Presupuesto de traducción

Cada maestrillo tiene su librillo. Traductores, periodistas, abogados, economistas, médicos, fontaneros, ebanistas, mecánicos, dependientes, profesores… Todos los oficios tienen una serie de trucos no escritos, un sistema de trabajar que es fruto de la experiencia y del contacto con otros profesionales del sector y, también, con los clientes.

Puedes calcular el precio de la traducción que quieras realizar con nuestra calculadora de presupuestos: https://abctranslink.com/es/tarifas.php

Presupuestar traducción

Paso 1: reflexiona.

Uno de los principales errores que se cometen a la hora de presupuestar es no tomarse el tiempo necesario para valorar tanto el proyecto de traducción, como el tiempo que te llevará realizarlo de forma profesional, es decir: bien. Las agencias de traducción normalmente cuentan con una persona, con un gestor de proyectos que dedica gran  parte de su tiempo a valorar y presupuestar nuevos trabajos, pero la mayoría de los traductores autónomos deben ocuparse de esta delicada tarea entre traducción y traducción, o a unas horas de la noche que no deberían dedicarse más que a dormir o ver la televisión.


Paso 2: no te precipites.

Un error en el que incurrimos todos alguna vez a la hora de presupuestar un trabajo – una traducción, un artículo, una reparación de automóvil, etc.- es hacer excesivo caso a la prisa que el cliente dice tener. Es ley de vida: todos los clientes que necesitan un producto o un servicio tienen muchísima prisa, todos necesitan tener sobre la mesa nuestro presupuesto cuanto antes para arrancar su proyecto, es imprescindible que se lo hagamos llegar ya. Tómate tu tiempo, recuerda que cuando envías un presupuesto para que tu cliente lo acepte, tú ya lo has aceptado previamente. Aceptas los plazos de trabajo, las condiciones de pago y el importe; temas excesivamente serios como para no dedicarles unos minutos extra


Paso 3: valora los puntos clave.

En un artículo de esta extensión no es posible resumir todos los aspectos que tiene en cuenta el gestor de proyectos de ABC Translink a la hora de elaborar los presupuestos de la agencia, pero sí podemos anotar dos puntos clave:

  • Tipo de texto a traducir: ¿tu cliente necesita una traducción general? ¿Una traducción jurada? ¿Un trabajo de traducción audiovisual? Tener bien claro el tipo de proyecto de traducción es el primer punto que debes tener en cuenta antes de fijar su precio.
  • Formato original y final: el tema del formato es más importante de lo que parece, antes de presupuestar aclara con tu cliente cómo te va a entregar el texto a traducir, ¿te mandará un documento de texto? ¿Una base de datos? ¿Un enlace a una página web? Asimismo, aclara bien en las condiciones del presupuesto en qué formato entregarás tú la traducción y, muy importante: de qué forma se la harás llegar a tu cliente (correo electrónico, correo postal, sistema de mensajería privada, etc.).

 

¿Quieres comprobar cómo elabora sus presupuestos ABC Translink?

Solicita el tuyo sin compromiso Pulsa aquí.

Etiquetado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *