Archivo de la etiqueta: traducción publicitaria

La traducción publicitaria, escribir para convencer.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

A diario todos somos bombardeados por cientos de mensajes publicitarios. Algunos están escritos directamente en español, pero otros muchos han sido escritos originalmente en inglés, francés, chino, alemán, árabe, etc. ¿Has pensado alguna vez quién traduce estos anuncios publicitarios? ¿Qué magos de la traducción son capaces de trasladar esas frases emocionales a un lenguaje que al consumidor le llegue al corazón?

Hoy en ABC Translink hablamos de la traducción publicitaria con tres ejemplos reales de lo que no se debería hacer. Además de hacernos sonreír, estos ejemplos nos pueden dejar una interesante moraleja: elijamos a la mejor agencia de traducción para traducir nuestros eslóganes y anuncios antes de lanzarlos a los mercados extranjeros.

mazda-laputa


Volando en cueros con American Airlines.

Hace unos años, la compañía norteamericana American Airlines invirtió un montón de dinero en publicitar la incorporación de unos cómodos y lujosos asientos de cuero en la primera clase de sus aviones. En inglés el eslogan de la campaña era “Fly in leather” y, como ves, lo tenía todo, era corto, rotundo y fácil de leer. El problema surgió cuando los traductores de la compañía trasladaron esta frase al español de forma literal. ¿El resultado? “Vuela en cueros”. Un poco atrevido, ¿verdad?

“Nothing sucks like an Electrolux”

¿Cómo traducirías al inglés coloquial esta frase? ¿Quizás como “Nada apesta tanto como una Electrolux”? Esto es lo que le ocurrió a la conocida empresa de origen escandinavo Electrolux. Supuestamente, el eslogan quería transmitir a los consumidores la idea de que las aspiradoras de esta marca aspiraban o chupaban perfectamente la suciedad allí por donde pasaban. Lamentablemente, el traductor no tuvo en cuenta un aspecto fundamental en la traducción publicitaria: la existencia del lenguaje coloquial.

El palito de estiércol de Clairol

Clairol es una marca de cosméticos bastante conocida en Estados Unidos. Uno de los productos de su gama, un perfilador de ojos, fue bautizado en inglés con un sugerente nombre, “Mist stick”, traducido al español como “Palito de niebla”. El problema surgió cuando los directivos de la empresa decidieron no invertir en traducciones y lanzar ese producto con su nombre original en el estado alemán de Baviera. El problema es que en la jerga coloquial de esta parte de Alemania “mist stick” se traduce, literalmente, como “palito de estiércol”. Como te imaginarás, el producto no tuvo una acogida demasiado entusiasta por parte de sus posibles compradoras.

 

En definitiva, y según nuestra experiencia, los profesionales que se dedican a la traducción publicitaria no solo deben conocer a fondo los dos idiomas implicados en una traducción – el idioma materno y el idioma final del mensaje – sino que tienen que ser expertos en las raíces culturales y lingüísticas de las comunidades residentes en los países destino de la traducción. Deben tener, en definitiva, unos conocimientos extra lingüísticos que les permitan, junto con el departamento de comunicación de la empresa cliente, crear eslóganes y textos publicitarios comprensibles y convincentes. Dos cualidades imprescindibles para optimizar la inversión publicitaria de cualquier empresa del mundo.

 

¿Quieres más información? Contacta con ABC Translink.

 

La importancia de traducir tu página web.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Una de las virtudes más valoradas de la red de redes es su capacidad para diluir fronteras.

Internet es una gran ventana, un escaparate donde podemos asomarnos y disfrutar de paisajes, edificios, pinturas, esculturas, pueblos, ciudades… Una persona curiosa con acceso a Internet puede aprender a su ritmo cientos de idiomas diferentes, aprender a pintar o diseñar desde su casa o conocer de primera mano la forma de vida de los habitantes de los más remotos rincones de nuestro planeta.

El milagro tecnológico de Internet ha cambiado drásticamente no sólo nuestra forma de ocio sino también el modo en que las empresas y organizaciones hacen sus negocios.

Desde el más humilde profesional autónomo hasta la multinacional más poderosa e importante cuentan con un rinconcito en el mercado virtual. Miles, millones de entornos web dedicados a conectar a las empresas con sus clientes y a vender directamente productos y servicios de región en región, de país en país.

