Archivo de la etiqueta: agencia traducción internacional

Traducir español americano

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

“En la actualidad, son más de trescientos millones de personas las que se sirven del español en América para cifrar y descifrar el mundo que les ha tocado vivir, para soñar, reír y llorar en el día a día; para amar y morir entre quienes les han visto nacer y crecer”.

Alonso, A., Estudios lingüísticos. Temas hispanoamericanos, 2.* ed., Gredos, Madrid, 1961. — 553 — COMUNICACIONES • JESÚS SÁNCHEZ LOBATO

Una gran parte de los traductores, filólogos y académicos opina que el español no sería el segundo idioma más hablado del mundo si no hubiese arraigado tan profundamente en buena parte de esa tierra maravillosa llamada América.
La lista de países en los que el español es la lengua oficial es larga: Colombia, Argentina, Perú, República Dominicana etc., pero en esas naciones sus habitantes no se comunican en el llamado español de España sino en una serie de variedades idiomáticas que los estudiosos de la lengua denominan en su conjunto español de América o español atlántico. ¿Es preciso tener en cuenta su idiosincrasia y particularidades a la hora de traducir un texto? Por supuesto que . Hoy te lo contamos en el blog de ABC Translink.

Imagen: por Axe (Trabajo propio) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

Imagen: por Axe (Trabajo propio) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

Los cambios inevitables del lenguaje.

Como sabes, los españoles colonizadores de tierras extranjeras perdieron pronto el contacto con la nación que les vio partir. Esa desconexión provocó, entre otras muchas cosas, que su lenguaje coloquial fuera modificándose y adaptándose a las necesidades lingüísticas, sociales y culturales del nuevo hogar. Pensemos, además, que la lejanía geográfica provocó que los colonos establecidos a miles de kilómetros de su patria desconocieran los cambios lógicos de un idioma a lo largo del tiempo.

Un traductor que deba trasladar a otros idiomas un texto escrito en español de América (o al revés) debe conocer a fondo tanto el vocabulario como los giros idiomáticos y las diferencias sintácticas y gramaticales de esa variedad del español. Esta necesidad es, quizá, más perentoria cuando traducimos textos literarios o publicitarios con palabras que deben llegar directamente al corazón del consumidor.

Conocer el vocabulario: fundamental para conseguir una excelente traducción

Los hablantes de español de uno u otro país somos capaces de entendernos en nuestra lengua común a pesar de que existan diferencias gramaticales y sintácticas como, por ejemplo, el uso del voseo (vos en lugar de tú) o el seseo (pronunciar las grafías c y z como si fueran una s, algo que también sucede en las Islas Canarias). A la hora de traducir un texto el traductor debe prestar especial atención a todas esas diferencias, pero además tiene que fijarse especialmente en el vocabulario que habitualmente utilizan los hablantes de uno u otro país. Es decir, el traductor debe saber qué acepciones de cada término son las más utilizadas por la mayoría de la población y también qué términos tienen un doble sentido que puedan modificar el mensaje.

Pensemos, por ejemplo, en el sustantivo piso. Como sabes, esta palabra tiene diferentes acepciones válidas en español, pero mientras en España lo solemos utilizar para referirnos a un tipo de inmueble (“Hemos comprado un piso enorme”) o a las diferentes plantas de un edificio (“Ella vive en el primer piso”) en algunos países sudamericanos se utiliza como sinónimo del sustantivo suelo (“Se le cayeron las gafas al piso”).

Por otra parte, desde el punto de vista de la traducción tenemos que tener en cuenta que el doble sentido de algunos términos pueden tergiversar el mensaje que pretendemos trasmitir. El verbo coger es un excelente ejemplo de esta aseveración. La primera acepción de este verbo que leemos en el DRAE es una de las más habituales en el español que se habla en España: asir, agarrar o tomar. Pero en algunos países americanos como México, Venezuela o Argentina este verbo se utiliza de forma coloquial con un sentido muy diferente: copular.

En definitiva, las diferencias lingüísticas del español americano son muy importantes a la hora de traducir un texto y el respeto por esas diferencias es, precisamente, lo que te permitirá saber si la traducción que has encargado y pagado es, o no, excelente.

 

¿Necesitas traducir tus textos al español de América?

3 consejos para traducir acrónimos.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

La ausencia de una normativa internacional general o el desconocimiento de las normas internas de un país pueden complicar al traductor la tarea de traducir los acrónimos. Hoy en el blog de ABC Translink hablamos de estas siglas y vocablos desde nuestro punto de vista profesional: el de la traducción.

IMAGEN-OVNI


La definición

Recurrimos al DRAE para refrescar las dos definiciones en castellano del término acrónimo. La primera de estas definiciones es bien conocida por todos:

– “Tipo de sigla que se pronuncia como una palabra; p. ej., o(bjeto) v(olador) n(o) i(dentificado).”

La segunda acepción no es tan conocida por el gran público:

– “Vocablo formado por la unión de elementos de dos o más palabras, constituido por el principio de la primera y el final de la última, p. ej., ofi(cina infor)mática, o, frecuentemente, por otras combinaciones, p. ej., so(und) n(avigation) a(nd) r(anging), Ban(co) es(pañol) (de) (crédi)to.”


¿Se deben traducir todos los acrónimos?

Como suele ocurrir, la respuesta a esta pregunta es: depende. Piensa, por ejemplo, en el acrónimo FBI, ¿crees que sería necesario traducirlo al español? ¿Y FIFA, ADSL o SIM? Algunas siglas han traspasado las fronteras de su idioma original y han pasado a formar parte del vocabulario de otros idiomas por lo que, en general, no debemos traducirlas.

Un ejemplo a la inversa: ¿crees que los lectores entenderían el acrónimo AIDS o deberías incorporar la traducción al español SIDA? Lo mismo ocurre con otras siglas y vocablos del sector de la salud como, por ejemplo, ADN en lugar de DNS.

3 consejos para traducir acrónimos.

  1. Investiga.

Revisa la normativa en el idioma de destino. Si no existe una normativa específica al respecto, podemos solucionarlo echando un vistazo a las noticias sobre el tema publicadas por los principales medios de comunicación del país.

 

  1. Utiliza el sentido común.

Un elemento común a todas las traducciones es que el lector final comprenda plenamente el mensaje. Si dudas sobre traducir o no un acrónimo, revisa el contexto general del documento y valora si traduciendo ese término concreto facilitarás la comprensión del texto por parte del lector o no.

 

  1. Sé consecuente.

Si en un texto decides no traducir un acrónimo concreto no lo hagas, pero no cambies de idea a la mitad de la traducción y escribas ese acrónimo con su traducción en el idioma de destino.

 

¿Necesitas traducir textos con acrónimos?

Traducir… inglés norteamericano.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

En los últimos años el inglés se ha consolidado como el idioma de los negocios por excelencia; todas las empresas necesitan traducir su página web o su tienda virtual al inglés, sus documentos corporativos, sus contratos comerciales, etc. Pero, ¿en qué inglés se deben traducir estos documentos? ¿En el inglés británico? ¿En su variedad norteamericana? Vamos a intentar aclarar esta duda:

¿Son muy diferentes?

Del mismo modo que ocurre con el castellano de América, el inglés de Norteamérica también es diferente del idioma original que se habla en el Reino Unido, pero los dos idiomas no son tan distintos como para que un británico no comprenda a un norteamericano y viceversa.

Sí cambian bastantes palabras, frases hechas o, incluso, reglas ortográficas y gramaticales pero estos cambios no influirán de forma definitiva en la esencia del mensaje. Lo vemos con un ejemplo sencillo en nuestro propio idioma: si un colombiano te pide fuego,  puede que lo haga utilizando la expresión “¿Me prestas candela?”. Quizá te quedes algo sorprendido en un primer momento, pero rápidamente comprenderás la esencia del mensaje y le prestarás un mechero si lo tienes.

 

¿Debo encargar traducciones diferentes?

La respuesta a esta pregunta es: depende. Depende del carácter y el estilo de los mensajes originales y, también, del objetivo que desees alcanzar con esa traducción.

Los textos puramente informativos – dosieres de empresa, contratos mercantiles, libros de estilo, páginas web informativas, etc.- se pueden traducir sólo al inglés británico sin problema. Aunque tus clientes hablen inglés norteamericano comprenderán perfectamente el mensaje que deseas trasmitir. En cambio, si los textos son publicitarios – anuncios de prensa o Internet, mensajes de las redes sociales, etc.,-  deberán traducirse al inglés británico, al norteamericano o a los dos en función del idioma que hable tu público objetivo, tus clientes.  Sólo hablando su propio idioma conseguirás captar realmente la atención de tus clientes y provocar que elijan tu empresa, tus servicios y productos en lugar de los de la competencia.

Un ejemplo extremadamente simple: imagina que queremos vender nuestras fantásticas galletas artesanas en Nueva York. ¿Cuál sería el eslogan correcto?:

– Eat a cookie!

O

– Eat a biscuit!

 

 

Biscuit or cookie

Imagen: por Jolly Janner (Trabajo propio) [Public domain]

¿Necesitas una traducción al inglés norteamericano? Pulsa aquí.

La traducción publicitaria, escribir para convencer.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

A diario todos somos bombardeados por cientos de mensajes publicitarios. Algunos están escritos directamente en español, pero otros muchos han sido escritos originalmente en inglés, francés, chino, alemán, árabe, etc. ¿Has pensado alguna vez quién traduce estos anuncios publicitarios? ¿Qué magos de la traducción son capaces de trasladar esas frases emocionales a un lenguaje que al consumidor le llegue al corazón?

Hoy en ABC Translink hablamos de la traducción publicitaria con tres ejemplos reales de lo que no se debería hacer. Además de hacernos sonreír, estos ejemplos nos pueden dejar una interesante moraleja: elijamos a la mejor agencia de traducción para traducir nuestros eslóganes y anuncios antes de lanzarlos a los mercados extranjeros.

mazda-laputa


Volando en cueros con American Airlines.

Hace unos años, la compañía norteamericana American Airlines invirtió un montón de dinero en publicitar la incorporación de unos cómodos y lujosos asientos de cuero en la primera clase de sus aviones. En inglés el eslogan de la campaña era “Fly in leather” y, como ves, lo tenía todo, era corto, rotundo y fácil de leer. El problema surgió cuando los traductores de la compañía trasladaron esta frase al español de forma literal. ¿El resultado? “Vuela en cueros”. Un poco atrevido, ¿verdad?

“Nothing sucks like an Electrolux”

¿Cómo traducirías al inglés coloquial esta frase? ¿Quizás como “Nada apesta tanto como una Electrolux”? Esto es lo que le ocurrió a la conocida empresa de origen escandinavo Electrolux. Supuestamente, el eslogan quería transmitir a los consumidores la idea de que las aspiradoras de esta marca aspiraban o chupaban perfectamente la suciedad allí por donde pasaban. Lamentablemente, el traductor no tuvo en cuenta un aspecto fundamental en la traducción publicitaria: la existencia del lenguaje coloquial.

El palito de estiércol de Clairol

Clairol es una marca de cosméticos bastante conocida en Estados Unidos. Uno de los productos de su gama, un perfilador de ojos, fue bautizado en inglés con un sugerente nombre, “Mist stick”, traducido al español como “Palito de niebla”. El problema surgió cuando los directivos de la empresa decidieron no invertir en traducciones y lanzar ese producto con su nombre original en el estado alemán de Baviera. El problema es que en la jerga coloquial de esta parte de Alemania “mist stick” se traduce, literalmente, como “palito de estiércol”. Como te imaginarás, el producto no tuvo una acogida demasiado entusiasta por parte de sus posibles compradoras.

 

En definitiva, y según nuestra experiencia, los profesionales que se dedican a la traducción publicitaria no solo deben conocer a fondo los dos idiomas implicados en una traducción – el idioma materno y el idioma final del mensaje – sino que tienen que ser expertos en las raíces culturales y lingüísticas de las comunidades residentes en los países destino de la traducción. Deben tener, en definitiva, unos conocimientos extra lingüísticos que les permitan, junto con el departamento de comunicación de la empresa cliente, crear eslóganes y textos publicitarios comprensibles y convincentes. Dos cualidades imprescindibles para optimizar la inversión publicitaria de cualquier empresa del mundo.

 

¿Quieres más información? Contacta con ABC Translink.

 

5 cualidades que debe tener tu próxima agencia de traducción.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

En estos días de diciembre es habitual que empresas y profesionales revisen el trabajo que han realizado a lo largo del año. Estudiar el resultado del esfuerzo de tantos y tantos meses es un ejercicio sumamente útil para intentar evitar errores futuros y, también, para recabar datos que nos servirán para acertar más y mejor en nuestras próximas decisiones. Y una de las cuestiones que se están planteando ahora mismo cientos de empresas es cambiar de agencia de traducción profesional.

¿Es tu empresa una de ellas? Pues estás de suerte, porque en este artículo vamos a intentar darte unas pistas para elegir a tu futura agencia de traducción profesional, ese grupo de profesionales que trabajarán codo a codo contigo y tus empleados para mejorar la cuenta de resultados del próximo año 2015.

Logotipo ABC Translink

5 cualidades de una agencia de traducción profesional.

1. Conocimientos.

En ABC Translink ponemos a disposición de empresas y profesionales un nutrido grupo de traductores e intérpretes de alta calidad. Profesionales titulados en Traducción e Interpretación perfectamente cualificados para trasladar los textos de tu empresa al idioma que necesites.

 

2. Experiencia.

El equipo de traductores e intérpretes de ABC Translink es variopinto: hombres y mujeres de diferentes edades, nacionalidades y especialidades, pero todos tienen un punto en común: la amplia experiencia que les acredita como profesionales solventes capaces de ocuparse eficazmente de cualquier proyecto de traducción.

 

3. Confidencialidad.

Una de las cualidades que no deben faltar en una agencia de traducción profesional es la confidencialidad con la que traten los proyectos y los datos personales de sus clientes. En ABC Translink manejaremos tus documentos de trabajo con rigor, profesionalidad y, por supuesto, con absoluta confidencialidad.

 

4. Tarifas ajustadas.

Las empresas de traducción profesionales deben adaptarse al mercado y ese mercado aún está atravesando momentos difíciles. En ABC Translink garantizamos un presupuesto justo y acorde con la alta calidad de nuestro equipo de traducción, pero que no desestabilizará tu previsión de inversión anual en traducción de contenidos.

 

5. Contacto permanente.

Estamos disponibles de 9 a 19 h. ininterrumpidamente por teléfono, correo electrónico, presencialmente y skype.

¿Quieres conocernos mejor?

Hacer negocios en China.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hace ya tiempo la prensa internacional publicaba la noticia de que el todopoderoso Estados Unidos había sido desbancado de su posición como primera potencia internacional por el país con mayor diversidad lingüística del mundo: China.

Hoy en día coexisten 56 grupos étnicos en China, personas que hablan lenguas de diferentes familias lingüísticas como, por ejemplo, la sinotibetana, la tai-kadai o la altaica. Las lenguas y sus dialectos se reparten por la geografía de este inmenso país, aunque destacan dos idiomas a los que es preciso traducir si queremos hacer negocios en esta potencia económica internacional: el chino mandarín y el chino cantonés.

Mapa lingüístico China. Wikipedia.

Hacer negocios en China. El mandarín y el cantonés.

El primer paso antes de decidir dar el salto empresarial a China es conocer su idioma oficial que, en este caso, es el chino mandarín estándar. Esta es la lengua oficial de todo el país, no solo de una región concreta como sucede, por ejemplo, con el mongol o el tibetano, y dos tercios de los habitantes de China se comunican en esta lengua. Pero en una nación geográficamente tan extensa como es China, hay otro idioma que maneja la nada desdeñable cantidad de 55 millones de personas, el chino cantonés.

Pero además del mandarín y el cantonés, hay otra lengua presente en los círculos empresariales chinos, el inglés. El llamado idioma internacional de los negocios sería, entonces, el tercer idioma al que tendríamos que traducir nuestros textos corporativos para iniciar un negocio de éxito en este lejano país.

¿Por qué es interesante que conozcamos estos datos? Hay varias razones, pero nosotros destacamos dos:

– Para seleccionar el mejor servicio de interpretación en nuestros viajes de negocios en China.

– Para poder traducir nuestros textos empresariales en el idioma o idiomas que hablan y comprenden realmente nuestros futuros socios comerciales chinos.

Una curiosidad.

¿Sabías que el mandarín estándar es una de las seis lenguas oficiales de la ONU? Otra razón más para plantearnos traducir nuestros documentos corporativos y nuestra página web a este bello idioma milenario.

¿Vas a hacer negocios en China? Contacta antes con ABC Translink