Archivo de la etiqueta: corrección

La corrección automática en línea ¿tan útil como parece?

Si te has dado una vuelta por la página web de ABC Translink, seguro que te has fijado en uno de los servicios que ofrece esta agencia de traducción e interpretación: la corrección de estilo. Pero ¿te has preguntado qué clientes pueden demandar este tipo de servicios? ¿Por qué pagar por una tarea que puede hacerse gratis con algún programa de corrección automática en línea?

Bien, no es objetivo de este artículo intentar convencerte de que lo barato sale caro o que nadie da duros a cuatro pesetas. Por supuesto que existen en Internet algunos programas de corrección automática que te pueden sacar de un apuro, interesantes herramientas de corrección que puedes utilizar sin problema a nivel particular, pero cuando tienes que hacer a nivel profesional un texto en español, inglés, alemán, árabe o en cualquier otro idioma, la recomendación más sensata es que inviertas una mínima parte de tu presupuesto en hacer corregir ese texto a nivel ortotipográfico, sintáctico, gramatical y, por supuesto, de estilo.

Aclarado este punto, vamos a darnos una vuelta por Internet para ver qué herramientas útiles de corrección automática podemos utilizar para nuestros documentos no profesionales.

correcciónn de estilo ABC Translink


Corrector de Stylus. 

Uno de los programas de corrección automática más sólidos que puedes encontrar hoy por hoy en Internet es el que aparece en el entorno web de Stylus. Además y a diferencia de otros programas gratuitos, no te abruma de anuncios y más anuncios publicitarios, eso es un gran punto a favor, ¿no es cierto?

El corrector automático y gratuito de Stylus detecta errores de varios tipos: ortográficos, gramaticales, ortotipográficos y, también, de estilo. Además de sugerencias de corrección, este interesante programa te sugiere alternativas de términos o expresiones idiomáticas que puedes utilizar, referencias bibliográficas por si quieres contrastar la corrección automática sugerida, etc. Hemos probado la versión gratuita de este corrector de estilo y, lo que te comentábamos al principio: no está mal siempre y cuando el texto que estés redactando, traduciendo o corrigiendo no vaya destinado a uno de tus clientes.

Spanish Checker.

El segundo de los programas de corrección automática que hemos probado para redactar – que no para corregir- este artículo es el de Spanish Checker. Lo primero que nos llama la atención de esta herramienta gratuita es lo mucho que abusa de los mensajes publicitarios, pero claro, de algo tienen que vivir los desarrolladores. Al probar el corrector vemos que se limita única y exclusivamente a revisar la ortografía y la gramática, dejando completamente abandonada la corrección de estilo, algo muy importante que debes tener presente si te decides a utilizar este corrector automático gratuito y en línea.

Reverso.

El tercer programa de corrección automática que hemos seleccionado viene avalado por una firma que seguro que conoces si te dedicas a la traducción de textos: Reverso. Nosotros hemos probado el corrector de textos en inglés y, francamente, es una buena herramienta gratuita que, además, te puede servir como manual de formación para mejorar tu nivel de inglés escrito.

 

¿Quieres probar el servicio de corrección de textos no automático de ABC Translink? Pulsa aquí.

Corrección de textos rápida

Si alguna vez has tenido que corregir textos, seguro que sabes cuánto tiempo lleva hacerlo bien, ¿verdad? Y es que la corrección de estilo de una traducción no sólo consiste en comprobar que no se nos ha colado una hache de más o que no falle la concordancia entre sujeto y predicado; también hay que prestar atención a que no se repitan las mismas palabras en la misma línea o que, por ejemplo, no haya comas de más o espacios de menos.

Nos especializamos en la corrección de documentos. Si necesitas corregir un texto, no dudes en contactar con nosotros.

Corregir textos lleva tiempo, pero afortunadamente existen interesantes herramientas que nos pueden ayudar en nuestra labor como correctores, ¿quieres que te recomendemos alguna de las más útiles? Sigue leyendo después de la imagen.

Corrección de textos ABC Translink


Conversor números-palabras, palabras-números.

Algunos de los gazapos más frecuentes en el mundo de los correctores de estilo son los números expresados en palabras. Por ejemplo, ¿sabías que el ordinal centésimo decimoquinto equivale al número 115? Esta útil aplicación te permitirá comprobar su has colocado bien las tildes, los espacios, etc., pero además te puede sacar de un apuro si tienes un poco lejos el universo de los números ordinales, cardinales, partitivos o multiplicativos.

Contador de caracteres.  

Hay ciertas traducciones como, por ejemplo, la traducción de videojuegos que exige al corrector que se ciña a un número exacto de palabras o caracteres para que la línea traducida no rebase el espacio disponible en la pantalla. Para este y otros casos es útil disponer de una herramienta tan rápida y fácil de utilizar como el contador de caracteres.

 

Stilus.

Para trabajos muy largos, complejos o voluminosos puede ser muy útil contar con una herramienta profesional de corrección de textos muy superior a los programas que vienen por defecto en nuestro ordenador. Stilus es una de las muchas herramientas similares que encontramos en el mercado, no es gratuita, pero se puede hacer una prueba gratuita.

 

Abreviaturas y acrónimos en inglés.

Otro de los caballos de batalla de los correctores de estilo es comprobar que las siglas, las abreviaturas y los acrónimos no contienen erratas en inglés. Esta herramienta llamada Acronym Finder es tan útil como parece, te animamos a probarla.

Libro de estilo de la Unión Europea.  

Según me han contado los correctores de estilo de ABC Translink, algunos de ellos están acostumbrados a trabajar sobre papel, a coger un bolígrafo de color rojo para marcar en cada párrafo las erratas que van detectando. Para poder hacer ese trabajo de la forma más rápida y eficaz posible es esencial conocer el código de corrección, una serie de signos normalizados como los que encontrarás en este documento en formato PDF que te recomendamos desde el blog de ABC Translink.

Corrección de textos: los extranjerismos en el deporte

Con motivo de la celebración del año olímpico, los aficionados al deporte disfrutamos de más horas de noticias y programas sobre diferentes disciplinas deportivas, un terreno de juego en el que abundan los extranjerismos y escasean las buenas traducciones al español de términos y expresiones en diferentes idiomas, sobre todo en inglés.

A la par que va creciendo la expectativa por el papel que harán los deportistas españoles en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, aumentan en intensidad tanto los debates, programas y artículos deportivos como la frecuencia y el nivel del vocabulario sin traducir que leemos o escuchamos. ¿Son evitables estos términos procedentes de otras lenguas? ¿El español no tiene suficiente vocabulario deportivo? ¿Los periodistas deportivos no dominan su especialidad? ¿No hay agencias de traducción profesional que dominen el argot de los deportes y que puedan proponer traducciones de calidad?

extranjerismos deportivos

Son preguntas interesantes que, tal vez, respondamos en otro artículo del blog de traducción e interpretación de ABC Translink, pero hoy vamos a ser más prácticos y a comentar algunos de  los extranjerismos más frecuentes que encontramos en tres deportes olímpicos: el balonmano, el ciclismo y el tenis.

El balonmano.

La selección masculina de balonmano no estará en Río de Janeiro el próximo mes de agosto, pero sí jugarán las maravillosas jugadoras de la selección femenina. Esperemos que los periodistas deportivos que nos comenten los partidos huyan de extranjerismos tan habituales como los siguientes:

– Dive shot: zambullida.

– Fly: vuelo.

– Lob shot: vaselina.

– Pressing: presión.

 

El ciclismo.

El ciclismo en sus diferentes disciplinas – en pista, en ruta, etc.- es uno de los deportes olímpicos más antiguos y, claro, tampoco se libra del abuso de ciertos extranjerismos, algunos de ellos procedente de otra disciplina deportiva pero no olímpica, la Fórmula 1. Por ejemplo:

– Mountain bike: bicicleta de montaña.

– Safety car: coche de seguridad.

– Set-up:  puesta a punto.

– Warm up lap: vuelta de calentamiento.

El tenis.

El tenis es uno de los deportes preferidos por los periodistas deportivos amantes de los extranjerismos. Algunos ejemplos:

– Ace: punto directo (en el saque).

– Break: rotura (del servicio).

-Deuce: empate.

– Drive: derecha.  

– Smash: remate.

 

En nuestra opinión, los deportistas deportivos están abusando de los extranjerismos y olvidando que gran parte del vocabulario deportivo se puede traducir a nuestro propio idioma sin perder glamur o interés para los amantes del deporte. En este sentido, nos gustaría recomendar Hablemos en español, ¡leches! una interesante sección radiofónica presentada por Íñigo en el programa de Pepa Fernández No es un día cualquiera (RNE). En su espacio, el genial periodista va recopilando y comentando tanto los extranjerismos más oídos cada semana, como la traducción que debería haberse usado en su lugar.

¿Quieres aportar algún extranjerismo deportivo y su traducción? Seguro que recuerdas más de uno y más de dos. ¡Deja tu comentario en nuestro blog!

Corrección de textos: recursos educativos para preservar nuestra lengua.

Uno de los temas de conversación recurrentes de los correctores de estilo de ABC Translink es también, uno de los habituales de muchos foros y grupos de expertos y amantes del lenguaje: cómo la lengua española se ha ido deteriorando con el paso de los años.

El otro día vi un interesante reportaje en televisión sobre este tema. El conductor del programa recordaba que hace unas décadas, los españoles presumían de tener un vocabulario riquísimo y una dicción envidiable. Para demostrar su afirmación, el presentador mostró varios cortes de los telediarios de los años 70 y 80, breves fragmentos en los que hombres, mujeres y niños eran preguntados en la calle por temas cotidianos, el tiempo, las vacaciones de Semana Santa, las Fallas, etc. Todos y cada uno de los entrevistados hablaban castellano perfectamente, utilizaban verbos que ahora ni siquiera recordamos, de forma coloquial sus frases adoptaban la estructura normalizada sujeto-verbo-predicado, intercalaban varios sinónimos en los treinta o cuarenta segundos que duraba su intervención y no abusaban de esas muletillas tan molestas tipo ¿eh? ¿Sabes? ¿Verdad?, ¿Me entiendes?

En nuestro artículo de hoy no vamos a buscar responsables a la pérdida de la riqueza de nuestra lengua, aunque quizá otro día lo hagamos; hoy vamos a dedicar nuestro espacio a difundir la labor de tres proyectos de Internet que están intentando reverdecer esas ramas mustias de la lengua española. Se trata de portales educativos, pero también son herramientas de trabajo útiles para todos aquellos traductores que se esfuerzan en trasladar el español al resto de idiomas de este vasto mundo.

corrección de textos


Eduteka

Algunos puristas echan la culpa de la progresiva pobreza del lenguaje a Internet, al uso masivo de los dispositivos móviles, la fiebre de las redes sociales y el uso y abuso de los mensajes de texto de sólo 140 caracteres. Eduteka es un portal educativo que se ha aliado con ese supuesto enemigo – las TIC- utilizándolo como soporte de difusión de sus materiales informativos y formativos sobre la lengua en los niveles más básicos del aprendizaje de la lengua.

 

Fundeu

Si eres uno de nuestros miles seguidores de las redes sociales de ABC Translink, seguro que conoces bien el proyecto de la Fundeu. La Fundación del Español Urgente lleva varios años haciendo un excelente trabajo difundiendo recomendaciones sobre ortografía y resolviendo dudas cotidianas sobre el uso del lenguaje español en el sector del periodismo digital.

Proyecto Cicero.

El Ministerio de Educación del Gobierno de España lleva muchos años alimentando de contenidos de calidad diversos proyectos didácticos, entre ellos el que hoy nos recomiendan los correctores de estilo de ABC Translink: el Proyecto Cicero.

 El principal objetivo de este portal público es ofrecer material didáctico de apoyo a los profesores especializados en Lengua y Literatura para el Bachillerato y la ESO, pero también es muy útil para cualquier persona que quiera seguir hablando y escribiendo bien su lengua materna. Este proyecto, como los de la Fundeu y Eduteka, también pueden ser excelentes herramientas de apoyo para los traductores, intérpretes y correctores de textos que trabajan con la segunda lengua más hablada del mundo, el español.

Aplicaciones de corrección de textos

En ABC Translink nos especializamos en la revisión y corrección de documentos. Pide presupuesto gratis y sin compromiso contactando con nosotros.

¿Por qué hemos elegido este tema? Principalmente por dos razones; la primera es bastante sencilla: la corrección de estilo es una de las actividades que realizan los profesionales de la agencia de traducción e interpretación ABC Translink. La segunda razón quizá la compartas con nosotros: creemos que, en general, no se está tratando a los idiomas con el rigor que se merecen. A pesar de que hoy en día hay más información que nunca, día sí día también las empresas y los profesionales emiten notas de prensa, tuits y correos electrónicos llenos de errores ortográficos, sintácticos, gramaticales y de estilo. En algunas ocasiones, estos errores pasan desapercibidos, pero otras veces el lector caza estos gazapos y se produce un daño serio a la imagen de profesionalidad que esa empresa estaba intentando proyectar en su mercado.

Así que como casi todo tiene remedio en esta vida, veamos la selección de aplicaciones para dispositivos móviles que nos ha elaborado el grupo de correctores de estilo de ABC Translink y que nos ayudará a corregir diferentes textos.

apps corrección

iSpellChecker 

Empezamos nuestra selección de apps interesantes para corregir textos con una excelente aplicación desarrollada por un ingeniero valenciano de solo 24 años, Luis Solano. Esta excelente app destaca por varias razones: es gratuita, trabaja en 11 idiomas distintos y chequea y corrige los mensajes que estás redactando para Facebook o Twitter antes de enviarlos. ¿La única desventaja que hemos encontrado por el momento? Solo funciona en dispositivos móviles marca Apple.

 

Checkspelling 

Una aplicación parecida a la anterior es Checkspelling. También corrige los textos que escribes para mandar por correo electrónico o enviar a las redes sociales y trabaja en diferentes idiomas (español, inglés, holandés, etc.), pero su funcionalidad no es tan potente e intuitiva como iSpellChecker. La única ventaja que hemos encontrado en esta app respecto a la anterior es que está desarrollada para dispositivos Android.

 

Tips de ortografía en español

Aplicación gratuita desarrollada por Word Magic Software para usuarios de iPhone y, también, de iPad. La aplicación es bastante sencilla, pero ahí reside su interés ya que permite buscar rápidamente las reglas ortográficas básicas para no confundir la b y la v, la z, la c y la s o, por ejemplo, confirmar que una palabra en cuestión lleva o no lleva tilde.

Aplicación de la RAE.

Una de las mejores formas de corregir un texto es mirando en el diccionario cómo se escriben las palabras sobre las que tienes dudas, ¿verdad? La última aplicación que te recomendamos es muy sencilla ya que simplemente conecta tu dispositivo móvil con el diccionario en línea de la RAE, pero no viene nada mal tenerla en el grupo de tus apps favoritas. Otra ventaja: funciona tanto para móviles Android, como para dispositivos iPhone o iPad.

¿Has probado alguna de estas aplicaciones?
¿Cuál recomendarías al resto de lectores del blog de ABC Translink?

Servicios de corrección: los manuales de estilo

Si das una vuelta por la página web de ABC Translink verás que, además de los servicios tradicionales de traducción multilingüe, nuestra agencia ofrece otros servicios como, por ejemplo, la interpretación simultánea, consecutiva o chuchotage y la corrección de estilo.

Bien está lo que bien parece es uno de los refranes favoritos de los correctores de estilo de ABC Translink y, si lo piensas, no les falta razón: un texto corporativo o publicitario con faltas de ortografía no sólo denota una falta de conocimientos por parte de su autor sino, también, una absoluta falta de respeto hacia quien lo va a leer. Contratar un servicio de corrección ortotipográfica, sintáctica, gramatical y de estilo no es un capricho, es una necesidad real que demanda unos servicios realmente profesionales.

Del mismo modo que los traductores y los intérpretes, los correctores de texto de ABC Translink también tienen sus herramientas de trabajo favoritas: los manuales de estilo.

Veamos algunos de los más interesantes que podemos encontrar hoy en día en el mercado.

Corrección textos ABC Translink

LIBRO DEL ESTILO URGENTE. Agencia Efe.

El primer recurso que incluimos en esta lista de ABC Translink es un tradicional libro en papel publicado por la Agencia Efe en el año 2011. ¿Qué diferencia este producto de otros similares? Su dimensión multimedia. En este manual los periodistas, traductores y correctores de texto no solo podrán consultar dudas gramaticales, ortográficas o de estilo de los textos, sino también las diferentes reglas que deben respetarse a la hora de incluir vídeos, fotografías y cortes de audio en los artículos o en las noticias. Se puede adquirir en cualquier librería de España por unos 20 €, una pequeña inversión para una gran herramienta de trabajo.

LIBRO DE ESTILO DE SERVIMEDIA

La longeva Agencia de Noticias Servimedia pone a disposición de su público un interesante documento en formato PDF que, además de servirnos como libro de estilo, resulta sumamente útil para corregir las traducciones de todo tipo de piezas periodísticas, desde la típica entrevista a la nota de prensa. Es uno de esos recursos de trabajo imprescindibles no sólo para traductores y correctores de estilo, sino para periodistas y miembros de los gabinetes de comunicación de todo tipo de empresas.

 

LIBRO DE ESTILO DE LA BBC.

Otro de los principales recursos de trabajo de los correctores de estilo de ABC Translink viene de la mano de una auténtica referencia cultural y lingüística: la British Broadcasting Corporation. El manual de estilo en inglés se puede consultar en línea o descargarlo completo en formato PDF.

 

GUIA DO TRADUTOR.  

El portugués es uno de los idiomas de trabajo de los traductores de ABC Translink y, también, de sus correctores de estilo. En Internet encontrarás muchos manuales y guías de estilo de este precioso idioma que tanto nos recuerda a ese idioma oficial español llamado gallego, pero el manual en línea que te recomendamos desde nuestra agencia de traducción es uno de los más completos y actualizados que existen.

 

¿Quieres añadir algún recurso más? Deja tu comentario.   

Corrección de estilo

Si navegas un poquito por la web de ABC Translink verás que su oferta de servicios no se limita a la traducción multilingüe de documentos, entornos web o productos audiovisuales. Esta agencia de traducción ofrece a sus clientes la posibilidad de contratar diferentes servicios complementarios como, por ejemplo, la traducción diaria de prensa internacional, la maquetación de los contenidos traducidos, el apoyo de intérpretes profesionales o, la protagonista del tema de hoy del blog, la corrección de estilo.

Hoy queremos invitarte a conocer un poco mejor este servicio que, aunque no es la principal actividad profesional de ABC Translink, sí es una de las más valoradas por sus clientes nacionales e internacionales.

Corrección de textos ABC Translink

El oficio del corrector

Seguro que todos sabemos, más o menos, en qué consiste la tarea de un corrector de texto, pero para ser más rigurosos consultamos el interesante entorno web de UniCo – Unión de Correctores -. En su apartado La Profesión leemos:

“El corrector de estilo es un profesional de la edición, cuya tarea se enmarca en el control de calidad de la edición de textos. Puede intervenir inmediatamente después de la redacción de un texto, después de la revisión de una traducción o tras una revisión técnica o de contenido. Su tarea consiste en la revisión de un texto para eliminar defectos de redacción, errores gramaticales, impropiedades léxicas y rasgos no genuinos de la lengua empleada, y puede alcanzar hasta la supervisión del texto para adaptarlo al estilo propuesto por el editor.”

En este párrafo vamos a marcar en negrita algunas palabras clave:

– Profesional de la edición.

El oficio de corrector es uno de los trabajos más conocidos y menos reconocidos que existen. Se practica desde hace cientos de años, pero siempre ha permanecido a la sombra de otras profesiones y profesionales como, por ejemplo, los escritores. Es curioso, pero existe una creencia popular de que cualquier persona con un mínimo de conocimientos de la lengua puede corregir un texto. Nada más lejos de la realidad. Ser periodista, filólogo o traductor no capacita automáticamente a un profesional para ejercer la labor de corrección. Para ejercer su labor de forma sobresaliente el corrector se ha formado específicamente en su profesión y, además, la ha puesto en práctica durante muchos años. Debe ser, como dice el párrafo de UniCo, un auténtico profesional.

– Control de calidad. Un paso fundamental en la ejecución de cualquier proyecto es el control de calidad previo a la entrega al cliente final. Una página web, un reportaje de prensa, el resumen anual de las actuaciones de una empresa, un libro… cualquier proyecto escrito también pasa por su propio control de calidad que, en este caso, consiste en una revisión ortográfica, sintáctica, gramatical y de estilo. En pocas palabras: el texto debe ser cuidadosamente revisado para detectar y corregir los posibles errores que contenga.

Quizás te preguntes por qué. ¿Qué más da que un texto contenga una pequeña falta de ortografía o un leve error gramatical? Si el significado del mensaje no se ve comprometido, un error de este tipo no tiene ninguna importancia. ¿O sí?

No vamos a disertar aquí acerca de la necesidad que tienen los profesionales y las empresas de proyectar a su mercado una imagen de calidad. Tampoco incidiremos en la importancia que tiene para el mantenimiento de un idioma que sus hablantes lo cuiden en su trabajo diario.

Simplemente dejamos sobre la mesa dos preguntas: ¿Contratarías a un profesional tan poco riguroso que no se toma la molestia de revisar los textos que publica? ¿Es de fiar una empresa que obvia las reglas básicas del idioma con el que se comunica con sus clientes?

¿Quieres recibir más información? Contacta con ABC Translink

¿Por qué un servicio de corrección?

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hace unos meses, cuando renovamos los contenidos de nuestra página web decidimos incorporar un servicio denominado corrección de estilo.

La corrección ya formaba parte de nuestra cartera de servicios desde que nacimos como empresa, pero nos pareció buena idea destacarla y explicar a nuestros clientes en qué consiste y por qué es tan importante.

A ver, una reflexión: ¿crees que los escritores de libros se corrigen solos sus textos? ¿Crees que los políticos o sus redactores corrigen ellos mismos los discursos que escriben? ¿Y los periodistas y los artículos que se publican en medios de comunicación serios?

La respuesta es “no”.

 

ORRECCION_ABCTRANSLINK

Para que una escritura sea de calidad necesita que intervengan en su elaboración tres figuras.

– Redactor o escritor.

– Corrector.

– Editor.

La función del escritor es obvia: plasmar sus ideas en papel de forma convincente y creíble.

La función que lleva a cabo un corrector es bien conocida: responsabilizarse de que cada palabra esté correctamente escrita desde el punto de vista ortográfico, lingüístico y gramatical.

La función del editor es algo más desconocida: debe revisar los textos de forma que sean coherentes, que las palabras y las expresiones estén correctamente colocadas en función de la intencionalidad, que las líneas temporales y de argumento no se rompan, que exista coherencia entre las diversas partes del texto, y un largo etcétera.

¿Y qué ocurre en una escritura de calidad traducida?

En el proceso de traducción de un texto intervienen no tres, sino cuatro figuras, a saber:

– Redactor o escritor.

– Traductor.

– Corrector.

– Editor.

Como ves, el proceso anterior se complementa con la figura de un traductor profesional, pero en ABC Translink seguimos incorporando el trabajo de dos importantes figuras profesionales: el corrector y el editor.

 

Estas figuras son fundamentales en el proceso de traducción de tus textos por varias razones, destacamos dos:

– Garantizan que tus ideas se trasladan fielmente de un idioma a otro, con su idiosincrasia y giros idiomáticos propios y, lo más importante, sin incurrir en faltas de ortografía, fallos idiomáticos o malos entendidos.

– Aseguran que no lanzas al mercado contenidos inexactos o directamente erróneos. Faltas de ortografía, ausencia de coherencia o confusión de términos son algunos de los errores sintácticos, gramaticales y de estilo que afectan negativamente a la imagen de tu empresa a nivel internacional.

¿Qué opinas? ¿Crees que una mala traducción puede afectar negativamente a la imagen de tu empresa en el mercado?