La diversidad lingüística en Estados Unidos.

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Según la prestigiosa publicación Ethnologue  el español es el segundo idioma más hablado del mundo, después del chino y justo antes del tercero de la lista, el inglés. Más de 400 millones de personas de treinta países diferentes se comunican, con sus propias particularidades, en la lengua de Cervantes.

Uno de los países del mundo donde encontramos un mayor número de hispanohablantes es el enorme y poderoso Estados Unidos de América. En este  país una gran parte de su población afirma tener como segunda lengua materna el castellano, 43 Estados lo reconocen como segunda lengua después del inglés y numerosos organismos lo utilizan en sus comunicados oficiales y entornos web.

Estos datos no deben extrañarnos ya que, según el Censo Oficial del año 2012, en Estados Unidos viven más de 53 millones de hispanos, una cifra que equivale a algo más de un 13% del total de la población.

Pero además de la incidencia e importancia del español, en los últimos años Estados Unidos asiste a un incremento del uso y conocimiento de otras lenguas. Algunos teóricos apuntan a una posible revolución lingüística promovida por la irrupción de miles de inmigrantes procedentes de diversos puntos del mundo; personas y familias que introducen el chino, el persa o el árabe de sus países de origen en la ecléctica sociedad norteamericana.

Como bien sabemos, la influencia de un idioma en la sociedad es un dato importante que puede afectar y modificar los usos y costumbres de un país. La introducción de nuevas lenguas en los Estados Unidos ha preocupado de tal manera a su Gobierno que la Oficina del Censo Estatal ha publicado un interesante mapa interactivo que muestra la influencia de los diversos idiomas a lo largo y ancho del gran país norteamericano.

mapa-interactivo

Los idiomas que aparecen en este mapa son variopintos; encontramos, por supuesto, el español, el italiano, el francés o el alemán. Pero también aparecen algunas lenguas menos mayoritarias como pueden ser el vietnamita, el tagalo o el coreano.

Lo preocupante del informe no es la amplia variedad de lenguas sino que muchos de estos nuevos norteamericanos no dominan el que se supone que debería ser el idioma principal de su país de adopción, el inglés.

¿Crees que los norteamericanos tienen razones para preocuparse?

 

Por cierto: es interesante chequear este mapa interactivo. Si te apetece echarle un vistazo, aquí tienes su enlace directo.

 

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *