Archivo de la etiqueta: Oraciones

Oraciones: voz verbal

Continuando con nuestra serie sobre oraciones, revisamos hoy otro aspecto que, seguramente, los traductores o correctores profesionales tienen interiorizado, pues tratan con la sintaxis constantemente en su trabajo. No obstante, es fácil, en ocasiones, olvidar o confundir algunas de esas normas o reglas, por lo que no está de más un breve repaso. Para aquellas personas que puedan estar interesadas en consultar o informarse más en profundidad, las definiciones y explicaciones sobre cuestiones “técnicas” se han obtenido de los libros: Gramática didáctica del español de Leonardo Gómez Torrego, ed. SM y Lengua española de Fernando Lázaro Carreter ed. Anaya

En nuestra anterior entrada sobre las oraciones, mencionamos su clasificación según tres criterios. Hoy nos centraremos en la voz verbal.

Las oraciones y la voz del verbo

La voz verbal, o Diátesis es una categoría que indica la relación que se establece entre el sujeto y el verbo y nos señala si aquel es el que ejecuta la acción. Encontramos tres tipos distintos de voz verbal:

1.- Activa

Se consideran verbos en voz activa cuando el sujeto, denominado sujeto agente, realiza la acción del verbo.

Mañana iremos al cine

Los árboles aún conservan sus hojas

Los jugadores saltaron a la pista

2.- Media

Esta voz media se marca con el uso de los pronombres me, te, se, nos, os, se (que sintácticamente no realizan ninguna función en la oración pero que son el indicativo de esta voz), más un verbo en voz activa y un sujeto sobre el que se realiza la acción, sin que necesariamente haya voluntad, por parte de ese sujeto, de realizarla.

El niño se cayó de la bicicleta

– Me asusté al escuchar un ruido

– Se quedó dormido nada más empezar la película

– Te despertaste en mitad de la noche

En esta voz media no es posible encontrar complementos directos o indirectos, siendo lo más frecuente la aparición de complementos circunstanciales o suplementos.

3.- Pasiva

En esta voz el sujeto deja de realizar la acción y pasa a recibirla, por lo que se denomina sujeto paciente.  Los verbos en voz pasiva se crean con una forma compuesta: verbo auxiliar ser/estar más un participio.

Las partes que componen una oración pasiva son:

  • Sujeto paciente: concuerda en número y persona con el verbo (ser/estar) y en género y número con el participio (las puertas se cerraron cuando empezó la sesión).
  • Predicado: formado por el verbo en voz pasiva y los complementos (que pueden aparecer o no):
    • Complemento agente: precedido normalmente por las preposiciones de/por. Estas pueden omitirse si el agente es fácilmente identificable (la ciudad fue destruida por un terremoto), o desconocido (la carrera fue suspendida hasta nuevo aviso).
    • Complemento indirecto (el dinero fue recaudado para el orfanato) o complemento circunstancial (el aeropuerto será reabierto cuando finalice la nevada)

Existe un método sencillo para pasar de la voz activa a la pasiva, y viceversa, pero solo puede aplicarse en aquellas oraciones que en voz activa tengan un verbo transitivo y lleven complemento directo. Veamos un ejemplo:

VOZSUJETOVERBOCOMPLEMENTO DIRECTO
ACTIVAel gatose comióal canario
PASIVAel canariofue comidopor el gato

Pasiva refleja

Dentro de la voz pasiva, encontramos una particularidad, que denominamos pasiva refleja. Esta se forma con el pronombre se y el verbo en voz activa. Tiene un sujeto paciente que concuerda con el verbo, puede llevar complemento indirecto o circunstancial y carece de complemento agente.

Se tomarán las decisiones oportunas (las decisiones oportunas serán tomadas)

– Se celebraron los festejos en el parque (los festejos fueron celebrados en el parque)