Archivo de la etiqueta: ortografía

La diversidad lingüística en Estados Unidos.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Según la prestigiosa publicación Ethnologue  el español es el segundo idioma más hablado del mundo, después del chino y justo antes del tercero de la lista, el inglés. Más de 400 millones de personas de treinta países diferentes se comunican, con sus propias particularidades, en la lengua de Cervantes.

Uno de los países del mundo donde encontramos un mayor número de hispanohablantes es el enorme y poderoso Estados Unidos de América. En este  país una gran parte de su población afirma tener como segunda lengua materna el castellano, 43 Estados lo reconocen como segunda lengua después del inglés y numerosos organismos lo utilizan en sus comunicados oficiales y entornos web.

Estos datos no deben extrañarnos ya que, según el Censo Oficial del año 2012, en Estados Unidos viven más de 53 millones de hispanos, una cifra que equivale a algo más de un 13% del total de la población.

Pero además de la incidencia e importancia del español, en los últimos años Estados Unidos asiste a un incremento del uso y conocimiento de otras lenguas. Algunos teóricos apuntan a una posible revolución lingüística promovida por la irrupción de miles de inmigrantes procedentes de diversos puntos del mundo; personas y familias que introducen el chino, el persa o el árabe de sus países de origen en la ecléctica sociedad norteamericana.

Como bien sabemos, la influencia de un idioma en la sociedad es un dato importante que puede afectar y modificar los usos y costumbres de un país. La introducción de nuevas lenguas en los Estados Unidos ha preocupado de tal manera a su Gobierno que la Oficina del Censo Estatal ha publicado un interesante mapa interactivo que muestra la influencia de los diversos idiomas a lo largo y ancho del gran país norteamericano.

mapa-interactivo

Los idiomas que aparecen en este mapa son variopintos; encontramos, por supuesto, el español, el italiano, el francés o el alemán. Pero también aparecen algunas lenguas menos mayoritarias como pueden ser el vietnamita, el tagalo o el coreano.

Lo preocupante del informe no es la amplia variedad de lenguas sino que muchos de estos nuevos norteamericanos no dominan el que se supone que debería ser el idioma principal de su país de adopción, el inglés.

¿Crees que los norteamericanos tienen razones para preocuparse?

 

Por cierto: es interesante chequear este mapa interactivo. Si te apetece echarle un vistazo, aquí tienes su enlace directo.

 

El origen del idioma alemán

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Los alemanes son un pueblo grande y valeroso. Su laboriosidad, su ciencia y su valentía, reclaman la admiración del mundo. Sólo hay que canalizar su fabulosa energía para que sirva al mundo en su totalidad”. Mahatma Gandhi.

bandera-alemania-gif

Uno de los idiomas de traducción más solicitados por nuestros clientes es el alemán que, al contrario de lo que mucha gente cree no es el idioma oficial sólo de nuestros vecinos alemanes. Austria, Bélgica, el pequeño Liechtenstein, Luxemburgo y Suiza son otros países en los que la lengua de los hermanos Grimm es oficial o cooficial. Además, debido a la inmigración, actualmente hay comunidades germanoparlantes en muchos países, sobre todo en Argentina, Estados Unidos y Brasil. En definitiva: Millones de personas y empresas que se comunican de forma habitual en este fuerte y expresivo idioma.

 

Origen:

El alemán es una lengua germánica cuyo origen se sitúa en la Edad Media. En el siglo XIV el idioma oficial de la actual Alemania era, como en muchas otras, el latín. Era el idioma culto que se plasmaba en todos los documentos oficiales y religiosos. El problema estaba en que el pueblo llano no dominaba este culto idioma. En esa época, y dependiendo de la región donde habitara, la gente hablaba diversos dialectos como el bávaro, el alemannisch y el fráncico renano o medio. Había tantos que se vio necesario unificarlos en una sola lengua que, además de los dialectos regionales, todo el mundo hablase y comprendiese.

De esta forma el Emperador Luis IV (1314-1347) decidió unir todos los dialectos y crear un lenguaje oficial común, el idioma que, depurado a través de los siglos, llegaría a ser el sexto idioma más hablado del mundo. 

Algunas curiosidades:

–          Aunque la gramática y la ortografía no son sencillas, los alemanes tienen algunas reglas que nos pueden ayudar. Una de ellas es que el sustantivo se escribe siempre con la letra inicial en mayúscula: “dar Substantiv”.

–          En alemán hay muchas palabras compuestas, es decir, formadas por dos palabras que escritas de forma individual significarían algo diferente (serían, por ejemplo, las españolas “sacacorchos” o “cortaplumas”). La peculiaridad es que, para comprenderlas, hay que leerlas de atrás hacia delante. Por ejemplo, “curso de verano” sería en alemán Sommerkurs. Kurs significa “curso” y sommer quiere decir “verano”. De forma compuesta leeríamos: “curso de verano”.

–          En el 2013 desapareció la palabra más larga del idioma alemán que tenía, nada más y nada menos, que 63 letras. Era esta: “Rindfleischetikettierungsüberwachungsaufgabenübertragungsgesetz” y podríamos traducirla como “ley para la transferencia de tareas de supervisión en el etiquetado de la carne vacuna”.

–          Una de las palabras actuales más largas del diccionario alemán tiene 36 letras: “Kraftfahrzeug-Haftpflichtversicherung”. En español sería algo así como “seguro de responsabilidad civil de automóviles”.

¿Te gustaría hablar alemán? ¿Por qué?

 

LE-LA-LO: los leísmos

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Me le dejé en el autobús.

A Petra la dolía la cabeza.

A Pedro lo gustó el cocido.

En algunas zonas del centro de España cometer laísmos, loísmos o leísmos es bastante habitual. Estos errores están tan implantados en nuestro lenguaje coloquial que muchas veces se “contagian” a nuestros escritos: cartas comerciales, memorias empresariales, trabajos académicos, artículos de prensa y de internet o correos electrónicos.

LAISMO

De forma muy sencilla podríamos decir que el error consiste en utilizar los pronombres átonos “le”, “la”, “lo” (y sus formas plurales) como complementos directos cuando son complementos indirectos y al revés: utilizarlos como complementos indirectos cuando su función es, precisamente, la de complementos directos.

Quizá estos errores no se consideren tan importantes como intercambiar una “b” por una “v”, pero sí que denotan una falta de conocimientos por parte de quien los comete (sobre todo en el caso de los profesionales de la comunicación).

 

El leísmo:

El leísmo consiste en utilizar el pronombre “le” en lugar de los pronombres “la” o “lo”.

Con varios ejemplos lo veremos más claro:

CORRECTO INCORRECTO
La gatita entró a casa, pero no la vi salir. La gatita entró a casa, pero no le vi salir.
Lo cogí y me subí al autobús (un jersey). Le cogí y me subí a autobús (refiriéndonos a un jersey).

El laísmo:

Incurrimos en un  laísmo cuando usamos el pronombre “la” en lugar de “le”.

CORRECTO INCORRECTO
A ella le dolía la cabeza. A ella la dolía la cabeza.
A María le salió un grano. A María la salió un grano.

El loísmo:

Caemos en un loísmo cuando usamos el pronombre “lo” en lugar de “le”.

CORRECTO INCORRECTO
A Pedro le gustó mucho el cocido. A Pedro lo gustó mucho el cocido.
A Hernando le dio una fuerte migraña. A Hernando lo dio una fuerte migraña.

 

Como bien apuntan nuestros contactos de Linkedin, este no es un tema sencillo. Así, recurrimos a la tabla ejemplo que aparece en la sección de consultas de la Real Academia de la Lengua Española:

 

RAE

¿Qué opinas? ¿Te parece complicado no incurrir en laísmos, leísmos y loísmos?

¡QUE VIENEN LOS RUSOS!

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

De unos años para acá, el sector turístico español está atendiendo a unos nuevos y enriquecidos clientes: los turistas rusos.

Ingleses, italianos y alemanes – nuestros clásicos visitantes – se ven desbancados por los habitantes de ese lejano y frío país báltico. Familias, grupos y solteros (singles si utilizamos el neologismo más popular) llenan los grandes hoteles, cenan en restaurantes galardonados con una o varias estrellas Michelín y adquieren carísimos regalos en los más refinados centros comerciales.

Según la encuesta “Movimientos Turísticos en Fronteras (frontur)”, en el año 2013 visitaron España más de 1 millón y medio de rusos. Además se estima que la tendencia continuará en este recién estrenado 2014 y que en el no tan lejano 2015 llegaremos a recibir más de 2 millones de turistas de la nación del Kremlin.

Rusia 3

Y te preguntarás ¿por qué habla de turismo un blog de una empresa de traducción e interpretación? Por dos importantes razones:

1. La mayor parte de estos turistas no hablan una sola palabra ni de castellano ni de inglés; sólo se comunican en su propio idioma, el ruso. No comprenden las cartas de los restaurantes, los rótulos de los comercios o los folletos de los museos.

Menú ruso

2. Los inversores rusos – en ocasiones personas que conocieron España siendo turistas – han fijado sus objetivos en nuestro país.

Muchas zonas de España – especialmente las costeras – han visto cómo sus pueblos y ciudades se han llenado de rótulos, carteles, periódicos gratuitos… escritos en caracteres cirílicos.

Rusia 2

 

Y entonces, ¿qué pueden hacer las empresas que desean dar servicio a estos clientes? ¿Van a dejar pasar los cientos de miles de euros que pueden reactivar sus depauperadas cuentas anuales?

La respuesta es clara: las empresas españolas debemos prepararnos para recibir con los brazos abiertos a este nuevo y pujante visitante. ¿Cómo? Bueno, un excelente primer paso sería traducir al ruso nuestras ofertas de productos y servicios, ¿verdad?

 Y tú ¿qué opinas? ¿Crees las empresas y los profesionales españoles están preparados para atender debidamente al mercado ruso?

LENGUAS EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hace unos días publicábamos en nuestro muro de Facebook un mapamundi que mostraba las lenguas que se encuentran en peligro de extinción, ¿lo viste?

La fotografía es preocupante, miles de idiomas de todos los rincones del mundo que, según diversos estudios, están abocados a desaparecer en la próxima década.

Algunos de estos idiomas son minoritarios y muy alejados de nuestra tierra y cultura. Algunos de los más peculiares son, por ejemplo, el mohawk – hablado por unas 3000 personas en Estados Unidos y Canadá – o el antiquísimo idioma australiano mati ke, utilizado actualmente por sólo tres personas en todo el mundo.

Pero muchas otras lenguas son conocidas y terriblemente cercanas a nuestras propias raíces: el romaní o el gascón en Francia, el gaélico o el irlandés en el Reino Unido o, ya en casa, el aragonés o el asturiano españoles.

Lenguas en Aragón

La problemática de la desaparición de la cultura lingüística de cientos de pueblos es motivo de preocupación de expertos del mundo entero. Lingüistas, traductores, intérpretes, profesores y académicos se unen para no dejar morir la herencia cultural y social de miles de personas.

De todos los proyectos interesantes que hemos encontrado en Internet podemos destacar tres.

METANET: se autodefinen como “Una Red de Excelencia formada por 60 centros de 34 países, dedicada a poner las bases tecnológicas de la Sociedad de la Información multilingüe europea.”  http://www.meta-net.eu

Endangered Languages: proyecto de alianza mundial para la diversidad lingüística.  Aparte de interesantes artículos y foros, en este entorno web encontramos un mapamundi completísimo de idiomas y lenguas en peligro de extinción. http://www.endangeredlanguages.com/?hl=es

Atlas Europeo de las lenguas en peligro: proyecto liderado por la UNESCO. Contiene una completísima base de datos para realizar búsquedas de idiomas en peligro de extinción país por país. http://www.unesco.org/new/es/culture/themes/endangered-languages/atlas-of-languages-in-danger/

Una reflexión para terminar: la lengua de un pueblo es el principal vehículo de transmisión de sus raíces culturales, de su patrimonio como miembro de la comunidad mundial. Que desaparezca su lengua ¿implicará que desaparezca su cultura?

LENGUAS DE ESPAÑA

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Esta semana celebramos en España el aniversario de uno de los hitos democráticos más importantes de nuestra historia: la ratificación mediante referéndum de la Constitución Española el día 6 de diciembre de 1978.

Constitución Española 1978

La Constitución es el marco legal básico en el que se apoyan miles de leyes y decretos.

Creada en un marco político convulso, esta norma del ordenamiento jurídico español marca las principales líneas democráticas que delimitan nuestra convivencia y funcionamiento como país.

En cuanto a los idiomas, ¿qué dice nuestra Constitución sobre las lenguas oficiales del Estado Español?

Veamos:

Artículo 3 de la Constitución Española:

1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.

2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.

3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.

 El punto tres es, quizá, el que más nos llama la atención a los amantes de las letras:

Las diferentes lenguas son un patrimonio cultural, una riqueza que debemos conservar, respetar y potenciar.

En nuestro país somos tremendamente afortunados ya que podemos disfrutar no de una, sino de varias lenguas para comunicarnos.

 Cada una de estas lenguas forma parte intrínseca de nuestra historia, de nuestros valores como pueblo, de nuestra riqueza cultural y artística, de nuestra personalidad como miembros de una comunidad.

¿Y tú? ¿En qué lengua te comunicas mejor?

LA IMPORTANCIA DE LA TILDE. Primera Parte.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Vamos a empezar esta serie de artículos con un pequeño reto. Intenta leer el siguiente párrafo sin atragantarte demasiado:

El critico que critico aquella película cogio mas de dos meses de baja por tener un calculo renal mas no por ello dejo de ser tan acido como era aquel jueves lluvioso en que actuo como arbitro en la comunidad de vecinos donde habito.

¿Qué tal? ¿Lo has leído bien? 🙂

Hay muchísimos textos que pueden ayudarte a refrescar los conceptos básicos sobre la diferencia entre acento y tilde, las reglas ortográficas principales sobre la acentuación, las excepciones… En otros artículos hablaremos de ello, pero en este nos gustaría aclarar una duda importante que a casi todo el mundo le ha surgido alguna vez.

La polémica de la palabra “solo”:

Como quizá recuerdes, la última edición de la Ortografía de la RAE incluía entre sus consejos evitar tildar el término solo. Lingüistas, traductores, intérpretes, profesores y periodistas pusimos el grito en el cielo. ¿Cómo íbamos a diferenciar ahora “solo” de soledad y “sólo” de solamente?

Los responsables de la Real Academia de la Lengua Española enseguida respondieron a las críticas argumentando que la nueva regla no era tal sino un simple consejo, una orientación, pero claro, la duda se implantó en nuestros libros, periódicos, revistas, ordenadores y pizarras.

Polémicas aparte y resumiendo: ¿Ponemos tilde o no la ponemos? Pues la respuesta es “depende del contexto”. La RAE aconsejó que no se tildara, pero si lo haces no estarás cometiendo una falta de ortografía. Por ejemplo ¿cómo escribirías la siguiente frase?

–          Solo estoy solo.

O

–          Sólo estoy solo.

tilde

Mucha gente considera que el exceso o defecto de tildes no es una falta ortográfica de tanta importancia como otras más obvias como, por ejemplo, confundir la “b” con la “v”. Pero en ABC Translink no opinamos lo mismo.

 Nuestro rico idioma se merece un respeto y, por mucho daño que estén haciendo los teclados táctiles de los móviles, no debemos olvidarnos de la importancia de ese diminuto rasguito que incorporamos a ciertas letras y que llamamos tilde. ¿Estás de acuerdo?

LA DIFÍCIL TRADUCCIÓN DE LOS NEOLOGISMOS

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Definición de Neologismo según el DRAE (Diccionario de la lengua española):

(De neo-, el gr. λόγος, palabra, e -ismo).

1. m. Vocablo, acepción o giro nuevo en una lengua.

2. m. Uso de estos vocablos o giros nuevos.

 On line, chat, a capella, accountability, antibullying, app,  bio, blogger, drag queen, drone, premium, showroom, Smartphone…

Neologismos según Forges

Una de las consecuencias de vivir en una sociedad dinámica, plural y conectada por las diversas redes de comunicación es el nacimiento y uso cotidiano de los llamados neologismos, esos nuevos términos que se incorporan de forma casi natural al idioma de un país o territorio.

La lengua, como la sociedad, está viva y en constante evolución. Así, el uso de los neologismos está plenamente aceptado tanto en los medios de comunicación como en el lenguaje diario de los ciudadanos, pero ¿deben ser traducidos o interpretados? ¿Se considera adecuado utilizarlos en los documentos oficiales? Hablemos un poco de este interesante tema:

En esencia un neologismo surge o se implanta por la necesidad de un idioma de nombrar algo novedoso para el que la propia lengua no tiene un vocablo o término específico. Los neologismos surgen en diferentes ámbitos de la vida diaria, pero quizá tienen más fuerza en los sectores económico y tecnológico.

¿Se deben traducir siempre los neologismos? Esa es la duda que se plantean a diario cientos de intérpretes, traductores y profesionales de la lengua de nuestro país.

La respuesta es “depende”. Si el neologismo en cuestión ya tiene una acepción propia en castellano, las fuentes académicas más acreditadas nos aconsejan utilizarla. Veamos algunos de los ejemplos más habituales:

NEOLOGISMO TRADUCCIÓN
E-mail o email Correo electrónico.
Chat Conversación o charla.
Fast food Comida rápida o comida basura.
Thriller Obra de suspense (novela, película, cortometraje, etc.).
Smartphone Teléfono inteligente.
Cash-flow Flujo de caja.
Affaire Aventura amorosa, relación amorosa ocasional.
Renting Alquiler o arrendamiento.
Basket Baloncesto
Penalty Penalti
Amenities Servicios o instalaciones de acogida.
Resort Complejo hotelero o centro vacacional.
Management Gestión, administración o dirección.
Bug Defecto o error inesperado.
Car sharing Uso temporal de vehículos.
Stage Concentración deportiva.
Tax lease Ayudas fiscales
Pen drive Memoria USB o lápiz de memoria.
Customizar Personalizar o adaptar.
Business Angel Ángel o padrino inversor
Know-how Saber hacer.
Vending Venta automática.
Crowdfunding Inversión colectiva
Core business Actividad o negocio principal.
Smurfing Menudeo
Webinar Seminario web.

Como ves, son solo algunos ejemplos de los cientos de neologismos que utilizamos cada día. Así que, ante la duda, lo más recomendable es acudir a una fuente fidedigna, por ejemplo a la Base de Datos sobre neologismos que el Instituto Cervantes ofrece en su página web: http://ow.ly/q5os0

ESOS EXTRANJERISMOS…

señal de stop

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Los extranjerismos siempre han formado parte de cualquier idioma, pero ¿crees que nuestro castellano está abusando de ellos? ¿Podríamos evitarlos y utilizar palabras que, aunque no suenen tan modernas, sean más correctas? Empecemos por el principio: Los extranjerismos son vocablos o expresiones lingüísticas que un idioma toma prestado de otro e incorpora a su propio idioma.

En general, la Real Academia de la Lengua desaconseja el uso de los extranjerismos siempre y cuando en el castellano encontremos una palabra con un significado similar. El problema es que estas palabras o expresiones se han introducido tan profundamente en nuestra forma de hablar que ya ni nos damos cuenta de que no son “nuestras”. ¿Ejemplos?:


Chalet
: chalé, proveniente del francés.

Chef: jefe de cocina, también de origen francés.

Hobby: afición, pasatiempo o entretenimiento, del querido idioma inglés.

Link: también del inglés y que se ha introducido tan profundamente en nuestro idioma que casi nadie escribe su traducción en castellano “enlace”.

Email: en inglés, correo electrónico en la lengua de Cervantes.

Chat: volvemos al inglés. Vocablo que ha desbancado completamente al amigable término “charla”.

Como ves, los anglicismos – vocablos provenientes del inglés – son los favoritos en nuestro país aunque tampoco tenemos que perder de vista los galicismos – vocablos franceses- tan utilizados como capó, bulevar o ambigú.

¿Y desde el punto de vista de la traducción? ¿Cómo debemos interpretar o traducir los profesionales ciertas palabras o expresiones tan presentes en la cultura española? Acudamos al Diccionario Panhispánico de Dudas:

Baby boom = Explosión de natalidad.

Cash flow = Flujo de caja. Término económico muy utilizado en estos tiempos tan complicados.

Customizar = Adaptar o personalizar.

Management = Gestión, dirección o administración.

Pen drive = Memoria USB o lápiz USB.

Resort = Complejo hotelero o complejo vacacional.

Runner = Corredor.

Thriller = Película o novela de suspense. Para traducciones dirigidas a un público hispanoamericano, podemos sustituir “suspense” por “suspenso”.

Ticketing = Venta de entradas (boletos o billetes en algunos países).

En fin, esta es una pequeña muestra de las posibilidades que tiene nuestro gran idioma y que, por moda o por pereza, nos resistimos a ofrecer a nuestros lectores. ¿Y tú? ¿Conoces algún anglicismo que te moleste especialmente?

Forges y los extranjerismos

Forges y los extranjerismos