Corrección de textos rápida

Si alguna vez has tenido que corregir textos, seguro que sabes cuánto tiempo lleva hacerlo bien, ¿verdad? Y es que la corrección de estilo de una traducción no sólo consiste en comprobar que no se nos ha colado una hache de más o que no falle la concordancia entre sujeto y predicado; también hay que prestar atención a que no se repitan las mismas palabras en la misma línea o que, por ejemplo, no haya comas de más o espacios de menos.

Nos especializamos en la corrección de documentos. Si necesitas corregir un texto, no dudes en contactar con nosotros.

Corregir textos lleva tiempo, pero afortunadamente existen interesantes herramientas que nos pueden ayudar en nuestra labor como correctores, ¿quieres que te recomendemos alguna de las más útiles? Sigue leyendo después de la imagen.

Corrección de textos ABC Translink


Conversor números-palabras, palabras-números.

Algunos de los gazapos más frecuentes en el mundo de los correctores de estilo son los números expresados en palabras. Por ejemplo, ¿sabías que el ordinal centésimo decimoquinto equivale al número 115? Esta útil aplicación te permitirá comprobar su has colocado bien las tildes, los espacios, etc., pero además te puede sacar de un apuro si tienes un poco lejos el universo de los números ordinales, cardinales, partitivos o multiplicativos.

Contador de caracteres.  

Hay ciertas traducciones como, por ejemplo, la traducción de videojuegos que exige al corrector que se ciña a un número exacto de palabras o caracteres para que la línea traducida no rebase el espacio disponible en la pantalla. Para este y otros casos es útil disponer de una herramienta tan rápida y fácil de utilizar como el contador de caracteres.

 

Stilus.

Para trabajos muy largos, complejos o voluminosos puede ser muy útil contar con una herramienta profesional de corrección de textos muy superior a los programas que vienen por defecto en nuestro ordenador. Stilus es una de las muchas herramientas similares que encontramos en el mercado, no es gratuita, pero se puede hacer una prueba gratuita.

 

Abreviaturas y acrónimos en inglés.

Otro de los caballos de batalla de los correctores de estilo es comprobar que las siglas, las abreviaturas y los acrónimos no contienen erratas en inglés. Esta herramienta llamada Acronym Finder es tan útil como parece, te animamos a probarla.

Libro de estilo de la Unión Europea.  

Según me han contado los correctores de estilo de ABC Translink, algunos de ellos están acostumbrados a trabajar sobre papel, a coger un bolígrafo de color rojo para marcar en cada párrafo las erratas que van detectando. Para poder hacer ese trabajo de la forma más rápida y eficaz posible es esencial conocer el código de corrección, una serie de signos normalizados como los que encontrarás en este documento en formato PDF que te recomendamos desde el blog de ABC Translink.

Etiquetado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *