¿Es posible aprender inglés jugando?

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Con el boom de Internet, los mensajes sobre traducción y aprendizaje de idiomas se han disparado y, también, las diferentes estrategias de aprendizaje que, supuestamente, consiguen que hablemos inglés, alemán, francés, chino o japonés en 10 lecciones o con 1000 palabras.

Una de las metodologías de aprendizaje que más están triunfando este año es el GBL o Game-Based Learning; un término que, traducido al castellano, sería algo así como aprendizaje basado en el juego. ¿Es posible aprender idiomas como, por ejemplo, el inglés jugando? Para averiguarlo hemos preguntado a unos profesionales que trabajan a diario con este idioma: los traductores de ABC Translink.

aprender inglés

Las bases del éxito del GLB

El GLB o aprendizaje mediante el juego parece que es un concepto moderno, pero no lo es. De hecho, esta forma de enseñar a los niños a adquirir conocimientos o destrezas sobre alguna materia lleva décadas practicándose en prácticamente todas las culturas. Si piensas un poco, seguro que recuerdas esas canciones escritas en inglés o en francés que aprendíamos en el colegio, los puzles de letras para formar frases, los juegos de cartas con animalitos y su nombre traducido al inglés, etc.

Pero ha sido el increíble avance de la tecnología el culpable de que la gamificación se haya extendido como la espuma desbordando los límites del aula y llegando al público adulto a través de sus tabletas y móviles.

El éxito de la metodología de aprendizaje que mezcla diversión con adquisición de conocimientos se apoya en varias características que tenemos en común casi todos los seres humanos independientemente de nuestra edad, sexo o raza, por ejemplo:

  • La curiosidad.
  • La competitividad.
  • El deseo de no aburrirnos.
  • El deseo de tener éxito, de destacar.
  • Las ganas de disfrutar, reír, soñar, etc.

 

No todos los juegos sirven para aprender inglés

Los profesionales de ABC Translink especializados en traducir materiales didácticos nos cuentan que aprender inglés jugando es posible siempre y cuando la base metodológica esté bien planteada y estructurada pensando tanto en el alumnado como en la materia a impartir y en los objetivos a alcanzar. Esta frase parece un poco liosa, ¿verdad?

Seguramente lo entenderemos mejor si decimos que para que un juego sirva como recurso didáctico debe estar adaptado a la persona que va a utilizarlo y a su nivel de conocimientos previos sobre la materia que va a estudiar. Además, ese juego didáctico debe tener un objetivo diferente al de pasar el rato, debe servir para que la persona que lo disfrute – el alumno –  aprenda algo, en este caso inglés.

 

Recursos didácticos para aprender inglés jugando

Ya sabes cuál es uno de los problemas que tiene Internet: contiene tanta información que nos perdemos. Es tan grande este pajar, que encontrar la aguja que necesitamos en un momento determinado a veces se convierte en una misión imposible.

Una solución a este problema de exceso de información es abrir varias carpetas en nuestro ordenador para ir colocando los recursos que más nos interesan en función de su temática: traducción, redacción, maquetación, corrección de estilo, prensa internacional, interpretación, recursos de aprendizaje, etc.

 

En esa última carpeta, recursos de aprendizaje, podrías empezar a colocar los siguientes recursos gratuitos para aprender inglés jugando:

 

¿Conocías estos cinco recursos para aprender inglés jugando? ¡Cuéntanoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *