Traducir… inglés norteamericano.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

En los últimos años el inglés se ha consolidado como el idioma de los negocios por excelencia; todas las empresas necesitan traducir su página web o su tienda virtual al inglés, sus documentos corporativos, sus contratos comerciales, etc. Pero, ¿en qué inglés se deben traducir estos documentos? ¿En el inglés británico? ¿En su variedad norteamericana? Vamos a intentar aclarar esta duda:

¿Son muy diferentes?

Del mismo modo que ocurre con el castellano de América, el inglés de Norteamérica también es diferente del idioma original que se habla en el Reino Unido, pero los dos idiomas no son tan distintos como para que un británico no comprenda a un norteamericano y viceversa.

Sí cambian bastantes palabras, frases hechas o, incluso, reglas ortográficas y gramaticales pero estos cambios no influirán de forma definitiva en la esencia del mensaje. Lo vemos con un ejemplo sencillo en nuestro propio idioma: si un colombiano te pide fuego,  puede que lo haga utilizando la expresión “¿Me prestas candela?”. Quizá te quedes algo sorprendido en un primer momento, pero rápidamente comprenderás la esencia del mensaje y le prestarás un mechero si lo tienes.

 

¿Debo encargar traducciones diferentes?

La respuesta a esta pregunta es: depende. Depende del carácter y el estilo de los mensajes originales y, también, del objetivo que desees alcanzar con esa traducción.

Los textos puramente informativos – dosieres de empresa, contratos mercantiles, libros de estilo, páginas web informativas, etc.- se pueden traducir sólo al inglés británico sin problema. Aunque tus clientes hablen inglés norteamericano comprenderán perfectamente el mensaje que deseas trasmitir. En cambio, si los textos son publicitarios – anuncios de prensa o Internet, mensajes de las redes sociales, etc.,-  deberán traducirse al inglés británico, al norteamericano o a los dos en función del idioma que hable tu público objetivo, tus clientes.  Sólo hablando su propio idioma conseguirás captar realmente la atención de tus clientes y provocar que elijan tu empresa, tus servicios y productos en lugar de los de la competencia.

Un ejemplo extremadamente simple: imagina que queremos vender nuestras fantásticas galletas artesanas en Nueva York. ¿Cuál sería el eslogan correcto?:

– Eat a cookie!

O

– Eat a biscuit!

 

 

Biscuit or cookie

Imagen: por Jolly Janner (Trabajo propio) [Public domain]

¿Necesitas una traducción al inglés norteamericano? Pulsa aquí.

Etiquetado:, , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *