Palabras en peligro de extinción: las herramientas

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Aparte de ver crecer a los niños, la mejor forma de darnos cuenta de cómo pasa el tiempo es recordar el nombre de oficios y herramientas en peligro de extinción. Palabras como garlopa, pisón, romana o artesa que los años han sustituido por tabletas, teléfonos móviles, portátiles… Hoy en nuestro blog hacemos un pequeño homenaje a los viejos tiempos en los que la artesanía y el cultivo ecológico no eran moda, sino realidad. Hoy recordamos algunas de las más entrañables palabras en peligro de extinción del castellano: las herramientas. ¿Nos acompañas?

herramientas

Herramientas olvidadas: la garlopa

En unos tiempos en los que la industria del mueble ha adoptado nombre sueco, es difícil encontrar buenos muebles y mejores ebanistas, hombres y mujeres que trabajaban la madera con unas herramientas tan ingeniosas como útiles. ¿Un ejemplo? La humilde garlopa, esa especie de cepillo largo que los profesionales de la madera utilizaron durante siglos para igualar y alisar las junturas de las tablas.

Herramientas olvidadas: el pisón

En unos tiempos más sencillos que los actuales, las personas no tenían ni tiempo ni paciencia para inventar complejos nombres que designaran las herramientas con las que se ganaban el pan. Un buen ejemplo lo encontramos en el llamado pisón, una herramienta agrícola que, como nos cuenta la RAE, servía para pisar o apretar la tierra, las piedras, etc.

Otra de las acepciones de pisón es mazo del batán. ¿Qué es un batán? Según los correctores de estilo de ABC Translink, un batán es una máquina, un ingenio hidráulico que ahora podemos ver sólo en algunos museos rurales y que servía para golpear y enfurtir (dar cuerpo) los paños y otros tejidos de lana.

Herramientas olvidadas: la romana

Una romana es una señora de Roma, eso es cierto. Pero en los tiempos en los que los campesinos iban a vender sus berzas, patatas, zanahorias y lechugas al mercado de la ciudad romana también significaba pesa o balanza. Su nombre proviene de la ciudad donde se inventó esta ingeniosa herramienta para comerciar, un instrumento de medición bastante preciso que todavía se puede admirar en algunos rastrillos de domingo o en algunos mercadillos del agricultor de ciudades como León, Burgos o Salamanca.

Herramientas olvidadas: la artesa

Terminamos nuestra selección de palabras de herramientas olvidadas con una de las más curiosas del diccionario de la RAE: artesa. Su definición literal es “Cajón cuadrilongo, por lo común de madera, que por sus cuatro lados va angostando hacia el fondo y sirve para amasar el pan y para otros usos.”

Una definición larga, pero una utilidad sencilla: elaborar ese pan rico que duraba días y días en la panera y que ahora sólo podemos recordar por fotos.

 

¿Conocías la palabra artesa? ¿Y garlopa, pisón o romana? Nos gustaría que compartieras tus recuerdos de palabras olvidadas con nosotros.

 

Puedes leer el resto de artículos de esta serie de palabras en peligro de extinción pulsando sobre sus títulos:

  1. La vuelta al cole.
  2. El tiempo de ocio.
  3. Los oficios.
  4. Los insultos.
  5. Los verbos.
  6. Los refranes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *