; en el tercer y último caso la coma precederá a la anotación del vocativo. Qué frases tan largas, ¿no? Lo vemos mejor con tres ejemplos:

María, cuando vuelvas del trabajo recoge a Lía.

Cuando vuelvas del trabajo, María, recoge a Lía.

Cuando vuelvas del trabajo recoge a Lía, María.

 

  1. Utilizamos la coma para aclarar un concepto dentro de una oración. Según los correctores de estilo de ABC Translink, este es el típico error que se comete con el uso de la coma en castellano. Un ejemplo para que no se te olvide:

ABC Translink, la agencia de traducción, ofrece también un servicio de corrección de textos.

 

¿Sueles tener problemas con el uso correcto de la coma en castellano? Nos gustaría leer tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *