Archivo de la etiqueta: blog traducción 2014

La traducción publicitaria, escribir para convencer.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

A diario todos somos bombardeados por cientos de mensajes publicitarios. Algunos están escritos directamente en español, pero otros muchos han sido escritos originalmente en inglés, francés, chino, alemán, árabe, etc. ¿Has pensado alguna vez quién traduce estos anuncios publicitarios? ¿Qué magos de la traducción son capaces de trasladar esas frases emocionales a un lenguaje que al consumidor le llegue al corazón?

Hoy en ABC Translink hablamos de la traducción publicitaria con tres ejemplos reales de lo que no se debería hacer. Además de hacernos sonreír, estos ejemplos nos pueden dejar una interesante moraleja: elijamos a la mejor agencia de traducción para traducir nuestros eslóganes y anuncios antes de lanzarlos a los mercados extranjeros.

mazda-laputa


Volando en cueros con American Airlines.

Hace unos años, la compañía norteamericana American Airlines invirtió un montón de dinero en publicitar la incorporación de unos cómodos y lujosos asientos de cuero en la primera clase de sus aviones. En inglés el eslogan de la campaña era “Fly in leather” y, como ves, lo tenía todo, era corto, rotundo y fácil de leer. El problema surgió cuando los traductores de la compañía trasladaron esta frase al español de forma literal. ¿El resultado? “Vuela en cueros”. Un poco atrevido, ¿verdad?

“Nothing sucks like an Electrolux”

¿Cómo traducirías al inglés coloquial esta frase? ¿Quizás como “Nada apesta tanto como una Electrolux”? Esto es lo que le ocurrió a la conocida empresa de origen escandinavo Electrolux. Supuestamente, el eslogan quería transmitir a los consumidores la idea de que las aspiradoras de esta marca aspiraban o chupaban perfectamente la suciedad allí por donde pasaban. Lamentablemente, el traductor no tuvo en cuenta un aspecto fundamental en la traducción publicitaria: la existencia del lenguaje coloquial.

El palito de estiércol de Clairol

Clairol es una marca de cosméticos bastante conocida en Estados Unidos. Uno de los productos de su gama, un perfilador de ojos, fue bautizado en inglés con un sugerente nombre, “Mist stick”, traducido al español como “Palito de niebla”. El problema surgió cuando los directivos de la empresa decidieron no invertir en traducciones y lanzar ese producto con su nombre original en el estado alemán de Baviera. El problema es que en la jerga coloquial de esta parte de Alemania “mist stick” se traduce, literalmente, como “palito de estiércol”. Como te imaginarás, el producto no tuvo una acogida demasiado entusiasta por parte de sus posibles compradoras.

 

En definitiva, y según nuestra experiencia, los profesionales que se dedican a la traducción publicitaria no solo deben conocer a fondo los dos idiomas implicados en una traducción – el idioma materno y el idioma final del mensaje – sino que tienen que ser expertos en las raíces culturales y lingüísticas de las comunidades residentes en los países destino de la traducción. Deben tener, en definitiva, unos conocimientos extra lingüísticos que les permitan, junto con el departamento de comunicación de la empresa cliente, crear eslóganes y textos publicitarios comprensibles y convincentes. Dos cualidades imprescindibles para optimizar la inversión publicitaria de cualquier empresa del mundo.

 

¿Quieres más información? Contacta con ABC Translink.

 

5 cualidades que debe tener tu próxima agencia de traducción.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

En estos días de diciembre es habitual que empresas y profesionales revisen el trabajo que han realizado a lo largo del año. Estudiar el resultado del esfuerzo de tantos y tantos meses es un ejercicio sumamente útil para intentar evitar errores futuros y, también, para recabar datos que nos servirán para acertar más y mejor en nuestras próximas decisiones. Y una de las cuestiones que se están planteando ahora mismo cientos de empresas es cambiar de agencia de traducción profesional.

¿Es tu empresa una de ellas? Pues estás de suerte, porque en este artículo vamos a intentar darte unas pistas para elegir a tu futura agencia de traducción profesional, ese grupo de profesionales que trabajarán codo a codo contigo y tus empleados para mejorar la cuenta de resultados del próximo año 2015.

Logotipo ABC Translink

5 cualidades de una agencia de traducción profesional.

1. Conocimientos.

En ABC Translink ponemos a disposición de empresas y profesionales un nutrido grupo de traductores e intérpretes de alta calidad. Profesionales titulados en Traducción e Interpretación perfectamente cualificados para trasladar los textos de tu empresa al idioma que necesites.

 

2. Experiencia.

El equipo de traductores e intérpretes de ABC Translink es variopinto: hombres y mujeres de diferentes edades, nacionalidades y especialidades, pero todos tienen un punto en común: la amplia experiencia que les acredita como profesionales solventes capaces de ocuparse eficazmente de cualquier proyecto de traducción.

 

3. Confidencialidad.

Una de las cualidades que no deben faltar en una agencia de traducción profesional es la confidencialidad con la que traten los proyectos y los datos personales de sus clientes. En ABC Translink manejaremos tus documentos de trabajo con rigor, profesionalidad y, por supuesto, con absoluta confidencialidad.

 

4. Tarifas ajustadas.

Las empresas de traducción profesionales deben adaptarse al mercado y ese mercado aún está atravesando momentos difíciles. En ABC Translink garantizamos un presupuesto justo y acorde con la alta calidad de nuestro equipo de traducción, pero que no desestabilizará tu previsión de inversión anual en traducción de contenidos.

 

5. Contacto permanente.

Estamos disponibles de 9 a 19 h. ininterrumpidamente por teléfono, correo electrónico, presencialmente y skype.

¿Quieres conocernos mejor?

La importancia del revisor de textos.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Si navegas un poquito por Internet seguro que alguna vez has sonreído con imágenes de incorrecciones ortográficas, pésimas traducciones o gazapos imposibles en prensa, ¿es así?

GAZAPO EN PRENSA

El problema se agrava cuando el error se produce en un texto traducido que debe ser leído en un país diferente al propio del idioma original. En nuestro blog hablamos no hace mucho de lo mucho que afectan al sector turístico español las traducciones incorrectas, ¿recuerdas?

vino en botella

Por supuesto, imágenes como esta son graciosas, pero cuando el autor es una empresa, un profesional solvente o un medio de comunicación supuestamente fiable, su repercusión y sus consecuencias pueden ser muy negativas, y no hablamos sólo de reputación, también hablamos de dinero. ¿Confiarías tu empresa a una empresa de traducción que informase sobre tus servicios con un texto lleno de erratas?


¿Qué es la revisión de textos?

Existen muchas definiciones acerca de la revisión de textos; una de nuestras favoritas es la publicada por la Comisión Europea en su Manual para la Revisión de Textos:

La comparación de una traducción con su original a fin de señalar o corregir posibles deficiencias, tanto en su contenido como en su presentación formal.”.

El trabajo de revisión de textos es, quizá, tan importante como la propia tarea de traducir e implica no sólo un conocimiento exhaustivo de las normas sintácticas y gramaticales de cada idioma, sino un fuerte e intenso trabajo de localización previa. Es cierto que esta tarea consume en ocasiones unos plazos de tiempo que el cliente no quiere esperar, pero por experiencia, la revisión de textos y la corrección de estilo garantizan la calidad de los textos finales, una calidad que puede verse comprometida por un simple error u omisión.

Una incorrección ortográfica, sintáctica o gramatical en tus textos corporativos, tu página web o tus publicaciones publicitarias es negativa, sea cual sea el idioma en el que estén escritos.

¿Quieres saber por qué?:

– Afecta negativamente a la imagen de calidad que debe proyectar tu empresa.

– Puede provocar que pierdas antiguos o nuevos clientes.

– Minimiza la confianza de posibles inversores, socios o promotores.

– Puede modificar sustancialmente la información que pretendes difundir y, así, provocar indirectamente que no se cumplan tus expectativas profesionales.

¿Deseas esto para tu empresa? Si es que no, pulsa aquí.

La traducción literaria, un trabajo fascinante.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

El otro día estaba releyendo una de las sagas literarias que estuvo de moda hace unos años: La Torre Oscura de Stephen King. Al final de la cuarta entrega, el editor decidió incluir el primer capítulo de lo que sería la quinta historia. Lo leí e, inmediatamente, empecé con el siguiente volumen. La sorpresa fue mayúscula. No sólo parecía que estaba leyendo una historia completamente distinta a la que disfruté al final del primer libro sino que ni siquiera me gustaba algo que hacía cinco minutos me apasionaba. ¿Qué ocurrió? ¿Cambió mi gusto literario en esos breves minutos? ¿Dejaron de interesarme las aventuras y desventuras del bueno de Roland Deschain? Pues no, la respuesta era mucho más sencilla y estaba impresa en la primera página del libro: el traductor no era el mismo.

Esta anécdota no es algo aislado y puedes comprobarlo entrando en cualquier foro de lectura. Obras fantásticas escritas originalmente en inglés o francés llegan a nuestro país y fracasan estrepitosamente. Otras, en cambio, alcanzan los primeros puestos de las listas de “Best Sellers” en pocas semanas. ¿Es que los gustos literarios son tan diferentes de un país a otro? ¿O es que la traducción de esas obras ha cambiado su ritmo, su estilo y los sentimientos que pretendía trasmitir el autor?

Traduccion-literaria-3

Traducción-literaria-1Traducción-literaria-2

Traducción-literaria-4

La traducción literaria es, quizá, uno de los trabajos más complejos que puede abordar un traductor profesional. Un buen traductor literario debe poseer una serie de cualidades que le permitan abordar su tarea de forma brillante: ser un gran lector, conocer en profundidad tanto su lengua materna como la lengua de traducción, hacer un intenso trabajo previo de localización y, una cualidad muy obvia que a algunos les pasa desapercibida: ser humilde.

¿A qué me refiero con ser humilde? Muy sencillo, a tener claro que el traductor no es el autor. Nos pasa a todos: estamos leyendo un texto y pensamos que una frase quedaría mejor si sustituyéramos un verbo por otro o si colocáramos un adjetivo delante del nombre. El traductor puede sentir la tentación de reescribir el texto para que quede mejor. Grave error. El traductor debe ceñirse al texto que está traduciendo. No puede tomar la decisión, por su cuenta y riesgo, de sustituir adjetivos o modificar frases. Por supuesto esta tarea no es sencilla ya que el traductor debe adaptar el vocabulario, la gramática y la sintáctica a las peculiaridades de la lengua traducida. Ahí, precisamente, está el arte y la diferencia entre un buen y un mal traductor literario.

¿Recuerdas algún libro mal traducido? ¿Cuál?

La norma de calidad ISO-9001

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hace unos días publicábamos en nuestro blog un artículo sobre la importante norma de calidad UNE-EN 15038: 2006. Hoy queremos hablar de otra referencia legislativa que cumple ABC Translink y que, quizá, es menos conocida que la anterior, la norma de calidad UNE-EN ISO-9001.

La norma ISO-9001 es aún más nueva que la norma UNE-EN 15038 ya que fue aprobada por la Organización Internacional para la Estandarización (más conocida por ISO) en el año 2008.

ISO

Como quizá sepas, esta normativa es un esfuerzo más para garantizar a los consumidores que los productos y servicios que adquieren tienen la calidad justa y adecuada.

La ISO-9001 es una norma muy exhaustiva y regula aspectos técnicos y organizativos de la empresa como, por ejemplo:

– Los requisitos que debe cumplir la dirección de la empresa: perfecta estructura organizativa de mando y participación, compromiso para ofrecer servicios de calidad, organización para garantizar la correcta comunicación interna, etc.

– Los requisitos que debe cumplir el ambiente de trabajo y la infraestructura para realizarlo: espacios y equipamiento que permitan el flujo de la comunicación y el trabajo en equipo, equipamiento informático adecuado para realizar cada tarea, etc.

– Los requisitos que debe cumplir el equipo de trabajo: comunicación fluida, reparto de responsabilidades y tareas, compromiso con la calidad y la atención al cliente, etc.

– Los requisitos que debe cumplir el servicio o  producto para ser considerado de calidad. Este es, quizá, uno de los apartados más relevantes de la norma que, no lo olvidemos, tiene como principal objetivo que todas las empresas ofrezcan a sus clientes unos productos o servicios de alta calidad y ajustados a sus necesidades reales.

 La norma ISO 9001 no es específica para el sector de la traducción y la interpretación, pero complementa perfectamente la norma UNE-EN 15038. En el caso de ABC Translink el respeto por ambas normas garantiza varios puntos importantes:

– Tu proyecto de traducción será realizado por titulados superiores en traducción e interpretación.

– Contarás con auténticos profesionales con muchos años de experiencia acreditada en trabajos de traducción.

– Tu proyecto será monitorizado y revisado en todas las fases del trabajo, desde que entre por la puerta de ABC Translink hasta que llegue a tu escritorio.

– La tarifa que abonarás por el servicio de traducción será justa y adecuada al tiempo real que ABC Translink haya invertido en su realización.

En resumen: contratar una agencia de traducción que cumpla con las normas ISO-9001 y UNE-EN 15038:2006  garantiza la calidad de tu traducción final y no supone un cargo extra en tu presupuesto final.

¿Quieres saber más?

¿Interpretar = traducir?

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Algunas de las agencias de traducción como ABC Translink ofrecen a sus clientes un servicio complementario al de la traducción y que adquiere una importancia vital en los procesos de internacionalización: los servicios de interpretación profesional.

Servicios interpretación ABC Translink

¿Interpretar o traducir?

Hace un tiempo hicimos un pequeño test en Linkedin: lanzamos dos preguntas a los integrantes  de uno de nuestros grupos de debate formado por grandes profesionales del sector de la traducción y la interpretación. Las preguntas eran las siguientes:

¿Creéis que vuestros clientes conocen la diferencia entre “traducir” e “interpretar”?

Esta pregunta generó respuestas de todo tipo. Algunos expertos opinaban que sí, que sus clientes conocían perfectamente las diferencias entre estas dos tareas. Otros profesionales decían que no y, muy interesante, un tercer grupo de profesionales opinaban que los clientes no tenían por qué conocer estas diferencias. Y, realmente, estos últimos tienen mucha razón ¿verdad? Los clientes no tienen por qué saber si necesitan un traductor o un intérprete; son las agencias de traducción e interpretación las que tienen el deber de orientar a las empresas y de ofrecerles el servicio más adecuado para cubrir sus necesidades y alcanzar sus objetivos. Es decir, para incrementar los beneficios de su inversión.

La segunda pregunta de nuestro breve test era aún más directa:

¿Todos los traductores son capaces de interpretar?

La respuesta en este caso fue unánime: no.

Existen muchas diferencias entre estas dos profesiones que, aunque están íntimamente relacionadas, tienen una serie de características propias que las hacen singulares. Un par de ejemplos:

Tiempo: la interpretación se realiza a tiempo real. Es decir, el intérprete debe traducir mentalmente el discurso del cliente y trasmitirlo en otro idioma de forma casi simultánea. No hay tiempo para revisar el significado de ciertos términos ni para intentar recordar “cómo se decía…”. No todos los traductores tienen los amplios conocimientos teóricos necesarios para ejecutar con éxito la tarea de interpretar.

Nivel de estrés: muy relacionado con el punto anterior. Los niveles de estrés a los que está sometido un traductor son muy altos. El intérprete no sólo no tiene tiempo para revisar su discurso, sino que también es el responsable de que el contenido del mismo sea una copia fiel del emitido por el orador. Las sesiones de interpretación se suelen celebrar para concretar y firmar proyectos internacionales, debatir sobre temas de política y economía internacional, etc., temas de suma importancia en los que se juega con el presente y el futuro de muchas personas y organizaciones. Como te imaginarás, no todos los traductores están preparados psicológicamente para afrontar este nivel de estrés día tras día.

 

En ABC Translink opinamos que el importante servicio de la interpretación debe ser realizado por intérpretes cualificados y bien preparados. Personas con conocimientos teóricos y, algo muy importante, profesionales con una gran experiencia, con “muchas tablas” detrás.

 

¿Y tú? ¿Crees que “interpretar” y “traducir” son sinónimos?