Archivo de la etiqueta: ABC

Redes Sociales para traductores: Linkedin.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hoy en día prácticamente no se concibe que una empresa o un profesional freelance no tenga abiertos en Internet uno, dos o tres perfiles sociales. Ya no es una cuestión de moda, apetencia o actitud innovadora, tampoco depende de si te dedicas al sector de la traducción, a la abogacía o al comercio: si una empresa no abre unas vías de comunicación con sus clientes, proveedores y colegas de profesión a través de Facebook ABC Translink, Twitter ABC Translink, Google Plus ABC Translink o Linkedin ABC Translink algo está pasando, algo no se está haciendo bien dentro del área de comunicación de esa entidad.

En ABC Translink llevamos varios años participando en diferentes redes sociales, en aquellas que creemos que se ajustan mejor a nuestra personalidad corporativa, intereses profesionales como la traducción y la interpretación, inquietudes sociales y altruistas (asociaciones sin ánimo de lucro), etc. Una de las redes sociales en las que mantenemos una alta actividad diaria es bien conocida por las empresas y profesionales no sólo de España, sino del resto del mundo: Linkedin ABC Translink.

LINKEDIN ABC Translink

 

Un poco de historia.

La historia de Linkedin es una infografía perfecta del eterno sueño norteamericano: a finales de los años 90 un visionario emprendedor californiano llamado Reid Hoffman comenzó a darle vueltas a la idea de crear una inmensa red social global enfocada única y exclusivamente al entorno empresarial, a los negocios. Después de varios años de trabajo, relaciones y contactos Hoffman y algunos amigos lanzan al mercado Linkedin; estamos en mayo de 2003.

Desde entonces y hasta ahora, en Linkedin han pasado muchas cosas, casi todas ellas tan buenas como su número de usuarios activos: 187 millones de profesionales (datos oficiales del 2014).

 

Nuestros grupos en Linkedin.

Si formas parte de esos millones de usuarios que utilizan a diario la red social más antigua del universo web seguro que conoces bien su funcionamiento, sobre todo el de los llamados grupos. Existen grupos generales y específicos para prácticamente todas las líneas de negocio e intereses profesionales que se te ocurran. Como agencia de traducción, en ABC Translink formamos parte activa de 29 grupos de Linkedin, interesantes foros de encuentro en los que a diario contactamos con empresas clientes, otras agencias de traducción e interpretación, traductores e intérpretes independientes, asociaciones empresariales, asociaciones sin ánimo de lucro… Una pequeña muestra:

–  Directivos y Dirigentes España.

– Emprendedores y Directivos.

– Idacción: Emprendedores y Empresarios.

– ONG 2.0.

– Arabic Translation.

– Traductores e Intérpretes Profesionales.

– Traducción/Interpretación.

– Turismo 2.0.

 

¿Todavía no sigues a ABC Translink en Linkedin? ¡Pulsa aquí!

3 consejos para traducir… anuncios publicitarios.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Que levante la mano la persona que nunca se haya visto fascinada por un anuncio. Aunque el exceso de los mensajes publicitarios haya provocado un efecto repulsa entre los consumidores, está claro que la publicidad tiene algo, posee una magia que suscita amor y odio a partes iguales. Hoy, en el blog de ABC Translink vamos a hablar de la publicidad desde el punto de vista de nuestro sector profesional: el de la traducción profesional.

TRADUCCIONES-PUBLICITARIAS-

Traducir o no traducir el discurso publicitario.

Aunque el consumidor final del anuncio no lo perciba de forma consciente, en un discurso publicitario hay un fuerte componente emocional que se trasmite, precisamente, con palabras.

Las palabras trascienden su propio significado y se convierten en vehículos de emociones, recuerdos y, lo más importante, en deseos que se traducirán en compras. Entonces, si las palabras son tan importantes, ¿es preciso traducirlas siempre? En la mayor parte de los casos sí. Date cuenta de que los traductores publicitarios realizan un intenso trabajo previo de localización por algo; estudian tanto la cultura, como los modismos, giros y dobles significados de los textos para que estos funcionen en cada mercado concreto, de ahí la necesidad de la traducción.  Pero en algunos textos la traducción se vuelve innecesaria. Por su sencillez, ritmo y poder de evocación, algunos textos deben mantenerse en el idioma original del creativo que los imaginó. Un ejemplo:

– Today. Tomorrow. Toyota.

Si tradujéramos este eslogan del inglés al castellano, obtendríamos: “Hoy. Mañana. Toyota”. De un plumazo y por obra y gracia de la traducción, estaríamos perdiendo la paranomasia del mensaje, esa semejanza fonética que aporta al mensaje la musicalidad y el ritmo que, aunque no lo parezcan, son los auténticos responsables de las emociones que intenta despertar este anuncio.

De todas formas, el 95% de los textos publicitarios deben traducirse, así que vamos a darte 3 consejos nacidos de la experiencia adquirida por los traductores nativos de ABC Translink especializados en la traducción publicitaria.

 

Consejo 1: cuidado con los false friends

Los falsos amigos o falsos cognados son algunos de los peores enemigos de los traductores. Si recuerdas, denominamos false friends a aquellos términos que se parecen fonéticamente en dos o más idiomas, pero que tienen un significado diferente en cada uno de ellos. Si quieres ver una lista de los principales falsos cognados que debes evitar en tus traducciones publicitarias, pulsa aquí.

Consejo 2: localiza antes de traducir

No nos cansaremos de decirlo: en gran parte de las traducciones hay que realizar un trabajo previo y muy intenso de localización. En las traducciones publicitarias esta premisa se convierte en una máxima. Cada sociedad, cada cultura y cada lengua tienen unas características propias que no se recogen ni en los libros de texto, ni en los diccionarios, las enciclopedias o los corpus lingüísticos, unas peculiaridades que un buen traductor debe saber utilizar para ofrecer su mejor trabajo de traducción.

Consejo 3: sé lo más fiel posible. 

Como señala uno de los expertos que más se leen y estudian en las Facultades de Traducción, el gran Valentín García Yebra “La regla de oro para toda traducción es, a mi juicio, decir todo lo que dice el original, no decir nada que el original no diga, y decirlo todo con la corrección y naturalidad que permita la lengua a la que se traduce”.

 

Esta regla de oro es especialmente importante a la hora de traducir mensajes publicitarios. Los creativos publicitarios dedican cientos de horas a cada campaña, trabajan utilizando datos estadísticos, informes, encuestas e investigaciones, conocen el producto y servicio que desean publicitar y han pensado bien cada anuncio que lanzan al mercado. Los traductores profesionales deben respetar ese saber hacer de los publicistas y procurar trasladar su mensaje a otros idiomas lo más fielmente posible en función del idioma, la sociedad y las normas culturales del consumidor final.

 

¿Añadirías algún consejo más? ¿Cuál?  

3 consejos para traducir acrónimos.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

La ausencia de una normativa internacional general o el desconocimiento de las normas internas de un país pueden complicar al traductor la tarea de traducir los acrónimos. Hoy en el blog de ABC Translink hablamos de estas siglas y vocablos desde nuestro punto de vista profesional: el de la traducción.

IMAGEN-OVNI


La definición

Recurrimos al DRAE para refrescar las dos definiciones en castellano del término acrónimo. La primera de estas definiciones es bien conocida por todos:

– “Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olador) n(o) i(dentificado).”

La segunda acepción no es tan conocida por el gran público:

– “Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (crédi)to.”


¿Se deben traducir todos los acrónimos?

Como suele ocurrir, la respuesta a esta pregunta es: depende. Piensa, por ejemplo, en el acrónimo FBI, ¿crees que sería necesario traducirlo al español? ¿Y FIFA, ADSL o SIM? Algunas siglas han traspasado las fronteras de su idioma original y han pasado a formar parte del vocabulario de otros idiomas por lo que, en general, no debemos traducirlas.

Un ejemplo a la inversa: ¿crees que los lectores entenderían el acrónimo AIDS o deberías incorporar la traducción al español SIDA? Lo mismo ocurre con otras siglas y vocablos del sector de la salud como, por ejemplo, ADN en lugar de DNS.

3 consejos para traducir acrónimos.

  1. Investiga.

Revisa la normativa en el idioma de destino. Si no existe una normativa específica al respecto, podemos solucionarlo echando un vistazo a las noticias sobre el tema publicadas por los principales medios de comunicación del país.

 

  1. Utiliza el sentido común.

Un elemento común a todas las traducciones es que el lector final comprenda plenamente el mensaje. Si dudas sobre traducir o no un acrónimo, revisa el contexto general del documento y valora si traduciendo ese término concreto facilitarás la comprensión del texto por parte del lector o no.

 

  1. Sé consecuente.

Si en un texto decides no traducir un acrónimo concreto no lo hagas, pero no cambies de idea a la mitad de la traducción y escribas ese acrónimo con su traducción en el idioma de destino.

 

¿Necesitas traducir textos con acrónimos?

Traducir audiodescripciones, todo un reto.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

A finales de agosto del año pasado publicamos en el blog de ABC Translink un artículo que provocó muchas y variadas respuestas en nuestro perfil de Linkedin. Se titulaba La traducción audiovisual, mucho más que palabras, ¿recuerdas? En ese texto reflexionábamos sobre una de las especialidades de la traducción más demandadas por las productoras audiovisuales. En las conversaciones con nuestros seguidores surgió un tema paralelo y muy interesante, la traducción de audiodescripciones.

Hoy vamos a intentar explicar en qué consiste este fascinante trabajo que también te ofrecemos en nuestra agencia de traducción.

Audiodescripcion-Amelie

La definición

No localizamos el término audiodescripción en el DRAE, pero sí en la Norma UNE 153020 de audiodescripción para personas con discapacidad visual que se publicó en nuestro país hace muy poquito, en el año 2005:

Sistema de apoyo a la comunicación que consiste en el conjunto de técnicas y habilidades aplicadas, con objeto de compensar la carencia de captación de la parte visual contenida en cualquier tipo de mensaje, suministrando una adecuada información sonora que la traduce o explica, de manera que el posible receptor discapacitado visual perciba dicho mensaje como un todo armónico y de la forma más parecida a como lo percibe una persona que ve”.

 

Una buena audiodescripción debe conseguir que el invidente perciba cada escena de la película, el anuncio publicitario o la obra de teatro de la forma más realista posible. Debe conseguir, en definitiva, que el invidente vea a través de sus oídos.

Traducir no redactar.

La redacción de audiodescripciones no es nada sencilla, pero su traducción tampoco lo es. Estoy recordando, por ejemplo, una escena audiodescrita de la conocida película francesa Amelie (Jean-Pierre Jeunet. 2001). Desde mi punto de vista, el redactor original del texto no estuvo demasiado inspirado ese día. Trascribo la traducción que se realizó al español:

TXT-audiodescripcion

¿Qué te parece? Un poco soso, ¿verdad? Sobre todo si, viendo con tus propios ojos esta escena clave de Amelie te das cuenta de que el redactor de la audiodescripción no describe la intensa mirada que la protagonista le dirige al joven que entra en el café. Tampoco indica que, extrañamente, Amelie no responde a su tímido saludo, ni que sigue secando las tazas mientras sigue sus pasos con la mirada. La voz en off tampoco le cuenta al oyente invidente cómo es el ambiente de la cafetería, si es luminosa u oscura o si es de día o de noche. Tampoco nos cuenta si vemos más clientes en el local o si, por ejemplo, nuestro protagonista toma asiento frente a la puerta del café (a la vista directa de Amelie) o no. Y así podríamos seguir y seguir.

Es decir, con esta audiodescripción es difícil que una persona con carencias visuales pueda visualizar esta escena vital de Le fabuleux destin d’Amélie Poulain.

Entonces ¿la traducción debe cubrir estas aparentes deficiencias de la redacción original? Por supuesto que no. El traductor audiovisual debe, en este caso, trasladar las palabras de la descripción de uno a otro idioma. Simplemente se meterá en el bolsillo las ganas que le entren de mejorar la explicación  para invidentes y hacer su trabajo de la mejor manera posible. ¿O no?

¿Crees que la traducción debe mejorar la redacción original de una audiodescripción?

Aprendiendo más sobre… la interpretación

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Una de las consecuencias directas de la globalización de productos y servicios es el crecimiento de una necesidad empresarial, la de la  interpretación.

Introducirse en un mercado nuevo, diferente al del país donde hemos crecido, presenta innumerables retos. Adaptarse a los gustos de nuestros socios transnacionales, conocer las tendencias tradicionales de consumo de cada país o región, intentar comprender sus costumbres y cultura, etc. Todos ellos son retos importantes pero, quizá, la mayor barrera que podemos encontrarnos a la hora de internacionalizar nuestra empresa sea la idiomática.  La interpretación se convierte, así, en una pieza clave para alcanzar el éxito en nuestras operaciones internacionales. Pero ¿sabemos realmente en qué consisten los servicios de interpretación? ¿Son diferentes de los de traducción? Hoy te lo contamos en ABC Translink en forma de una tanda de preguntas breves, las famosas FAQ (preguntas más frecuentes, por sus siglas en inglés). A ver qué te parece:

Servicios de interpretación ABC Translink

Servicios de interpretación ABC Translink

Pregunta: ¿Traductor es sinónimo de intérprete?

Respuesta: No.

Ambos profesionales son expertos en idiomas y lingüística y su función principal es la de trasladar un idioma a otro, pero realizan funciones diferentes y utilizan herramientas también distintas para llevar a cabo su trabajo. De forma muy simple podríamos decir que el traductor trabaja con documentos textuales y el intérprete con locuciones.

 

Pregunta: ¿Es lo mismo interpretación consecutiva que interpretación simultánea?

Respuesta: No.

La interpretación consecutiva se utiliza en pequeñas reuniones de dos o tres personas. El intérprete escucha las frases emitidas por uno de los interlocutores y, a continuación, las traslada al idioma del otro u otros contertulios. En la interpretación simultánea – la más utilizada en congresos o ponencias multitudinarias – el intérprete traslada las palabras del ponente a otro idioma casi al mismo tiempo en que se van emitiendo.

Pregunta: ¿Qué es el chuchotage?

Respuesta: Susurrar la interpretación.

El término chuchotage no tiene equivalente literal en nuestro propio idioma aunque, quizá, podríamos traducirlo como susurrar. Seguro que lo has visto más de una vez en la televisión: un político debe reunirse con otro con el que no comparte el mismo idioma. Ambos se hacen acompañar por un intérprete que se coloca a su lado y, de forma muy discreta, va susurrando discretamente al oído la interpretación de cada frase. Es una tarea fascinante, pero extremadamente agotadora y, sobre todo, muy delicada y de una gran responsabilidad.

Chuchotage


Pregunta: ¿Qué dos características debería tener el intérprete ideal?

Respuesta: Imparcialidad y literalidad.

La interpretación es una tarea en la que una simple palabra o expresión puede modificar el sentido del mensaje. Un intérprete cualificado tiene que dejar de lado sus preferencias políticas o ideológicas cuando se sumerge en su trabajo. Su responsabilidad consiste en trasladar cada frase de forma literal pero comprensible y adaptada a las peculiaridades idiomáticas de sus oyentes (expresiones, jerga, etc.).

 

¿Necesitas más información? Servicios de interpretación de ABC Translink.

La traducción publicitaria, escribir para convencer.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

A diario todos somos bombardeados por cientos de mensajes publicitarios. Algunos están escritos directamente en español, pero otros muchos han sido escritos originalmente en inglés, francés, chino, alemán, árabe, etc. ¿Has pensado alguna vez quién traduce estos anuncios publicitarios? ¿Qué magos de la traducción son capaces de trasladar esas frases emocionales a un lenguaje que al consumidor le llegue al corazón?

Hoy en ABC Translink hablamos de la traducción publicitaria con tres ejemplos reales de lo que no se debería hacer. Además de hacernos sonreír, estos ejemplos nos pueden dejar una interesante moraleja: elijamos a la mejor agencia de traducción para traducir nuestros eslóganes y anuncios antes de lanzarlos a los mercados extranjeros.

mazda-laputa


Volando en cueros con American Airlines.

Hace unos años, la compañía norteamericana American Airlines invirtió un montón de dinero en publicitar la incorporación de unos cómodos y lujosos asientos de cuero en la primera clase de sus aviones. En inglés el eslogan de la campaña era “Fly in leather” y, como ves, lo tenía todo, era corto, rotundo y fácil de leer. El problema surgió cuando los traductores de la compañía trasladaron esta frase al español de forma literal. ¿El resultado? “Vuela en cueros”. Un poco atrevido, ¿verdad?

“Nothing sucks like an Electrolux”

¿Cómo traducirías al inglés coloquial esta frase? ¿Quizás como “Nada apesta tanto como una Electrolux”? Esto es lo que le ocurrió a la conocida empresa de origen escandinavo Electrolux. Supuestamente, el eslogan quería transmitir a los consumidores la idea de que las aspiradoras de esta marca aspiraban o chupaban perfectamente la suciedad allí por donde pasaban. Lamentablemente, el traductor no tuvo en cuenta un aspecto fundamental en la traducción publicitaria: la existencia del lenguaje coloquial.

El palito de estiércol de Clairol

Clairol es una marca de cosméticos bastante conocida en Estados Unidos. Uno de los productos de su gama, un perfilador de ojos, fue bautizado en inglés con un sugerente nombre, “Mist stick”, traducido al español como “Palito de niebla”. El problema surgió cuando los directivos de la empresa decidieron no invertir en traducciones y lanzar ese producto con su nombre original en el estado alemán de Baviera. El problema es que en la jerga coloquial de esta parte de Alemania “mist stick” se traduce, literalmente, como “palito de estiércol”. Como te imaginarás, el producto no tuvo una acogida demasiado entusiasta por parte de sus posibles compradoras.

 

En definitiva, y según nuestra experiencia, los profesionales que se dedican a la traducción publicitaria no solo deben conocer a fondo los dos idiomas implicados en una traducción – el idioma materno y el idioma final del mensaje – sino que tienen que ser expertos en las raíces culturales y lingüísticas de las comunidades residentes en los países destino de la traducción. Deben tener, en definitiva, unos conocimientos extra lingüísticos que les permitan, junto con el departamento de comunicación de la empresa cliente, crear eslóganes y textos publicitarios comprensibles y convincentes. Dos cualidades imprescindibles para optimizar la inversión publicitaria de cualquier empresa del mundo.

 

¿Quieres más información? Contacta con ABC Translink.

 

Los 5 idiomas más comunes en Estados Unidos.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Si tu empresa ha decidido internacionalizar sus productos o servicios en la segunda potencia económica mundial (la primera es China) o eres un profesional que está pensando en ir a trabajar a este extenso y rico país, este artículo está escrito expresamente para ti.

Ante la pregunta ¿qué idioma se habla en Estados Unidos? La respuesta más obvia es: inglés. Y es cierto, un 95% de la población que reside en Estados Unidos habla fluidamente la lengua de Shakespeare. Pero además del inglés en este país norteamericano las empresas y los consumidores se relacionan en muchos otros idiomas. Así que si tu objetivo es trabajar o hacer negocios en una región concreta de Estados Unidos, la siguiente lista de los 5 idiomas más hablados te va a resultar muy útil.

Idiomas USA

1. Español.

No es ninguna novedad que el idioma de nuestro país sea el segundo más hablado en los Estados Unidos. Es habitual escuchar hablar en español en muchos rincones de este país, pero especialmente en Miami, Chicago, Los Ángeles o  Nueva York.

 

2. Francés.

En los últimos 30 años la población francófona estadounidense se ha incrementado en más de un 25%. Estas personas habitan en diferentes regiones del país pero especialmente en las zonas de Boston, Washington DC, Miami y New York.  

 

3. Italiano.

En el siglo XX cientos de miles de italianos emigraron a Estados Unidos. Cien años más tarde el resultado es una preeminencia de este idioma en Chicago, Boston y Filadelfia.

 

4. Portugués.

Cerca de 700.000 estadounidenses hablan con soltura otro de los idiomas de la península ibérica, el portugués. La mayor parte de esta población reside en Providence, Boston, Miami y Nueva York.

5. Alemán.

Cerramos nuestra lista con otra de las lenguas de la vieja Europa: el alemán. A pesar de que en las últimas décadas la población germano parlante se ha reducido en un 30%, más de 1 millón de personas se comunican fluidamente en este idioma. Esta población se concentra, sobre todo, en Nueva York, Washington DC, Los Ángeles y Chicago.

¿Necesitas traducciones al inglés, al francés, al italiano, al portugués o al alemán?

De negocios por el sudeste asiático.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Si echas un vistazo a la prensa internacional verás que una de las claves de la recuperación económica en España pasa por la internacionalización. Exportar productos y servicios de calidad ha dejado de ser una actividad propia de las grandes empresas. Pequeños empresarios y autónomos pueden, a día de hoy, dar el gran salto y presentar sus servicios al mundo entero.

Cámaras de Comercio, Asociaciones de Profesionales, Ayuntamientos, etc., ofrecen información personalizada a todas las empresas que quieren comenzar a exportar sus productos y servicios. Los datos económicos, coyunturales y sociales que ofrecen suelen ser valiosos pero, quizás, falta esa información de primera mano que sólo podremos obtener después de muchas horas buceando por Internet.

Hoy en nuestro blog te vamos a facilitar un poco el proceso de internacionalización. ¿Cómo? Con unos pequeños consejos básicos para entrar con buen pie en uno de los mercados internacionales más atractivos del mundo: el sudeste asiático.

Internacionalización en Asia

El saludo.

El saludo internacional comúnmente admitido en oriente y occidente es el apretón de manos. Pero este tradicional saludo tiene algunos matices en los países asiáticos:

– Si tu interlocutor es una mujer espera a que ella de el primer paso.

– Acompaña el saludo con un leve movimiento de cabeza.

– No acompañes el saludo con palmadas amistosas en los brazos o la espalda.

– Si te presentan a un niño evita tocarle la cabeza.

La vestimenta.

En este caso es preferible que pequemos de conservadores. Los hombres elegirán traje completo con corbata y chaqueta. Las mujeres deberán decantarse por trajes sobrios de chaqueta y falda o pantalón. Es aconsejable evitar el uso excesivo de perfumes, joyas o complementos excesivamente llamativos.

Las conversaciones y reuniones.

En las conversaciones de negocios es donde mejor se aprecian las diferencias culturales entre oriente y occidente. Algunos consejos prácticos:

– Sé puntual. En general, los asiáticos consideran la impuntualidad como una grave falta de respeto.

– Evita los excesos. Hablar demasiado efusivamente de un proyecto o un éxito comercial anterior puede ser interpretado como un gesto de prepotencia.

Contrata un intérprete. Aunque la mayoría de jóvenes empresarios orientales dominan el inglés, es aconsejable contratar los servicios de una agencia de interpretación profesional que conozca a fondo el país que vas a visitar. Conocer y manejar los giros y modismos propios de cada región son fundamentales para el éxito de la internacionalización de tu empresa.

 

No sólo China.

Cuando leemos sobre el sudeste asiático tendemos a pensar sólo en China. Es lógico ya que este gran país asiático es la primera potencia económica mundial pero, también, es un país sumamente competitivo al que no todos los extranjeros pueden acceder fácilmente.

En el sudeste asiático hay muchos países casi vírgenes en cuanto a introducción de empresas europeas y americanas. Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar, Singapur, Indonesia, Malasia, Filipinas, Brunei y Tailandia conforman un grupo de países con un PIB de más de 845.000 millones de dólares y un crecimiento económico que se incrementa año tras año.

¿Cuál es el principal problema para introducirse con éxito en estos jugosos mercados? La brecha cultural. ¿Cuál es una solución sencilla y rentable a corto y medio plazo? Realizar un completo trabajo de localización previo a la traducción de los materiales corporativos de tu empresa.

 

¿Más información?

La interpretación automática: mitos, leyendas y realidades.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

¿Has utilizado alguna vez un programa de traducción automática? Cierto es que esas traducciones no son perfectas (ni mucho menos), pero sí nos sirven para hacernos una idea general de lo que quiere decir el autor de un texto. Pero hoy no vamos a hablar de las ventajas y desventajas de los traductores automáticos, sino de sus primos hermanos, mucho menos conocidos, pero que están irrumpiendo con fuerza en el mercado internacional: los intérpretes automáticos.

Qué es la interpretación automática.  

El funcionamiento de la interpretación automática es muy similar al de la traducción. En el segundo caso el traductor automático convierte palabras escritas en un idioma en palabras escritas en un idioma diferente. En la interpretación se traducen sonidos: el usuario emite palabras en un idioma determinado y la máquina las devuelve también de forma sonora (voz) en el idioma que decidamos. Puede sonarnos a ciencia ficción, pero es una realidad en la que están trabajando los investigadores en tecnologías de la traducción de muchos países del mundo.

 

Cómo funciona.

En la interpretación automática intervienen dos tipos de software complementarios:

– Software de reconocimiento de voz: una serie de instrucciones informáticas que reconoce los distintos sonidos que emite el hablante trasformando las ondas sonoras en palabras, entonaciones y silencios.

– Software de traducción: un segundo programa informático capta las palabras registradas en un idioma, las interpreta teniendo en cuenta el léxico, la sintaxis y la semántica, busca su equivalente idiomático en una amplísima base de datos y emite su resultado de forma oral.

Interpretación automática

No parece sencillo y no lo es. Al software de reconocimiento de voz, por ejemplo, le falta mucho para ser perfecto. El acento propio del hablante, su estilo particular de pronunciar las sílabas, los silencios o pausas que se intercalen entre las palabras o la forma particular de entonar pueden modificar sustancialmente los resultados.

Respecto al software de traducción, todos sabemos cómo funcionan estos programas.  Sus traducciones literales han dado origen a multitud de chistes y artículos como aquel que escribimos sobre la traducción automática de la palabra jamón, ¿te acuerdas?

¿Desbancarán estos programas a los intérpretes profesionales?

Los investigadores todavía están a años luz de ofrecer al mercado un sistema de interpretación fiable al 100%. Estos intentos son útiles para, quizá, sacarnos de un apuro (como un viaje de ocio a un país en el que no se hable nuestro idioma), pero poco más. La comunicación que nos pueden ofrecer a día de hoy los intérpretes automáticos no es fiable y eso, precisamente, es la clave para que no podamos utilizarlos en nuestros proyectos empresariales. Igual que ocurre con los traductores automáticos, los intérpretes automáticos ofrecen a los usuarios una aproximación del mensaje, nos permite hacernos una idea de qué habla nuestro interlocutor, pero poco más.

De todas formas, tenemos que tener en cuenta que los traductores automáticos han cambiado la forma de vivir y trabajar de millones de personas. ¿Harán lo mismo los intérpretes automáticos? El tiempo nos lo dirá.

 

Ver servicios de Interpretación de ABC Translink

La traducción literaria, un trabajo fascinante.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

El otro día estaba releyendo una de las sagas literarias que estuvo de moda hace unos años: La Torre Oscura de Stephen King. Al final de la cuarta entrega, el editor decidió incluir el primer capítulo de lo que sería la quinta historia. Lo leí e, inmediatamente, empecé con el siguiente volumen. La sorpresa fue mayúscula. No sólo parecía que estaba leyendo una historia completamente distinta a la que disfruté al final del primer libro sino que ni siquiera me gustaba algo que hacía cinco minutos me apasionaba. ¿Qué ocurrió? ¿Cambió mi gusto literario en esos breves minutos? ¿Dejaron de interesarme las aventuras y desventuras del bueno de Roland Deschain? Pues no, la respuesta era mucho más sencilla y estaba impresa en la primera página del libro: el traductor no era el mismo.

Esta anécdota no es algo aislado y puedes comprobarlo entrando en cualquier foro de lectura. Obras fantásticas escritas originalmente en inglés o francés llegan a nuestro país y fracasan estrepitosamente. Otras, en cambio, alcanzan los primeros puestos de las listas de “Best Sellers” en pocas semanas. ¿Es que los gustos literarios son tan diferentes de un país a otro? ¿O es que la traducción de esas obras ha cambiado su ritmo, su estilo y los sentimientos que pretendía trasmitir el autor?

Traduccion-literaria-3

Traducción-literaria-1Traducción-literaria-2

Traducción-literaria-4

La traducción literaria es, quizá, uno de los trabajos más complejos que puede abordar un traductor profesional. Un buen traductor literario debe poseer una serie de cualidades que le permitan abordar su tarea de forma brillante: ser un gran lector, conocer en profundidad tanto su lengua materna como la lengua de traducción, hacer un intenso trabajo previo de localización y, una cualidad muy obvia que a algunos les pasa desapercibida: ser humilde.

¿A qué me refiero con ser humilde? Muy sencillo, a tener claro que el traductor no es el autor. Nos pasa a todos: estamos leyendo un texto y pensamos que una frase quedaría mejor si sustituyéramos un verbo por otro o si colocáramos un adjetivo delante del nombre. El traductor puede sentir la tentación de reescribir el texto para que quede mejor. Grave error. El traductor debe ceñirse al texto que está traduciendo. No puede tomar la decisión, por su cuenta y riesgo, de sustituir adjetivos o modificar frases. Por supuesto esta tarea no es sencilla ya que el traductor debe adaptar el vocabulario, la gramática y la sintáctica a las peculiaridades de la lengua traducida. Ahí, precisamente, está el arte y la diferencia entre un buen y un mal traductor literario.

¿Recuerdas algún libro mal traducido? ¿Cuál?