¿Necesitas traducir tu tienda virtual?

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Una de las alternativas al comercio tradicional es abrir una tienda virtual en varios idiomas, un comercio con las puertas abiertas 24 horas al día y que pueda llegar a miles y miles de clientes en cualquier rincón del mundo. Si estás pensando en abrir una tienda virtual para vender productos y servicios aquí y en otros países sigue leyendo porque hoy te desvelamos algunas claves para rentabilizar de verdad tu inversión.

Traducir tienda virtual

Traducir una tienda virtual ¿en cuántos idiomas?

La primera decisión que tienes que tomar antes de pedir un presupuesto para hacer traducir tu tienda virtual es tan lógica como parece: decidir en cuántos idiomas vas a mostrar tus productos y tus servicios.

Desde el punto de vista económico, esta es la decisión más importante que vas a tomar no sólo porque la traducción costará más o menos dinero, sino porque la elección de idiomas incrementará los costes de otras partidas presupuestarias. Por ejemplo, tendrás que dedicar más tiempo y más dinero a:

  1. La programación de contenidos visibles. Si tu tienda virtual tiene en stock 10000 productos, tendrás que duplicar, triplicar o cuadriplicar la creación de sus fichas. También tendrás que multiplicar la programación de otros contenidos web como, por ejemplo, las condiciones de venta, la información corporativa sobre tu empresa, la protección de datos personales, etc.
  2. La programación de contenidos invisibles. Seguro que sabes que cualquier página web tiene unos contenidos visibles para el usuario (textos, imágenes, banners publicitarios, etc.) y otros contenidos invisibles para el lector, pero visibles para los motores de búsqueda. Sí, estoy hablando del famoso SEO, Search Engine Optimization o, en perfecto castellano, Optimización para los Motores de Búsqueda.

Es verdad que la mayoría de software de creación de tiendas virtuales incluye plugins de traducción SEO; pero por experiencia te puedo decir que hace falta la figura de un traductor especializado en SEO que revise la traducción automática de las etiquetas ALT, los títulos, las descripciones, etc., todo el texto SEO supuestamente traducido que en la práctica no es tan eficaz como debería.

  1. La creación y mantenimiento de las redes sociales que sirvan de soporte a la publicidad de tu tienda virtual. Los clientes que te siguen en Facebook, Twitter, Google Plus o Linkedin quieren que les hables en el mismo idioma en el que les estás vendiendo los productos de tu tienda en línea.
  1. La comunicación con tus clientes. Si haces traducir tu tienda virtual a 10 idiomas diferentes, ten en cuenta que los clientes que hablen esos idiomas exigirán que los correos electrónicos, los boletines digitales o las videoconferencias para aclarar problemas o dudas se hagan en su propio idioma. Si no quieres perder a esos clientes, tendrás que invertir un extra en hacer traducir esos documentos, en contratar a un intérprete para las conversaciones telefónicas o por videoconferencia, etc.

Entonces, ¿en cuántos idiomas te recomendamos que muestres tu tienda virtual? Por la experiencia de ABC Translink en la traducción para el comercio electrónico, podríamos decirte que en este caso más es menos. Es decir: traduce tu tienda virtual sólo a los idiomas que realmente necesites, ni uno más, ni uno menos. ¿Y cuáles son esos idiomas?: los que hable la mayoría de tus clientes.

¿Quieres que un profesional de ABC Translink te asesore en la traducción de tu tienda virtual? Envía ahora un mensaje y dile lo que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *