Archivo de la etiqueta: intérpretes

Razones para contratar a un intérprete profesional

En el blog de ABC Translink ya hemos hablado algunas veces de la importancia de contratar a un traductor profesional para garantizar la calidad y efectividad de los textos corporativos, literarios, médicos, publicitarios, jurídicos, etc. Hoy vamos a recordar a otros grandes profesionales que también forman parte del equipo de ABC Translink: los intérpretes. ¿Por qué una empresa debería contratar los servicios de un intérprete profesional? Por unas razones tan importantes como las que te contamos en el artículo de hoy.

contratar intérprete

Razón 1 para contratar a un intérprete profesional: precisión

Uno de los trabajos principales de un intérprete profesional es participar en conversaciones empresariales; reuniones internacionales entre varios socios o futuros socios en las que cualquier imprecisión o incorrección puede tener consecuencias negativas: no cerrar el contrato previsto, aceptar condiciones contractuales excesivamente exigentes, confundir los plazos de entrega de un proyecto, crear desconcierto o desconfianza entre los miembros de la reunión… Un intérprete profesional garantizará la absoluta precisión de la conversación en la que intervenga y se asegurará de que queden claros todos los puntos clave de la reunión empresarial, la conferencia internacional, etc.

Razón 2 para contratar a un intérprete profesional: confidencialidad

La mayoría de las conversaciones privadas en las que interviene un intérprete son – o deberían ser- absolutamente confidenciales. No estamos hablando solamente de ética, sino de respetar la dura legislación internacional vigente en materia de protección y salvaguarda de datos personales. Si no nos crees, echa un vistazo al Reglamento General de Protección de Datos aprobado por la Unión Europea hace dos años que entró en vigor en nuestro país el pasado 25 de mayo de 2018.

Razón 3 para contratar a un intérprete profesional: rentabilidad

En los dos puntos anteriores hemos hablado de dos razones de peso para contratar a un intérprete profesional: garantizar la precisión de lo que se dice y salvaguardar la confidencialidad de lo hablado.

Ambas razones se combinan para dar lugar a la tercera razón: la rentabilidad. Rentabilidad del tiempo invertido en mantener reuniones presenciales o virtuales; rentabilidad al evitar graves errores a la hora de interpretar palabras, frases o intenciones; rentabilidad evitando multas por no garantizar la confidencialidad de los datos personales que surjan en la conversación… En definitiva: rentabilidad pura y dura para la empresa que decida contratar los servicios de un intérprete profesional.

Simultánea, consecutiva, chuchotage… Diferentes servicios de interpretación profesional que se adaptan a las necesidades del cliente rentabilizando al máximo su inversión. ¿Quieres saber más sobre este interesante tema? ¡Pulsa aquí!

Cómo ser mejor intérprete

¿Cómo ser mejor intérprete en este 2018 que acabamos de estrenar? Ese es el tema tan sencillo, pero tan profundo que nos ocupa en el primer artículo del año del blog de ABC Translink: 3 consejos para ser mejor intérprete. ¿Empezamos?

ser mejor interprete

Cómo ser mejor intérprete: aprovechar la oferta de formación continua en línea

Uno de los fallos más habituales de los buenos propósitos es que sean tan difíciles y complejos que se conviertan en inalcanzables. Esto no sucederá con nuestro propósito de mejorar como profesionales del fascinante mundo de la interpretación si aprovechamos la amplia oferta de formación continua y en línea tanto de pago como gratuita.

En cuanto al coste de acceso a Internet, recuerda que en España disponemos de una amplia red de bibliotecas públicas donde podemos estudiar tranquilamente y en línea sin necesidad de tener que invertir más que nuestro talento y nuestro tiempo.

Cómo ser mejor intérprete: entrenar nuestra mente a diario

Una excelente forma de mejorar en nuestra faceta como intérpretes, traductores o correctores de estilo es entrenar nuestro ojo y nuestra mente a diario leyendo publicaciones escritas en otros idiomas, escuchando canciones en inglés, francés, árabe o chino, viendo informativos de televisión emitidos en diferentes países del mundo…

Entrenar nuestra mente a diario nos ayudará a mantener esa atención y agilidad tan necesaria para abordar con éxito cualquier tipo de interpretación: simultánea, consecutiva, chuchotage, etc.

 

Cómo ser mejor intérprete: probar diferentes herramientas

Por pereza o por costumbre, algunos intérpretes se resisten a incorporar nuevas herramientas en su trabajo diario. Nos referimos, por ejemplo, a utilizar nuevos diccionarios en línea, a descargar aplicaciones que nos ayudan a mejorar la productividad o a participar en redes sociales de profesionales del sector.

Probar diferentes herramientas que mejoren nuestras capacidades y nos mantengan en contacto con otras personas con las que compartimos profesión es una de las claves más importantes y divertidas para mejorar como intérpretes y como seres humanos que forman parte de una gran comunidad profesional.

En resumen: estudiar cursos de especialización en Internet, mantener entrenadas y en plena forma nuestras capacidades intelectuales o probar diferentes herramientas de productividad e intercambio de información son tres de las claves fundamentales para
mejorar como intérpretes, traductores, correctores de estilo, periodistas, médicos, profesores, técnicos…

¿Quieres añadir algún consejo más? ¡Hazlo! Ya sabes que en este blog nos encanta leer tus comentarios.

Cualidades de un buen intérprete

Si te has dado una vuelta por el entorno web de ABC Translink quizá te hayas fijado en las diferentes prestaciones que ofrece esta agencia de traducción. Por supuesto, su actividad principal es la traducción multilingüe, tanto general como especializada (literaria, audiovisual, jurada, jurídica, etc.,); pero ABC Translink también ofrece a sus clientes un amplio abanico de servicios, entre ellos uno de los más demandados en las relaciones de trabajo internacionales: aquellos relacionados con la interpretación.

Hoy nos gustaría dedicar unas líneas en nuestro blog a hablar de los intérpretes y de esas cualidades que, según la experiencia directa de ABC Translink, deben cumplir; unos profesionales que, como ya comentamos en otro artículo de ABC Translink, realizan un trabajo impresionante y muy diferente al que llevan a cabo los traductores.

Servicios de interpretación

«Garry Kasparov – Klaus Bednarz at lit Cologne 2007 – (6784)» de © Raimond Spekking / CC BY-SA 3.0 (via Wikimedia Commons). Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons –

  1. Verdaderos conocimientos idiomáticos.

La primera cualidad que anotamos puede parecerte demasiado obvia o simple, pero creemos que es necesario colocarla en primer plano: un buen intérprete debe conocer a fondo tanto su lengua materna, como el idioma que debe interpretar. Este conocimiento no debe limitarse a la teoría, no basta con saber de memoria la sintáctica, la gramática o el vocabulario de cada lengua. Un buen intérprete debe tener unos verdaderos conocimientos prácticos y manejar con soltura el idioma de la calle, esos giros idiomáticos, expresiones, dobles sentidos, etc., propios de cada momento y de cada cultura.

 

  1. Memoria de elefante.

Creo que nunca he conocido a un intérprete que se quejara de tener mala memoria. Un buen intérprete debería tener dos tipos de memoria: una excelente memoria inmediata o a corto plazo que le permita recordar la frase anterior a la que en ese momento está interpretando y una memoria a largo plazo para que pueda recordar todo el vocabulario técnico o especializado que ha aprendido en la preparación previa a la sesión de interpretación.

 

  1. Concentración a prueba de bombas.

Durante la sesión de interpretación el profesional de la interpretación no puede despistarse ni un solo instante. A diferencia de lo que ocurre en otro tipo de trabajos (como la traducción por ejemplo) durante la sesión de interpretación no puedes mirar un momento el móvil o echar un vistazo al periódico sin que se resienta la calidad final. Un buen intérprete dedicará sus cinco sentidos (o más, si los tiene) a la sesión en la que está trabajando; así que si alguna vez ves a un intérprete trabajando y jugando a la vez con el Candy Crush…Mala señal.

 

  1. Excelente forma física y mental.

¿Te imaginas lo agotador que debe ser estar sentado sin moverse durante varias horas y totalmente concentrado? No es tan fácil como parece y todavía lo es menos cuando la jornada laboral se alarga o el ambiente de la sesión se vuelve algo tenso. Un buen intérprete debería dedicar parte de su tiempo de ocio a practicar algún deporte que fortalezca su cuerpo para aguantar posturas estáticas sin dolor o molestias; pero también es aconsejable que busque un hobby que ayude a su mente a acostumbrarse a trabajar activamente durante largos periodos de tiempo sin perder la concentración.

 

  1. Absoluta imparcialidad.

Finalizamos nuestra lista de las cinco cualidades que, según ABC Translink, debe tener un buen intérprete con una de las más básicas: la absoluta imparcialidad. Un intérprete es un ser humano y, como tal, tiene sus propias ideas y convicciones sobre multitud de temas. Pero estas ideas propias no deben colarse en ningún momento durante las sesiones de interpretación. Guste más o guste menos, el discurso debe ser interpretado tal y como viene, sin ambigüedades y, por supuesto, sin caer en la tentación de utilizar un vocabulario que pueda tergiversar la intención comunicativa del emisor del mensaje.

 

¿Añadirías alguna otra cualidad más que debería tener un buen intérprete?

¡Deja tu comentario!

Intérpretes famosos de la historia

En general, mucha gente confunde dos de los servicios que ofrece habitualmente ABC Translink: la traducción y la interpretación.  

Aunque ambos comparten el objetivo común de trasladar un idioma a otro, estas dos disciplinas tienen más diferencias que semejanzas. Una de las diferencias más evidentes es el soporte del mensaje; la traducción convierte un texto que ha sido escrito en un idioma en un texto similar redactado en otro idioma. La interpretación, en cambio, utiliza como vehículo del mensaje la comunicación oral: el intérprete traduce verbalmente y en el momento las frases, expresiones y contenidos de una conversación, discurso o parlamento.

Muchos profesionales traductores se han especializado en la difícil y estresante disciplina de la interpretación. Decimos “estresante” porque la responsabilidad de traducir al instante los giros y expresiones idiomáticas del hablante es un trabajo de suma responsabilidad.

Habitualmente los intérpretes tienen que interpretar – valga la redundancia- discursos o conversaciones de hombres y mujeres del ámbito de la política o del círculo de los negocios de alto nivel trasnacional. Estas conversaciones suelen tener importantísimas repercusiones políticas, sociales, económicas o estratégicas. No es de extrañar, así, que muchos intérpretes padezcan de úlcera, estrés o fatiga crónica.

A lo largo de la historia encontramos grandes profesionales de la interpretación, algunos de ellos bien conocidos y otros algo menos. Vamos a escoger dos de ellos al azar, una mujer y un hombre:


Sacagawea
: una de las primeras mujeres intérpretes reconocidas de la historia. Sacagawea era una indígena de la tribu india de los shoshone. Es conocida por ser la intérprete y guía de la famosa expedición de Lewis y Clarke por la zona oeste de los peligrosos territorios de América del Norte.

Sacagawea

Valentin Berezhkov: el intérprete de una de las figuras políticas más influyentes del pasado y siglo XX: Joseph Stalin. El trabajo de Berezhkov se desarrolló durante algunos de los momentos más tensos de nuestra reciente historia política y social.

Berezhkov

Y tú ¿conoces a algún intérprete “excepcional”?