Archivo de la etiqueta: cultura

Cacharro, quinqui, talego, tranqui, buga… hablamos de jergas.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hay un fenómeno lingüístico que trasciende fronteras y épocas: las jergas. Ese idioma paralelo al oficial que hablan y entiende un grupo mayor o menor de personas que tienen algo en común, sea el barrio donde han nacido, su profesión, afición o ideas.

Según los expertos, las jergas surgen por varias razones. Dos de ellas serían las siguientes:

– Como seña de identidad: una inmensa cantidad de gente está orgullosa de sus raíces, del lugar en el que han nacido o del grupo social al que pertenecen. La jerga se convierte así en una bandera, una señal de identidad propia, personal y motivo de orgullo. En ocasiones, las jergas adquieren tanta importancia que pasan a ser dialectos regionales y quizá y con el tiempo, lenguas oficiales de un país o territorio.

– Como forma de encubrimiento: todos conocemos la famosa jerga carcelaria ¿verdad? “Está en el talego”, “Mangó un buga”, “Pasó una china”. Algunas expresiones las conocemos tan bien gracias a la televisión y los libros que esa jerga ha perdido su carácter meramente carcelario y se ha incorporado al lenguaje coloquial. Pues bien, esa jerga carcelaria nació como un lenguaje secreto, un código de señales utilizado por los presos para poder comunicarse sin ser comprendidos por la autoridad penitenciaria. Curioso, ¿verdad?

Jerga carcelaria

Como las razones por las que surgen son comunes a todos los seres humanos podríamos decir que todos los idiomas del mundo cuentan no sólo con una, sino con varias jergas propias y complicadas de entender y, por supuesto, nada sencillas de traducir.

Por ejemplo, ¿conoces el verlan? Es una jerga francesa que en su origen se creó como un lenguaje secreto carcelario y  que luego se extendió al resto de la comunidad, especialmente a las tribus juveniles urbanas. Si la conoces, traducir esta jerga no es excesivamente complicado ya que la regla principal consiste, en esencia, en separar las sílabas, cambiar su orden justo al contrario y volver a unirlas. Un ejemplo sencillo: à l’envers (traducido “al revés”) sería ver-lan.

La complejidad e idiosincrasia de las diferentes jergas en inglés, alemán, chino, árabe, francés, italiano, etc. se acentúa si la jerga a traducir es de carácter profesional. Textos médicos, técnicos, legales o informáticos redactados en un lenguaje propio, en una jerga, que exige una traducción rigurosa y profesional. Para garantizar su calidad, este tipo de traducciones deben ser realizadas por traductores nativos supervisados por especialistas en el sector profesional al que se dirijan los textos. De esta forma traducimos en ABC Translink los diferentes textos informáticos, legales o médicos de nuestros clientes con total garantía de calidad.

¿Y tú? ¿Qué jerga hablas?

Las 101 palabras más utilizadas en español.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

¿Cuánto hace que no incorporas un término nuevo en tu vocabulario diario? ¿Un día, un mes, un año?

El otro día me llamó la atención una noticia que afirmaba que los adolescentes españoles utilizan una media de unas 240 palabras para comunicarse. Eso, en una lengua con cientos de miles de términos no es demasiado ¿verdad? Y si piensas un poco verás que los adultos no nos quedamos muy atrás. Todos, por pereza, rutina o prisa tendemos a manejar el mismo vocabulario un día tras otro.

El uso de las redes sociales y su lenguaje minimalista y abreviado ha propiciado que nuestro vocabulario se empequeñezca día a día. Pero no nos engañemos, Internet no es la única responsable de esta sequía de vocabulario. Cada día leemos menos libros y revistas, nos relacionamos menos con personas de otras culturas, asistimos a menos obras de teatro o conferencias… Todos estamos metidos en una burbujita en la que no hace falta manejar demasiados términos para entender y hacernos entender por nuestro círculo social.

 BURBUJAS

Como una cosa lleva a otra, me empecé a preguntar cuáles eran esos términos que los hispanohablantes utilizamos una y otra vez. Suponía yo – y no me equivocaba – que los primeros de la lista serían los típicos artículos, preposiciones y conjunciones pero ¿qué otros términos se utilizan con más frecuencia hoy en día?

Para averiguarlo accedí a una interesante herramienta de la RAE llamada CREA – Corpus de Referencia del Español Actual-. Entre otras virtudes, en CREA puedes consultar varios listados con las fórmulas lingüísticas más utilizadas. Las 10 primeras no sorprenden a nadie: de, la, que, el, en, y, a, los, se, del. Pero dentro de los 101 primeros puestos hay algunas formas que pueden hacernos reflexionar, por ejemplo:

– Puesto 47: años.

– Puesto 70: tiempo.

– Puesto 73: ahora.

– Puesto 76: vida.

– Puesto 90: día.

– Puesto 101: mundo.

Aún en pocas palabras, parece que a todos nos preocupa el tiempo que pasamos batallando en nuestro complicado microcosmos, ¿verdad?

El significado de los nombres propios: la letra A

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hoy comenzamos una serie de capítulos que creemos que os van a gustar: el significado de los nombres propios. Este tema pertenece a una disciplina poco conocida, la antroponimia, también llamada onomástica antropológica. Esta disciplina intenta estudiar el significado de los nombres propios y de los apellidos de las personas y, como veréis, arroja resultados bastante curiosos.

En todas las culturas y lenguas del mundo existen los nombres propios de personas. Su propio nombre es casi lo primero que aprende un bebé justo después de los acostumbrados “mamá” y “papá”. Los antropónimos o nombres propios suelen tener un significado que a veces es descriptivo y otras veces es puramente simbólico. En la moderna sociedad actual hemos olvidado muchos de estos significados, aunque es un tema recurrente en los libros de “nombres para recién nacidos” que forman parte de la biblioteca de los padres primerizos.

Anotar todos y cada uno de los nombres de todas las lenguas sería una tarea interminable. Así que en ABC Translink hemos hecho una pequeña selección letra por letra consultando la lista de los 200 nombres propios más comunes en España según el Instituto Nacional de Estadística (100 nombres de hombre y 100 de mujer)

 De todas formas, si tienes curiosidad por conocer el significado de algún nombre propio, déjanos un comentario e intentaremos encontrarlo y publicarlo.

¿Empezamos?

NOMBRES-A

A:

A Nombre  Origen

 

Significado

 

  Ángela Griego “La mensajera de Dios”.

Ángela es el nombre en femenino de “Ángel”, un ser alado que, según la religión cristiana, se ocupa entre otras cosas de guardar el cielo y proteger a los seres humanos.

Ana Hebrero “Aquella que favorece, tiene piedad y misericordia”.

Ana es el nombre bíblico que corresponde a la madre de la Virgen María. Su equivalente en masculino sería Ananí o Ananías.

Adriana Latino “Procedente de Hadria”.

Hadria era el gentilicio de la actual ciudad italiana de Adria, conocida históricamente por ceder parte de su nombre al mar Adriático. Su versión en masculino sería Adrián.

 

Antonio Etrusco Su significado es algo confuso aunque la mayor parte de las teorías se inclinan por “aquel que se enfrenta a sus adversarios”. Es el nombre masculino que encabeza la lista de los 100 nombres más frecuentes en España. Su femenino sería Antonia.
Andrés Griego “Hombre viril”. Es un nombre que deriva del griego “andros” que significaría “hombre”. Su versión femenina sería Andrea.
Alberto Germánico “El que brilla por su nobleza”. Realmente es una contracción de un nombre más largo: Adalberto. Su equivalente femenino sería Alberta o Albertina.

 

 

¿Aparece tu nombre favorito en esta lista? 

El origen del idioma inglés

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hoy en día el inglés ocupa el tercer lugar de los 10 idiomas más hablados del mundo. Más de 335 millones de personas repartidos por todo el mundo hablan inglés y es, casi sin lugar a dudas, el llamado idioma internacional de los negocios. Todos sabemos algo de inglés, a veces menos de lo que nos gustaría, pero ¿nos hemos preguntado alguna vez sobre su origen?

Hasta hace relativamente poco tiempo, los lingüistas encuadraban el inglés dentro de la familia de las lenguas indoeuropeas que surgieron hace unos 5000 años en los territorios rusos situados al norte del mar Caspio. Pero unas investigaciones recientes han demostrado que las lenguas indoeuropeas realmente surgieron hace muchos más años – 9.000 – y en otro lugar del mundo: la región de Anatolia, en Turquía. Estas investigaciones se basan en una disciplina de la lingüística histórica francamente fascinante: la filogenia o filogenética. Esta rama surgida en la biología es utilizada por los lingüistas para clasificar los idiomas y las lenguas según el origen común que compartan.

En fin, sea cual sea el verdadero origen de las lenguas indoeuropeas, los lingüistas sí parecen estar de acuerdo en que el inglés surgió como consecuencia de la invasión germana de Britania en el siglo VIII y IX (Britania ocupaba lo que ahora sería el centro y el sur de la actual Gran Bretaña).

Invasiones germanas

Los invasores germanos provenientes del sur de Dinamarca, el norte de los Países Bajos y el noreste de Alemania hablaban diversos dialectos propios de sus regiones y, también, utilizaban una amplia variedad de términos en latín fruto de su paso por los territorios conquistados por el Imperio Romano.

De esta forma el primer inglés o inglés antiguo que se empezó a hablar en Britania consistía en una extraña mezcolanza de vocabulario, sintáctica y gramática de varios dialectos e idiomas  Uno de esos dialectos, el sajón occidental tardío, se hizo con el control y fue el que aprendieron los habitantes de las zonas ocupadas. Pero esta lengua más o menos común duraría solo un par de siglos más, hasta el XII, momento en el que nuevos invasores introdujeron su propio y fuerte dialecto: el anglonormando.

La abundante mezcla de dialectos provocó que, ya desde el principio, el inglés empezara a acumular esa ingente cantidad de vocabulario, frases hechas y sinónimos que son la pesadilla de los estudiantes de todo el mundo.

¿Qué te parece? ¿Conocías el origen real del inglés?

 

La diversidad lingüística en Estados Unidos.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Según la prestigiosa publicación Ethnologue  el español es el segundo idioma más hablado del mundo, después del chino y justo antes del tercero de la lista, el inglés. Más de 400 millones de personas de treinta países diferentes se comunican, con sus propias particularidades, en la lengua de Cervantes.

Uno de los países del mundo donde encontramos un mayor número de hispanohablantes es el enorme y poderoso Estados Unidos de América. En este  país una gran parte de su población afirma tener como segunda lengua materna el castellano, 43 Estados lo reconocen como segunda lengua después del inglés y numerosos organismos lo utilizan en sus comunicados oficiales y entornos web.

Estos datos no deben extrañarnos ya que, según el Censo Oficial del año 2012, en Estados Unidos viven más de 53 millones de hispanos, una cifra que equivale a algo más de un 13% del total de la población.

Pero además de la incidencia e importancia del español, en los últimos años Estados Unidos asiste a un incremento del uso y conocimiento de otras lenguas. Algunos teóricos apuntan a una posible revolución lingüística promovida por la irrupción de miles de inmigrantes procedentes de diversos puntos del mundo; personas y familias que introducen el chino, el persa o el árabe de sus países de origen en la ecléctica sociedad norteamericana.

Como bien sabemos, la influencia de un idioma en la sociedad es un dato importante que puede afectar y modificar los usos y costumbres de un país. La introducción de nuevas lenguas en los Estados Unidos ha preocupado de tal manera a su Gobierno que la Oficina del Censo Estatal ha publicado un interesante mapa interactivo que muestra la influencia de los diversos idiomas a lo largo y ancho del gran país norteamericano.

mapa-interactivo

Los idiomas que aparecen en este mapa son variopintos; encontramos, por supuesto, el español, el italiano, el francés o el alemán. Pero también aparecen algunas lenguas menos mayoritarias como pueden ser el vietnamita, el tagalo o el coreano.

Lo preocupante del informe no es la amplia variedad de lenguas sino que muchos de estos nuevos norteamericanos no dominan el que se supone que debería ser el idioma principal de su país de adopción, el inglés.

¿Crees que los norteamericanos tienen razones para preocuparse?

 

Por cierto: es interesante chequear este mapa interactivo. Si te apetece echarle un vistazo, aquí tienes su enlace directo.

 

Las 5 palabras más utilizadas en inglés

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Inglés, francés, italiano, chino, ruso, árabe… en todos los idiomas del mundo hay ciertas palabras que se utilizan más que otras. En este caso no interviene el gusto del hablante sino, fundamentalmente, la época en la que viva y también la moda. Por ejemplo, en los años 60 en España era muy habitual tomar algo en el ambigú antes de disfrutar de una película o una obra de teatro o era muy normal ponerse una rebeca cuando refrescaba la tarde. En aquellos tiempos una tableta era siempre de chocolate y chatear era ir a tomar unos vinos con los amigos.

Para nuestro artículo de hoy hemos buscado las 5 palabras que más se utilizan en inglés hoy en día. Esta es la lista que hemos obtenido después de consultar varias fuentes. Por supuesto, si quieres aportar alguna más, no dudes en hacerlo. ¡Estás en tu casa!

 

Tableta de chocolate

 

1. The: imprescindible. Es difícil encontrar una frase completa en inglés que no contenga este famoso artículo. Lo curioso es que “THE” también alude a un sistema de programación informático bastante conocido entre los profesionales del sector.

 

2. Xmas: abreviatura de Christmas. Aunque parece una moda publicitaria, la abreviatura empezó a utilizarse habitualmente en el siglo XVI. La “X” es la representación de la letra griega “chi” que es la primera del nombre de Χριστός, que se traduce como “Cristo”.

 

3. Chat: hablar de forma coloquial. Proviene de chatter, término que podríamos traducir como charla informal o cháchara. Como curiosidad recordemos la segunda acepción de la RAE sobre la palabra cháchara: abundancia de palabras inútiles.

 

4. Money: proviene de la voz latina “Monēta”. Lo curioso es que este nombre era el apelativo cariñoso de la diosa Juno (Iūno Monēta), la protectora de la ciudad de Roma que es más conocida por ser al mismo tiempo la esposa y la hermana de Júpiter.

 

5. Job: buscado y rebuscado. La curiosidad la encontramos en su significado en español como nombre propio: proviene del término hebrero אִיּוֹב  y significa literalmente “Aquel que soporta penalidades”. A buen entendedor….

 

Esta es nuestra lista de 5 palabras. ¿Quieres aportar alguna más? 

¿Qué son los modismos?

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

La RAE define modismo como “Expresión fija, privativa de una lengua, cuyo significado no se deduce de las palabras que la forman”. Existen modismos en todas las lenguas y todas las culturas y forman parte intrínseca de la cultura tradicional de cada comunidad lingüística o regional.

No hay que confundir la palabra modismo con otra bastante parecida, el idiotismo. Esta última no significa lo que parece, sino “giro o expresión contrario a las reglas gramaticales”. Por ejemplo, un idiotismo clásico es “a ojos vistas” mientras que un modismo podría ser “estar en la luna”.

Tampoco los refranes y los modismos son exactamente iguales. Algunas de sus diferencias son sutiles, pero existen, por ejemplo: los verbos utilizados en los refranes no se suelen conjugar, los de los modismos sí (“no veo tres en un burro”, “no ves tres en un burro”). Otra diferencia es la intención: la mayoría de los refranes cumplen un objetivo didáctico o pedagógico (“dime con quién andas y te diré quién eres”), el modismo no tiene por qué ser pedagógico, simplemente es un reflejo coloquial de la sociedad y cultura del hablante (“a troche y moche”).

Sutilezas y significados aparte, lo cierto es que los modismos forman parte de nuestra cultura y tradición y, además, suelen ser muy certeros. En ABC Translink hemos hecho una lista con nuestros 5 modismos favoritos en español:

 

1. Mandar a la porra: decir o hacer ver a una persona que no se desea seguir hablando o estando con ella. Parece ser que el dicho comenzó por una curiosa costumbre del ejército. Durante las expediciones guerreras, el tambor típico militar se tocaba con un palo grueso y largo denominado “porra”. Cuando los batallones se asentaban para pernoctar, el palo se clavaba en un extremo del campamento y allí debían acudir los soldados arrestados para cumplir su sanción. Curioso.
2. Estar en Babia: ausentarse mentalmente, no estar atento. Babia sí existe, es una comarca de León conocida antiguamente por ser el mejor territorio de caza de la zona. Los ricos y nobles acostumbraban a retirarse allí unos cuantos días a relajarse, disfrutar y no pensar en sus responsabilidades cotidianas. Es decir, estaban “en Babia”.
3. Tocar madera: protegerse de los males tocando un objeto de madera o, si no se tiene a mano, pronunciando la frase “toquemos madera”. El origen de la expresión es polémico, pero se atribuye a los primeros cristianos y al poder mágico que atribuían a la cruz donde murió Cristo.
4. Tirar la casa por la ventana: despilfarrar, derrochar, gastar sin tasa ni medida. Parece ser que este dicho surgió en el siglo XIX cuando los afortunados ganadores de la lotería nacional tiraban todos sus enseres viejos por la ventana a fin de hacer sitio a los nuevos muebles que iban a comprar.
5. Salvarse por un pelo: librarse por poco de una tragedia, accidente, problema o desgracia. Se cree que este antiguo modismo surgió en los barcos. Cuando un marinero caía al agua se le podía agarrar de la melena para izarlo al barco.  ¿Quizá por eso se consideraba muy marinero dejarse el pelo largo?

Tocar madera

Modismos para todos los gustos ¿tienes algún otro que prefieres por algún motivo? ¡Cuéntanoslo!

El peligro de los traductores “intrusos”.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Habitualmente publicamos en Linkedin debates en torno a los artículos que escribimos en este blog. En uno de los últimos, el dedicado a las diferencias entre la traducción jurada y la traducción jurídica, uno de nuestros colegas de profesión hizo referencia al intrusismo en el sector de la traducción. Nos pareció un tema interesante sobre el que redactar unas cuantas reflexiones.


La definición.

La RAE define el término intrusismo como:

Ejercicio de actividades profesionales por persona no autorizada para ello. Puede constituir delito.

Sobre los adjetivos Intruso e intrusa nos quedamos con la primera acepción de la RAE:

Que se ha introducido sin derecho.

Según estas definiciones hablamos de personas que sin derecho ni autorización realizan unas actividades profesionales concretas para las que no están especialmente preparadas. En este contexto puede ser lícito suponer que los términos “persona no autorizada” y “sin derecho” hacen referencia a una titulación concreta o a una trayectoria de trabajo que, de una u otra forma, acredite que dicho profesional está preparado para ejercer su labor en un campo determinado.

Nada nuevo bajo el sol.

El intrusismo, desgraciadamente, no es nada nuevo ni en el sector de la traducción o la interpretación ni en otros como el periodismo o la medicina. En nuestro caso, los intrusos más flagrantes son aquellos que, habiendo visitado brevemente uno u otro país, creen que tienen conocimientos suficientes para interpretar o traducir esa lengua que han aprendido de forma superficial. Muchos empresarios confían sus trabajos de interpretación a este tipo de personas inexpertas que, además, suelen trabajar con unas tarifas menores que otros profesionales o empresas debidamente acreditados o con un bagaje de largos años de trabajo detrás.

¿El resultado?: Trabajos de traducción mediocres, cuando no incorrectos, que dañan el prestigio de los verdaderos profesionales de la traducción.

Una anécdota:

Para “quitar hierro al asunto” vamos a terminar este artículo con una de las anécdotas más conocidas sobre intrusismo: el caso de la Papisa Juana.

 

Papisa Juana

Según se cuenta, en el siglo IX una mujer ocupó durante dos años el cargo de máximo representante de la Iglesia Católica – Papa – haciéndose pasar por un hombre. Parece ser que la confusión se inició cuando la niña Juana, hija de un monje y criada en un ambiente de fervor religioso, decidió que quería estudiar. Como en aquella época las mujeres lo tenían prohibido, la chica decidió hacerse pasar por un chico, un tal Johannes (Juan) y comenzó a instruirse en el oficio de copista. Pasaron los años, Juan–Juana se fue relacionando con personas de alto nivel y, como una cosa lleva a la otra, llegó un momento en el que las autoridades eclesiásticas decidieron concederle el honor supremo de ser la cabeza visible de la Iglesia. La leyenda terminó cuando la pobre Juana dio a luz en medio de una procesión ante las miradas estupefactas de todos los fieles.

Moraleja: el intruso siempre acaba siendo descubierto, sus propios actos lo delatarán.

LA IMPORTANCIA DE LA TILDE. Segunda parte.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Si recuerdas, en noviembre publicamos la primera parte de un artículo titulado “La importancia de la tilde”. Este artículo generó muchos e interesantes comentarios en nuestros grupos de Linkedin. Vuestras ideas y opiniones ratificaron nuestra idea de que, lamentablemente, nuestra sociedad está olvidando las reglas más básicas de la ortografía.

Hoy vamos a intentar refrescar algunas reglas que a veces nos resultan un poco más difíciles de recordar. En todos los casos hemos acudido a las normas e indicaciones de la Real Academia de la Lengua Española.

 Tildes

Las mayúsculas SÍ se tildan:

Por mucho que los diseñadores se empeñen en lo contrario, la RAE indica que es obligatorio escribir con tilde las mayúsculas que deban llevarla según las reglas de acentuación. Por ejemplo:

CAMIÓN

ÁGAPE

TRIGONOMETRÍA

Durante muchos años la mayor parte de la gente opinaba que las mayúsculas no se tildaban. La “culpa” fue de las rotativas de la prensa. Antiguamente, para componer los textos de los periódicos se usaban cajas de caracteres. El tamaño de esas cajas era limitado y en las letras mayúsculas no quedaba espacio para insertar ese rasguito llamado tilde. En lugar de cambiar el tamaño de las cajas, se intentó cambiar la regla ortográfica. Por suerte, los defensores del castellano no lo permitieron.

Dónde, quién y cómo:

Estas palabras pueden generar también bastantes dudas. La RAE nos dice que estos términos se escriben con tilde cuando tienen sentido interrogativo o exclamativo. Cuando estas palabras funcionan como adverbios o pronombres relativos no debemos colocar tilde.

¿Lioso? Con unos ejemplos lo veremos más claro:

¿Dónde está mi chaqueta? Está donde la dejaste ayer.

¡Cómo ha crecido el huerto! No te entiendo, está como siempre.

Por favor, pregunta a ese señor dónde está la tienda de María. Estará donde la tienda de Jesús, ¿no?

¿Pero quién se lo dijo a Enrique? Quien se lo dijera es un mentiroso.

La RAE nos recuerda que algunas veces estas palabras funcionan como sustantivos. En ese caso la tilde es obligatoria. Por ejemplo:

En este proyecto es fundamental averiguar el qué antes de calcular el cuánto ¿no crees?

Ahora tenemos qué decidir bien el cómo y el cuándo.

 

¡QUE VIENEN LOS RUSOS!

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

De unos años para acá, el sector turístico español está atendiendo a unos nuevos y enriquecidos clientes: los turistas rusos.

Ingleses, italianos y alemanes – nuestros clásicos visitantes – se ven desbancados por los habitantes de ese lejano y frío país báltico. Familias, grupos y solteros (singles si utilizamos el neologismo más popular) llenan los grandes hoteles, cenan en restaurantes galardonados con una o varias estrellas Michelín y adquieren carísimos regalos en los más refinados centros comerciales.

Según la encuesta “Movimientos Turísticos en Fronteras (frontur)”, en el año 2013 visitaron España más de 1 millón y medio de rusos. Además se estima que la tendencia continuará en este recién estrenado 2014 y que en el no tan lejano 2015 llegaremos a recibir más de 2 millones de turistas de la nación del Kremlin.

Rusia 3

Y te preguntarás ¿por qué habla de turismo un blog de una empresa de traducción e interpretación? Por dos importantes razones:

1. La mayor parte de estos turistas no hablan una sola palabra ni de castellano ni de inglés; sólo se comunican en su propio idioma, el ruso. No comprenden las cartas de los restaurantes, los rótulos de los comercios o los folletos de los museos.

Menú ruso

2. Los inversores rusos – en ocasiones personas que conocieron España siendo turistas – han fijado sus objetivos en nuestro país.

Muchas zonas de España – especialmente las costeras – han visto cómo sus pueblos y ciudades se han llenado de rótulos, carteles, periódicos gratuitos… escritos en caracteres cirílicos.

Rusia 2

 

Y entonces, ¿qué pueden hacer las empresas que desean dar servicio a estos clientes? ¿Van a dejar pasar los cientos de miles de euros que pueden reactivar sus depauperadas cuentas anuales?

La respuesta es clara: las empresas españolas debemos prepararnos para recibir con los brazos abiertos a este nuevo y pujante visitante. ¿Cómo? Bueno, un excelente primer paso sería traducir al ruso nuestras ofertas de productos y servicios, ¿verdad?

 Y tú ¿qué opinas? ¿Crees las empresas y los profesionales españoles están preparados para atender debidamente al mercado ruso?