¿Quién es y a qué se dedica un traductor financiero?

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

¿Quién es un traductor financiero? ¿Qué traducciones profesionales puede realizar? ¿Qué virtudes debería reunir un buen traductor especializado en finanzas? Hoy en el blog de la agencia de traducción ABC Translink elaboramos el perfil de uno de los profesionales más demandados de la sociedad actual: el traductor financiero.

traductor financiero

¿Quién es un traductor financiero?

Un traductor financiero es un traductor profesional que se ha especializado en el complejo mundo de las finanzas, esa parte de la economía que abarca temas tan variados como, por ejemplo, las transacciones económicas, las inversiones en bolsa, los planes de ahorro personales y profesionales, la novedosa neuroeconomía, etc.

A diferencia de lo que ocurre con su colega el traductor jurado, el traductor financiero no debe superar exámenes o pruebas para conseguir un título oficial que le acredite como tal,  pero sí sería deseable que fuera un titulado en Traducción e Interpretación que hubiera combinado estos estudios universitarios con otros cursos o grados especializados en economía, administración de empresas, etc.

¿Qué diferencia a un traductor financiero de un traductor generalista?

Hay varias diferencias entre un traductor financiero especializado y un traductor generalista que también traduce textos económicos: titulación académica, conocimientos avanzados en las diferentes ramas de la economía, experiencia previa en la realización de proyectos de traducción especializados en el ámbito económico, conocimiento de los entresijos del mercado de valores, soltura a la hora de buscar y contrastar datos económicos en tiempo real, etc.

Otra virtud que debería tener un buen traductor financiero es un deseo innato de aprender algo nuevo cada día. La razón es obvia: vivimos en un mundo globalizado, conectado y en el que la economía manda y decide fronteras y fortunas.

Un traductor financiero debe ser capaz de actualizar por sí mismo sus conocimientos técnicos, pero también debe tener esa especie de hambre de información que le permita comprender el contenido y la intencionalidad de los documentos financieros que le toque traducir, localizar fácilmente las fuentes oficiales de información económica, distinguir rápidamente la información veraz de las noticias falsas para desestabilizar o alterar el panorama económico internacional, etc.

¿A qué se dedica un traductor financiero?

Para saber de qué tipo de contenidos se puede ocupar un traductor financiero tenemos que tener muy claro que las finanzas no son una disciplina cerrada, sino que forman parte del día a día del ciudadano, las empresas, las organizaciones nacionales e internacionales, etc. Así, un  contenido financiero puede ser un informe crediticio solicitado por una pequeña empresa para buscar financiación, pero también puede ser una aplicación de inversión para dispositivos móviles inteligentes.

Dicho esto, ¿a qué se dedica exactamente un traductor financiero?: a traducir cualquier tipo de contenido que esté relacionado con el amplio y ancho mundo de las finanzas públicas y, también, privadas.

Algunos ejemplos:

  • Informes bancarios personales, profesionales y corporativos.
  • Historiales crediticios y de solvencia económica.
  • Entornos web de aplicaciones de inversión privada (las famosas plataformas para traders).
  • Prensa internacional, revistas y publicaciones digitales de difusión de las ciencias económicas.
  • Material didáctico relacionado con la economía y las finanzas.

 

Ahora nos gustaría leer tu opinión: ¿conocías estos datos sobre la figura del traductor financiero? ¿Crees que su trabajo es importante para tu vida cotidiana? ¡Escribe un comentario!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *