Archivo de la etiqueta: lenguas España

Las 101 palabras más utilizadas en español.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

¿Cuánto hace que no incorporas un término nuevo en tu vocabulario diario? ¿Un día, un mes, un año?

El otro día me llamó la atención una noticia que afirmaba que los adolescentes españoles utilizan una media de unas 240 palabras para comunicarse. Eso, en una lengua con cientos de miles de términos no es demasiado ¿verdad? Y si piensas un poco verás que los adultos no nos quedamos muy atrás. Todos, por pereza, rutina o prisa tendemos a manejar el mismo vocabulario un día tras otro.

El uso de las redes sociales y su lenguaje minimalista y abreviado ha propiciado que nuestro vocabulario se empequeñezca día a día. Pero no nos engañemos, Internet no es la única responsable de esta sequía de vocabulario. Cada día leemos menos libros y revistas, nos relacionamos menos con personas de otras culturas, asistimos a menos obras de teatro o conferencias… Todos estamos metidos en una burbujita en la que no hace falta manejar demasiados términos para entender y hacernos entender por nuestro círculo social.

 BURBUJAS

Como una cosa lleva a otra, me empecé a preguntar cuáles eran esos términos que los hispanohablantes utilizamos una y otra vez. Suponía yo – y no me equivocaba – que los primeros de la lista serían los típicos artículos, preposiciones y conjunciones pero ¿qué otros términos se utilizan con más frecuencia hoy en día?

Para averiguarlo accedí a una interesante herramienta de la RAE llamada CREA – Corpus de Referencia del Español Actual-. Entre otras virtudes, en CREA puedes consultar varios listados con las fórmulas lingüísticas más utilizadas. Las 10 primeras no sorprenden a nadie: de, la, que, el, en, y, a, los, se, del. Pero dentro de los 101 primeros puestos hay algunas formas que pueden hacernos reflexionar, por ejemplo:

– Puesto 47: años.

– Puesto 70: tiempo.

– Puesto 73: ahora.

– Puesto 76: vida.

– Puesto 90: día.

– Puesto 101: mundo.

Aún en pocas palabras, parece que a todos nos preocupa el tiempo que pasamos batallando en nuestro complicado microcosmos, ¿verdad?

¿Traducción jurada o traducción jurídica? Similares pero muy diferentes.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Como bien saben los profesionales de la interpretación y la traducción, una traducción “jurada” no es lo mismo que una traducción “jurídica”. Son términos parecidos que pueden llevar a confusión en cuanto a qué traductor o intérprete está realmente cualificado para ofrecer estos servicios.

Creemos que es un tema importante para nuestros clientes y, así, en ABC Translink vamos a intentar aclarar bien estos dos términos.

 

La traducción jurada:

En España, una traducción jurada deberá estar firmada siempre por un traductor-intérprete jurado nombrado por el  Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España. Este nombramiento certifica que el profesional está capacitado para traducir del español a una lengua extranjera.

Tal como el propio Ministerio indica: el título habilita para realizar traducciones y/o interpretaciones juradas de una lengua extranjera al castellano y viceversa en todo el territorio español. Los Traductores-Intérpretes Jurados pueden certificar con su firma y sello la fidelidad y exactitud de sus actuaciones, empleando la fórmula que a tal efecto dicte el Ministerio. Las traducciones e interpretaciones de una lengua extranjera al castellano y viceversa que realicen los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as tendrán carácter oficial.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación otorga también los títulos de traductor-intérprete jurado para las lenguas cooficiales en España. Sin embargo, las Comunidades Autónomas también conceden el título de traductor-intérprete jurado de sus respectivas lenguas cooficiales. En el caso del idioma catalán, el organismo que certifica al traductor-intérprete jurado es la Direcció General de Política Lingüística de la Generalitat de Catalunya. El caso de Galicia es similar, siendo la Secretaría Xeral de Política Lingüística de la Xunta de Galicia el organismo que da la acreditación. Respecto al vasco, el organismo que nombra a los traductores jurados es el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco.

 

Traducción Jurada

Como ves, no todos los profesionales del ramo están capacitados (no confundir con la palabra “cualificados”) para certificar, para “jurar” que el contenido de un texto traducido es fiel reproducción del contenido en el texto original.

 

La traducción jurídica:

La traducción jurídica suele definirse como la traslación de una lengua a otra de los diferentes textos y documentos que tienen o tendrán ámbito jurídico. Sería, para entendernos mejor, la traducción de leyes, decretos, ordenanzas, multas, contratos empresariales, testamentos, etc.

Un traductor jurídico no debe disponer de más título o certificado que el de sus propios estudios oficiales, pero sí debe tener unos sólidos conocimientos de la disciplina jurídica de la que trate el documento.

 

Como ves, jurada y jurídica son dos tipos de traducción muy diferentes, pero que tienen mucho que ver: la necesidad de ser ejecutadas por un profesional solvente con una sólida preparación y una larga y contrastada experiencia.

 

LE-LA-LO: los leísmos

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Me le dejé en el autobús.

A Petra la dolía la cabeza.

A Pedro lo gustó el cocido.

En algunas zonas del centro de España cometer laísmos, loísmos o leísmos es bastante habitual. Estos errores están tan implantados en nuestro lenguaje coloquial que muchas veces se “contagian” a nuestros escritos: cartas comerciales, memorias empresariales, trabajos académicos, artículos de prensa y de internet o correos electrónicos.

LAISMO

De forma muy sencilla podríamos decir que el error consiste en utilizar los pronombres átonos “le”, “la”, “lo” (y sus formas plurales) como complementos directos cuando son complementos indirectos y al revés: utilizarlos como complementos indirectos cuando su función es, precisamente, la de complementos directos.

Quizá estos errores no se consideren tan importantes como intercambiar una “b” por una “v”, pero sí que denotan una falta de conocimientos por parte de quien los comete (sobre todo en el caso de los profesionales de la comunicación).

 

El leísmo:

El leísmo consiste en utilizar el pronombre “le” en lugar de los pronombres “la” o “lo”.

Con varios ejemplos lo veremos más claro:

CORRECTO INCORRECTO
La gatita entró a casa, pero no la vi salir. La gatita entró a casa, pero no le vi salir.
Lo cogí y me subí al autobús (un jersey). Le cogí y me subí a autobús (refiriéndonos a un jersey).

El laísmo:

Incurrimos en un  laísmo cuando usamos el pronombre “la” en lugar de “le”.

CORRECTO INCORRECTO
A ella le dolía la cabeza. A ella la dolía la cabeza.
A María le salió un grano. A María la salió un grano.

El loísmo:

Caemos en un loísmo cuando usamos el pronombre “lo” en lugar de “le”.

CORRECTO INCORRECTO
A Pedro le gustó mucho el cocido. A Pedro lo gustó mucho el cocido.
A Hernando le dio una fuerte migraña. A Hernando lo dio una fuerte migraña.

 

Como bien apuntan nuestros contactos de Linkedin, este no es un tema sencillo. Así, recurrimos a la tabla ejemplo que aparece en la sección de consultas de la Real Academia de la Lengua Española:

 

RAE

¿Qué opinas? ¿Te parece complicado no incurrir en laísmos, leísmos y loísmos?

BARBARIDADES DEL CASTELLANO. Capítulo 3

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

En este nuevo año no podemos resistirnos a continuar con nuestra serie “Barbaridades del Castellano”. Hoy vamos a hablar de una de las erratas más dolientes y habituales que, desgraciadamente, encontramos a diario: las confusiones entre la “b” y la “v”.

No sé si te ocurre como a mí, pero se me ponen los pelos como escarpias cuando leo lindezas como estas:

Esa vufanda es carísima!

Con el biento que hacía no avia quien parara.

Bamos todos a la fiesta!

Venditas fiestas…

Eso es avsurdo.

No estoy exagerando nada de nada. Las de arriba son frases extraídas de muros de Facebook, mensajes de Twitter y publicaciones de Google Plus. Las he traducido al castellano para que todos podamos entenderlas, es decir: he completado las letras que faltaban en casi todas las palabras.

Y el tema no se queda en las redes sociales. Cuando paseamos por la calle también podemos “disfrutar” de carteles como estos:

abrido

Y, a veces, al leer el periódico:

embite

Las reglas básicas para decidir entre la “b” y la “v” son bastante sencillas, algunos ejemplos:

Escribimos con la letra b:

–          Los verbos que terminan en –bir, excepto vivir, servir y hervir. Recibir, abrir, sucumbir o escribir se escriben con “b”.

–          Los verbos que terminan en -buir. Por ejemplo: distribuir, contribuir o retribuir.

Escribimos con la letra v:

–          Las palabras que empiezan por eva-, eve-, evi- y evo-. Por ejemplo: evaluación, eventual, evitar, o evolución. Según la RAE esta regla presenta las siguientes excepciones: ébano y sus derivados, ebionita, ebonita y eborario.

–          Los verbos que terminan en -olver. Por ejemplo: volver o absolver.

 

Por supuesto, nadie es perfecto, por mucha ortografía que sepamos siempre pueden surgirnos dudas. ¿La receta? Consultar un buen diccionario: http://www.rae.es/recursos/diccionarios/drae

 

Y si te apetece recordar las reglas ortográficas básicas o crees que a algún amigo o conocido no le vendría mal hacerlo, te dejamos aquí algunos enlaces bastante interesantes:

http://platea.pntic.mec.es/~fbellon/orto/regla.htm

http://www.aplicaciones.info/ortogra/ortogra.htm

http://www.tinglado.net/tic/javier/ortografia1/marco.htm

¿LAS REDES SOCIALES ESTÁN MATANDO EL CASTELLANO?

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hace unos días surgió un interesante debate en uno de nuestros grupos de Linkedin: ¿Las redes sociales están acabando con nuestro idioma?


Castellano y redes sociales

Por supuesto, este no es un tema nuevo ni, desgraciadamente, baladí. Ya hace varios años que  lingüistas y profesores están dando la voz de alarma.

La popularización de Internet y los avances de las Tic son las responsables de esta revolución lingüística. Hoy en día cualquier persona armada con un teléfono o una tableta puede comunicarse con una o cientos de personas  pulsando una simple tecla.

Adolescentes y adultos vivimos una especie de fiebre comunicativa. Todo lo que nos pasa, todo lo que decimos, imaginamos o sentimos debe ser trasmitido rápidamente a los cientos y miles de amigos reales o virtuales.

En definitiva: habitamos en la era de la comunicación instantánea, aquí, ahora y cuanto más rápida… mejor.  Y ahí radica el problema: en la rapidez.

Comenzamos a acortar las palabras para que cupiera una mayor cantidad en el limitado espacio que pagábamos por cada mensaje instantáneo (más conocido por sms). ¿Ejemplos?

 X: por.

Xk: porque.

Nxe: noche.

Bss: besos.

Gns: ganas.

Km: como.

Dew: adiós.

Sk: es que.

Y así podríamos seguir páginas y páginas.

Un poco más tarde llegaron Twitter y las aplicaciones gratuitas de mensajería móvil. Por fin disponíamos de todo el espacio del mundo para escribir, pero no teníamos tiempo. Además ¿para qué molestarse en escribir todas las letras y tildes? Total, nuestros contactos ya conocían el “idioma”.

A la decapitación de nuestras propias palabras en castellano se unió, además, el avance imparable de los neologismos y los anglicismos: nació una nueva terminología.  Mandar un tweet, tener 1000 followers, dar un toque… se convirtieron en nuestras frases favoritas, traspasaron fronteras, llegaron a la imparable corriente de la publicidad y, acto seguido, pasaron a formar parte de nuestras conversaciones diarias. Así, sin complejos.

En definitiva: quizás la frase “matar el castellano” sea demasiado fuerte o exagerada. Pero sí que es cierto que el lenguaje propio utilizado en los mensajes de texto y en las redes sociales está modificando nuestro idioma, promoviendo un cambio lingüístico que, como cualquier novedad, puede ser positivo o negativo. Como casi siempre, todo depende del cristal con que se mire ¿no es cierto?

LENGUAS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hace unos días publicábamos en nuestro muro de Facebook un mapamundi que mostraba las lenguas que se encuentran en peligro de extinción, ¿lo viste?

La fotografía es preocupante, miles de idiomas de todos los rincones del mundo que, según diversos estudios, están abocados a desaparecer en la próxima década.

Algunos de estos idiomas son minoritarios y muy alejados de nuestra tierra y cultura. Algunos de los más peculiares son, por ejemplo, el mohawk – hablado por unas 3000 personas en Estados Unidos y Canadá – o el antiquísimo idioma australiano mati ke, utilizado actualmente por sólo tres personas en todo el mundo.

Pero muchas otras lenguas son conocidas y terriblemente cercanas a nuestras propias raíces: el romaní o el gascón en Francia, el gaélico o el irlandés en el Reino Unido o, ya en casa, el aragonés o el asturiano españoles.

Lenguas en Aragón

La problemática de la desaparición de la cultura lingüística de cientos de pueblos es motivo de preocupación de expertos del mundo entero. Lingüistas, traductores, intérpretes, profesores y académicos se unen para no dejar morir la herencia cultural y social de miles de personas.

De todos los proyectos interesantes que hemos encontrado en Internet podemos destacar tres.

METANET: se autodefinen como “Una Red de Excelencia formada por 60 centros de 34 países, dedicada a poner las bases tecnológicas de la Sociedad de la Información multilingüe europea.”  http://www.meta-net.eu

Endangered Languages: proyecto de alianza mundial para la diversidad lingüística.  Aparte de interesantes artículos y foros, en este entorno web encontramos un mapamundi completísimo de idiomas y lenguas en peligro de extinción. http://www.endangeredlanguages.com/?hl=es

Atlas Europeo de las lenguas en peligro: proyecto liderado por la UNESCO. Contiene una completísima base de datos para realizar búsquedas de idiomas en peligro de extinción país por país. http://www.unesco.org/new/es/culture/themes/endangered-languages/atlas-of-languages-in-danger/

Una reflexión para terminar: la lengua de un pueblo es el principal vehículo de transmisión de sus raíces culturales, de su patrimonio como miembro de la comunidad mundial. Que desaparezca su lengua ¿implicará que desaparezca su cultura?

LENGUAS DE ESPAÑA

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Esta semana celebramos en España el aniversario de uno de los hitos democráticos más importantes de nuestra historia: la ratificación mediante referéndum de la Constitución Española el día 6 de diciembre de 1978.

Constitución Española 1978

La Constitución es el marco legal básico en el que se apoyan miles de leyes y decretos.

Creada en un marco político convulso, esta norma del ordenamiento jurídico español marca las principales líneas democráticas que delimitan nuestra convivencia y funcionamiento como país.

En cuanto a los idiomas, ¿qué dice nuestra Constitución sobre las lenguas oficiales del Estado Español?

Veamos:

Artículo 3 de la Constitución Española:

1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.

2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.

3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.

 El punto tres es, quizá, el que más nos llama la atención a los amantes de las letras:

Las diferentes lenguas son un patrimonio cultural, una riqueza que debemos conservar, respetar y potenciar.

En nuestro país somos tremendamente afortunados ya que podemos disfrutar no de una, sino de varias lenguas para comunicarnos.

 Cada una de estas lenguas forma parte intrínseca de nuestra historia, de nuestros valores como pueblo, de nuestra riqueza cultural y artística, de nuestra personalidad como miembros de una comunidad.

¿Y tú? ¿En qué lengua te comunicas mejor?