Hoy hablamos de la interpretación… policial y judicial.

En el mes de septiembre publicamos un artículo sobre la interpretación sanitaria que fue ampliamente difundido por nuestros seguidores en las “redes sociales – “Hoy hablamos de la interpretación sanitaria”-“. Visto el interés que suscita este tema hoy vamos a hablar de la interpretación policial y judicial. Ya nos contarás qué te parece en nuestros perfiles de Facebook, Twitter, Google Plus, Linkedin o aquí mismo, en el blog de traducción e interpretación de ABC Translink.

interpretación-judicial

Diferentes modalidades de interpretación.

El intérprete que colabora con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o que desarrolla su labor en el ámbito judicial debe dominar varias técnicas de la interpretación como, por ejemplo:

La interpretación consecutiva. El intérprete escucha una parte más o menos larga del mensaje del orador y lo interpreta a la lengua materna del receptor de ese mensaje. En el ámbito policial se suele utilizar en los momentos en los que el acusado, la víctima o los testigos hacen una declaración o cuando las autoridades deben informar a la persona detenida de sus derechos, deberes, estado de su caso, etc.

La interpretación simultánea. El intérprete traslada el mensaje de un idioma a otro prácticamente en el mismo momento en que el mensaje se está emitiendo; esta modalidad de la interpretación se utiliza habitualmente durante los procesos judiciales. En estos casos el intérprete trabaja desde una cabina de interpretación utilizando diverso material tecnológico. Como sabes, esta es una de las modalidades más agotadoras y estresantes para los intérpretes, sobre todo en este caso, cuando se está juzgando el presente y el futuro de una o muchas personas.

Si quieres saber algo más sobre las diferentes modalidades de interpretación, pulsa aquí.


El intérprete traductor.

En general, y como te hemos comentado en nuestro blog, un intérprete no es un traductor y viceversa, pero los intérpretes que trabajan en los ámbitos jurídico y policial son una excepción. Tanto en los procesos judiciales como en los procesos policiales se mueve muchísima documentación por escrito que, muchas veces, debe ser traducida y leída en el mismo momento por el intérprete que está en la sala. Como ves, no es una traducción al uso ya que no se trascribe y tampoco se revisa y corrige con tiempo, pero sí es una modalidad de traducción que algunos lingüistas denominan “a la vista” y que un intérprete profesional que trabaja en estos sectores profesionales debe conocer y dominar.

 

¿Conocías estos detalles de la interpretación policial y judicial?

Déjanos leer tu comentario.

Etiquetado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *