Archivo de la etiqueta: lingüística

Agencia de traducción: historia de la lingüística

En una agencia de traducción somos conscientes de que conocer de dónde procede la lingüística es importante para nuestro trabajo. En el artículo hablamos del origen, evolución y campos de la lingüística.

Agencia de traducción: historia de la lingüística

Empresa de traducción: origen de la lingüística y desarrollo histórico

Podemos decir que el origen de la lingüística está íntimamente ligado al desarrollo de la filosofía antigua y que, en principio, era una rama de esta. En el siglo V a. C. se abre el debate de si el lenguaje era natural o convencional, lo que de alguna manera presagia el tránsito de las preocupaciones de los filósofos de la physis a la polis.

Durante la Antigüedad, sobre todo en Grecia, se desarrolló esta disciplina y el debate estaba orientado a saber si las lenguas tenían un origen natural o si este era fruto de la convención social. La principal obra de la época fue la Techné Grammatité, una gramática del idioma griego escrita en el siglo I a. C. Durante el Imperio romano también se estudió la lingüística, aunque a otro nivel y, en la mayoría de las ocasiones, bebiendo de estudios griegos.

Lingüística historia: agencia de traducción

En la Edad Media tenemos una época oscura en Occidente y solo podemos hablar de un renacimiento de los estudios lingüísticos a partir del siglo XV. De hecho, la Gramática de Nebrija, de 1492, es la primera publicada que estudiaba una lengua romance. No obstante, sí hay que decir que con anterioridad se había publicado algún estudio de gramática, pero limitado al latín.

Durante el siglo XVIII, hubo un cambio cualitativo. William Jones fue el primero que vio que había un elemento común entre el sánscrito y el inglés, estableciendo un origen común de los idiomas indoeuropeos. Jacob Grimm también realizó estudios de este tipo. Esta aportación fue fundamental para entender la evolución de los idiomas a lo largo de los siglos.

En el siglo XIX, se dio una importancia creciente a las estructuras lingüísticas y en 1821 Wilhelm von Humboldt publicó un tratado relacionado con esta vertiente. A partir de ese momento, creció el número de lingüístas especializados en esta área.

Campos de la lingüística

La lingüística se compone de varias ramas, unas estudian el lenguaje o comunicación oral y otros el escrito, a continuación las comentamos:

  • Ortología: dicta las normas para la correcta pronunciación de los sonidos en una lengua.
  • Fonología: es la rama que se dedica al estudio y distribución de los sonidos de un idioma.
  • Morfología: una rama de la lingüística que estudia la estructura de las palabras.
  • Fonética: es la ciencia lingüística que se encarga del estudio de los sonidos que se usan en el habla.
  • Sintaxis: es la que nos da las pautas de cómo se deber unir las palabras para poder elaborar oraciones de forma coherente.
  • Semántica: ciencia encargada de estudiar lo que las expresiones y palabras quieren decir a la hora de hablar o escribir.
  • Pragmática: estudia como es la relación del lenguaje entre los usuarios, el enunciado y el contexto.
  • Lexicografía: actividad o técnica encargada de la elaboración de léxicos o diccionarios.
  • Ortografía: parte de la gramática que se encarga de establecer reglas para un uso correcto de las palabras y de los diferentes signos de puntuación a la hora de escribir.
  • Etimología: rama de la lingüística que se ocupa de analizar, investigar y determinar el origen de las palabras y como va evolucionando su significado.
  • Lingüística comparativa o histórica: estudia como las lenguas van cambiando con el paso del tiempo.

Conclusión

La lingüística es una disciplina que sirve de apoyo a otras muchas, tanto para aprender idiomas como para traducirlos o implementar políticas de normalización lingüística en una empresa de traducción. Por este motivo, una agencia de traducción le da capital importancia a la disciplina de la lingüística para mejorar.

7 cosas que (quizá) no sabías de tu propio idioma

Traductores, intérpretes, redactores, periodistas… Los profesionales que utilizamos las palabras como la materia prima de nuestro trabajo nos vanagloriamos de conocer a fondo nuestro propio idioma. Pero no es oro todo lo que reluce y todos los días se aprende algo nuevo. ¿Un ejemplo? Las siete curiosidades lingüísticas que han recopilado para ti los correctores de estilo de ABC Translink.

curiosidades espanol

  1. La palabra español es un invento francés.

Lo que lees. Parece ser que fueron los franceses los que acuñaron el término que ahora define a los nacidos o nacionalizados en tierras españolas. El vocablo se creó en occitano – una lengua romance que surgió en el sur de Francia – y llegó a nuestro país gracias a los migrantes franceses que buscaban trabajo en los pueblos navarros y aragoneses.

 

  1. El leísmo es gato.

Ese fallo común de sustituir lo por le parece ser que surgió en Madrid antes del año 1600. ¿Por qué lo sabemos? Porque los americanos que aprendieron castellano gracias a los conquistadores no tienen esa contagiosa costumbre lingüística.

  1. El idioma español es cosa de pastores.

Hay muchas teorías acerca del verdadero origen del español o, mejor dicho, del castellano. Una de ellas es que las bases de nuestra lengua surgieron en las anchas planicies de Castilla para que los pastores de diferentes regiones pudieran entenderse entre sí.

 

  1. El verdadero significado de ojalá.

Pronuncia despacio y en voz alta la palabra ojalá. ¿No te suena a Alá? Pues sí, parece ser que este vocablo fue una de las muchas herencias lingüísticas que dejó en nuestro país la rica cultura árabe.

 

  1. El porcentaje de palabras de origen árabe.

Almohada, baño, chisme, gabán, quintal, jirafa, limón, hazaña, daga… hasta la españolísima palabra olé es de origen árabe. Casi 4.000 palabras de nuestro actual vocabulario son de origen árabe, una lengua que, por cierto, traducen de maravilla los traductores de ABC Translink.

 

  1. La negativa palabra siniestro.

A diestro y siniestro, a derecha e izquierda o, como dice la RAE, “a todos lados y en gran cantidad”. Según esta frase, el término siniestro no tendría por qué tener connotaciones negativas, pero las tiene. Hay muchas teorías al respecto, pero una de las más extendidas nos lleva a la cultura romana y a sus ritos de augurio de la buena o de la mala suerte: cuando los pájaros llegaban volando desde la izquierda o siniestra… mal fario.

 

  1. La polémica del texto más antiguo escrito en español.

Si has estudiado filología hispánica o te encanta la historia de la lingüística seguramente has oído hablar de ese texto datado supuestamente en el año 959 y llamado “Nodicia de Kesos”. Según los expertos, el texto está redactado en latín vulgar leonés y es una simple lista de víveres de una donación hecha en vida a un pequeño monasterio cercano a León. La polémica la encontramos en la fecha en la que fue escrito ya que si fue en el 959 más o menos estaría relegando al segundo puesto del ranking a las famosas “Glosas Emilianenses” que algunos de nosotros estudiamos en la extinta EGB.

Si sientes curiosidad sobre este texto, en este enlace de la Biblioteca de León tienes más información y, también, la traducción del documento al castellano actual.

 

¿Conocías estas siete curiosidades? ¡Cuéntanoslo!

¿Qué son los modismos?

La RAE define modismo como “Expresión fija, privativa de una lengua, cuyo significado no se deduce de las palabras que la forman”. Existen modismos en todas las lenguas y todas las culturas y forman parte intrínseca de la cultura tradicional de cada comunidad lingüística o regional.

No hay que confundir la palabra modismo con otra bastante parecida, el idiotismo. Esta última no significa lo que parece, sino “giro o expresión contrario a las reglas gramaticales”. Por ejemplo, un idiotismo clásico es “a ojos vistas” mientras que un modismo podría ser “estar en la luna”.

Tampoco los refranes y los modismos son exactamente iguales. Algunas de sus diferencias son sutiles, pero existen, por ejemplo: los verbos utilizados en los refranes no se suelen conjugar, los de los modismos sí (“no veo tres en un burro”, “no ves tres en un burro”). Otra diferencia es la intención: la mayoría de los refranes cumplen un objetivo didáctico o pedagógico (“dime con quién andas y te diré quién eres”), el modismo no tiene por qué ser pedagógico, simplemente es un reflejo coloquial de la sociedad y cultura del hablante (“a troche y moche”).

Sutilezas y significados aparte, lo cierto es que los modismos forman parte de nuestra cultura y tradición y, además, suelen ser muy certeros. En ABC Translink hemos hecho una lista con nuestros 5 modismos favoritos en español:

1. Mandar a la porra: decir o hacer ver a una persona que no se desea seguir hablando o estando con ella. Parece ser que el dicho comenzó por una curiosa costumbre del ejército. Durante las expediciones guerreras, el tambor típico militar se tocaba con un palo grueso y largo denominado “porra”. Cuando los batallones se asentaban para pernoctar, el palo se clavaba en un extremo del campamento y allí debían acudir los soldados arrestados para cumplir su sanción. Curioso.
2. Estar en Babia: ausentarse mentalmente, no estar atento. Babia sí existe, es una comarca de León conocida antiguamente por ser el mejor territorio de caza de la zona. Los ricos y nobles acostumbraban a retirarse allí unos cuantos días a relajarse, disfrutar y no pensar en sus responsabilidades cotidianas. Es decir, estaban “en Babia”.
3. Tocar madera: protegerse de los males tocando un objeto de madera o, si no se tiene a mano, pronunciando la frase “toquemos madera”. El origen de la expresión es polémico, pero se atribuye a los primeros cristianos y al poder mágico que atribuían a la cruz donde murió Cristo.
4. Tirar la casa por la ventana: despilfarrar, derrochar, gastar sin tasa ni medida. Parece ser que este dicho surgió en el siglo XIX cuando los afortunados ganadores de la lotería nacional tiraban todos sus enseres viejos por la ventana a fin de hacer sitio a los nuevos muebles que iban a comprar.
5. Salvarse por un pelo: librarse por poco de una tragedia, accidente, problema o desgracia. Se cree que este antiguo modismo surgió en los barcos. Cuando un marinero caía al agua se le podía agarrar de la melena para izarlo al barco.  ¿Quizá por eso se consideraba muy marinero dejarse el pelo largo?

Tocar madera

Modismos para todos los gustos ¿tienes algún otro que prefieres por algún motivo? ¡Cuéntanoslo!

LENGUAS DE ESPAÑA

Esta semana celebramos en España el aniversario de uno de los hitos democráticos más importantes de nuestra historia: la ratificación mediante referéndum de la Constitución Española el día 6 de diciembre de 1978.

Constitución Española 1978

La Constitución es el marco legal básico en el que se apoyan miles de leyes y decretos.

Creada en un marco político convulso, esta norma del ordenamiento jurídico español marca las principales líneas democráticas que delimitan nuestra convivencia y funcionamiento como país.

En cuanto a los idiomas, ¿qué dice nuestra Constitución sobre las lenguas oficiales del Estado Español?

Veamos:

Artículo 3 de la Constitución Española:

1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.

2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.

3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.

 El punto tres es, quizá, el que más nos llama la atención a los amantes de las letras:

Las diferentes lenguas son un patrimonio cultural, una riqueza que debemos conservar, respetar y potenciar.

En nuestro país somos tremendamente afortunados ya que podemos disfrutar no de una, sino de varias lenguas para comunicarnos.

 Cada una de estas lenguas forma parte intrínseca de nuestra historia, de nuestros valores como pueblo, de nuestra riqueza cultural y artística, de nuestra personalidad como miembros de una comunidad.

¿Y tú? ¿En qué lengua te comunicas mejor?