Internet es un gran mercado, un enorme escaparate virtual en el que casi cualquiera puede exponer y vender sus productos.

Pero ahora empiezan los “peros”: ¿crees que una persona que no hable castellano comprendería el mensaje que trasmite tu página web? Sabes que no, pero quizá seas de esos que opinan que “para eso sirven los traductores automáticos”. Bien, haz una pequeña prueba que es, además, muy española: escribe en el traductor automático de GoogleJamón serrano” (escribe la palabra Jamón con J mayúscula y la palabra serrano con s minúscula).

jamón serrano

¿Estás de acuerdo con la traducción? Desde luego si comercializaras este delicioso producto seguro que pondrías el grito en el cielo.

Otra curiosidad sobre este ejemplo: si escribes la palabra jamón con j minúscula, el traductor automático te devuelve una traducción completamente diferente de la anterior: serrano ham. Es otra muestra de que este tipo de herramientas no son fiables a la hora de traducir textos importantes.

En definitiva: encargar a una agencia de traducción profesional la traducción de tu página web no es un gasto inútil, es una excelente inversión que no deberías dejar de hacer.

 

¿Te animas? Pulsa aquí y solicita hoy mismo tu presupuesto personalizado.

La norma de calidad UNE-EN 15038

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Si sueles visitar páginas web de agencias de traducción quizás te has fijado en que algunas de ellas afirman cumplir con la norma de calidad UNE-EN 15038: 2006. Es la norma europea que garantiza los servicios de calidad para servicios de traducción.

UNE ABC Translink

La norma UNE-EN 15038 es relativamente nueva ya que fue aprobada por el CEN (Comité Europeo de Normalización) el 13 de abril del año 2006 y publicada de forma oficial en el mes de mayo 2006.

El objetivo final de esta larga norma europea es garantizar que todos los procesos que lleve a cabo una agencia de traducción sean de alta calidad. También especifica todos los requisitos técnicos y humanos que debe cumplir un grupo de traductores, desde la elaboración correcta de presupuestos, a la gestión de las diferentes fases que conforma un proyecto de traducción, pasando por los procedimientos que se utilicen para llevar a cabo un servicio determinado o los diferentes sistemas de control de calidad que se adopten desde la propia empresa.

Esta norma plasmó en papel varios puntos importantes que el colectivo de traductores venía reclamando desde hacía tiempo. Por ejemplo:

– En el proceso de traducción debe incorporarse una figura externa al traductor: el revisor. El trabajo de revisión de esta persona será una pieza más que garantice la calidad de los textos traducidos. La norma UNE-EN 15038 define la revisión como “el examen de una traducción respecto a su adecuación a la finalidad prevista, cotejo de los textos de origen y de destino, y recomendación de las correcciones pertinentes”.

–  Los traductores que se encarguen de la traducción deben tener una serie de competencias profesionales que garanticen la calidad del proceso y el resultado final. Según la norma, los traductores deben cumplir al menos uno de los siguientes tres requisitos:

– Disponer de una titulación superior oficial en estudios de traducción.

– Disponer de una titulación superior oficial en cualquier disciplina académica y haber acumulado al menos dos años de experiencia acreditada documentalmente como traductor.

– Disponer de al menos cinco años de experiencia acreditada en trabajos de traducción.

Como ves, contratar una agencia de traducción que cumpla con la norma UNE-EN 15038:2006 garantiza la calidad de los servicios que vas a abonar. Por supuesto, ABC Translink cumple con esta normativa y con todos y cada uno de sus importantes requisitos.

¿Quieres saber más?

¿Por qué un servicio de corrección?

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hace unos meses, cuando renovamos los contenidos de nuestra página web decidimos incorporar un servicio denominado corrección de estilo.

La corrección ya formaba parte de nuestra cartera de servicios desde que nacimos como empresa, pero nos pareció buena idea destacarla y explicar a nuestros clientes en qué consiste y por qué es tan importante.

A ver, una reflexión: ¿crees que los escritores de libros se corrigen solos sus textos? ¿Crees que los políticos o sus redactores corrigen ellos mismos los discursos que escriben? ¿Y los periodistas y los artículos que se publican en medios de comunicación serios?

La respuesta es “no”.

 

ORRECCION_ABCTRANSLINK

Para que una escritura sea de calidad necesita que intervengan en su elaboración tres figuras.

– Redactor o escritor.

– Corrector.

– Editor.

La función del escritor es obvia: plasmar sus ideas en papel de forma convincente y creíble.

La función que lleva a cabo un corrector es bien conocida: responsabilizarse de que cada palabra esté correctamente escrita desde el punto de vista ortográfico, lingüístico y gramatical.

La función del editor es algo más desconocida: debe revisar los textos de forma que sean coherentes, que las palabras y las expresiones estén correctamente colocadas en función de la intencionalidad, que las líneas temporales y de argumento no se rompan, que exista coherencia entre las diversas partes del texto, y un largo etcétera.

¿Y qué ocurre en una escritura de calidad traducida?

En el proceso de traducción de un texto intervienen no tres, sino cuatro figuras, a saber:

– Redactor o escritor.

– Traductor.

– Corrector.

– Editor.

Como ves, el proceso anterior se complementa con la figura de un traductor profesional, pero en ABC Translink seguimos incorporando el trabajo de dos importantes figuras profesionales: el corrector y el editor.

 

Estas figuras son fundamentales en el proceso de traducción de tus textos por varias razones, destacamos dos:

– Garantizan que tus ideas se trasladan fielmente de un idioma a otro, con su idiosincrasia y giros idiomáticos propios y, lo más importante, sin incurrir en faltas de ortografía, fallos idiomáticos o malos entendidos.

– Aseguran que no lanzas al mercado contenidos inexactos o directamente erróneos. Faltas de ortografía, ausencia de coherencia o confusión de términos son algunos de los errores sintácticos, gramaticales y de estilo que afectan negativamente a la imagen de tu empresa a nivel internacional.

¿Qué opinas? ¿Crees que una mala traducción puede afectar negativamente a la imagen de tu empresa en el mercado?

Traducciones publicitarias, mucho más que palabras.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Aunque no lo queramos reconocer, a todos nos gusta la buena publicidad. Esos eslóganes graciosos, sorprendentes o pegadizos que pasan a formar parte de nuestra vida casi sin darnos cuenta. Por ejemplo ¿recuerdas?:

– Si no hay casera, nos vamos.

– Busque, compare y si encuentra algo mejor ¡cómprelo!

– El algodón no engaña.

– ¿Te gusta conducir?

– Porque yo lo valgo.

Y tantos y tantos otros.

 Eslogan

En un mercado globalizado y competitivo, saturado de productos y servicios, la importancia de de los mensajes publicitarios es innegable. Todas las empresas, grandes y pequeñas, se esfuerzan en trasmitir las bondades de sus productos y servicios a sus exigentes clientes. Conseguir crear una buena publicidad en un idioma es complicado, pero trasladarla a otro idioma es… tarea de profesionales.

Traducir textos publicitarios no consiste solo en trasladar palabras de un idioma a otro ya que en la mayoría de los casos esas palabras y frases perderán todo su sentido original. Tampoco consiste en inventarse una idea publicitaria nueva ni, por supuesto, en cambiar el mensaje que la marca quiere lanzar a sus clientes.

Entonces ¿cuál es el secreto de la publicidad traducida?:

La correcta localización.

Localización. Seguro que has leído esa palabra en otras webs de traducción, pero ¿sabes lo que significa?

“Localizar” aplicada al sector de la traducción significa adaptar el mensaje a la idiosincrasia propia del país al que vaya destinado. Conocer a fondo los giros idiomáticos, las palabras o frases del idioma “de la calle” para, finalmente, trasladar en palabras el sentido real del mensaje original.

Pero ¿cómo conseguirlo?

Contando con profesionales de la traducción y la interpretación  que tengan como lengua materna la que van a traducir o, en su defecto, que hayan pasado largos años inmersos en la cultura del idioma a interpretar.

En fin, este es uno de los pequeños secretos del mundo de la traducción publicitaria: comprender el mensaje original, localizar el mercado destino y adaptar el texto a la personalidad del cliente final.

Traducir los textos publicitarios se convierte, así, en una necesidad vital para todas esas empresas grandes o pequeñas que se han embarcado en un proceso de internacionalización. Y, como dice el eslogan (sin traducir): Just do it!