Archivo de la etiqueta: ortografía

Errores en el uso de comillas

Mucha gente desconoce que, a la hora de realizar traducciones profesionales, conviene tener presente que hay varios tipos de comillas. En este artículo las enumeramos, señalamos los posibles errores e indicamos cuál es el uso correcto en cada caso para conseguir un buen resultado.

uso de las comillas

Los distintos tipos de comillas

Existen tres tipos de comillas, las latinas o angulares (« »), las dobles (” “) y las simples (‘ ’). Si bien hay una recomendación ortotipográfica de uso, podemos decir que en la lengua española el criterio editorial y literario es muy laxo. En cualquier caso, las traducciones profesionales seguirán el criterio que indique cada organismo lingüístico y el principal error radica en no utilizar las comillas que corresponden en cada momento.

1. Comillas latinas

Las comillas latinas o angulares son las que recomiendan en primer lugar los principales organismos lingüísticos de la lengua española para que sean utilizadas en todo tipo de textos editoriales. Sin embargo, es importante decir que, aun siendo la referencia, no las utilizan todos los medios en idioma español, ni siquiera en España. Además, no suelen estar por defecto en los teclados.

2. Comillas dobles

Las comillas dobles son las que más se utilizan en textos de habla inglesa y lo cierto es que, aun no siendo las aconsejadas, con frecuencia también se utilizan en los textos en español. De hecho, diarios de gran tirada en España prefieren este tipo de comillas a otras, mientras que en la Academia Mexicana de la Lengua se recomienda su uso.

3. Comillas simples

Las comillas simples son hijas de la mecanografía y su uso convencional ha sido habitual durante muchos años, aunque ahora está decayendo. Solo se utilizan cuando no hay alternativas ni de comillas latinas ni de comillas dobles. No obstante, no van a desaparecer porque tienen un uso restringido a determinados casos en los que ofrecen un servicio interesante.

Errores al utilizar comillas

comillasLos principales errores al utilizar comillas son de dos tipos: en primer lugar, no utilizarlas bien en el idioma que corresponde; en segundo lugar, no ubicarlas donde corresponde y, finalmente, no saber ubicar bien los signos de puntuación donde se debe. Es importante que tengamos en cuenta todos esto elementos para no cometer errores derivados del desconocimiento. Las traducciones profesionalesgarantizan el conocimiento de las convenciones ortotipográficas.

1. Utilizar comillas incorrectas

Es importante indicar que las recomendaciones son distintas según el idioma. Con carácter general, las comillas latinas son para textos en lengua española y nunca se deberían utilizar en otros idiomas. Las comillas dobles se utilizan por defecto en los demás idiomas, entre ellos el inglés. Las comillas simples solo se deben utilizar cuando las otras dos no proceden.

2. No utilizar las comillas cuando corresponde

En lengua española se pueden y se deben utilizar distintos tipos de comillas en una misma frase si esta lo favorece. De ser así, la prioridad será que las comillas latinas engloben todo el texto; posteriormente, dentro de la frase irán las comillas dobles y, para entrecomillar palabras, se usarán las comillas simples.

3. Usar correctamente los signos de puntuación

Las comillas requieren de un determinado uso de los signos de puntuación. Por ejemplo, no se debe poner nunca un punto antes de cerrar comillas, siendo este es uno de los errores más frecuentes. Si se tiene en cuenta este aspecto, se reducirán sustancialmente los errores cometidos.

Conclusión

Las traducciones profesionales son una opción para garantizar que un texto cumple con todas las convenciones ortotipográficas del idioma. En consecuencia, contar con estos profesionales cualificados y con todas las certificaciones es útil para conseguir un texto de calidad.

Traductores oficiales: la ortotipografía en la traducción

Los traductores oficiales son conocedores de las normas de traducción de cada idioma y, más allá de las cuestiones de estilo, hay unos criterios formales que hay que seguir. En el artículo explicamos en qué consiste la ortotipografía y los aspectos que hay que valorar en las traducciones para conseguir un resultado satisfactorio para el cliente que encarga el trabajo.

Qué es la ortotipografía

La ortografía es la disciplina que se encarga de revisar la correcta acentuación de un texto, así como la utilización de otros signos aceptados en el idioma. Un aspecto fundamental de esta materia es que todos los idiomas tienen unas normas ortotipográficas comunes que son de obligado cumplimiento para publicar un texto. En realidad, este tipo de corrección cuenta con dos aspectos bien diferentes que se analizan conjuntamente.

Traductores oficiales: ortotipografía

1. Corrección ortográfica

Es la corrección básica que conocemos la mayoría de las personas y tiene que ver con no cometer faltas de ortografía, tanto en la colocación de las letras como en el uso de las tildes. Los traductores profesionales tienen que revisar esta cuestión en primer lugar porque es básica y se refiere al mínimo aceptable en cualquier texto profesional.

2. Corrección tipográfica

En sus orígenes la corrección tipográfica estaba limitada a la imprenta porque toma de ahí las principales referencias. Hoy se utiliza en cualquier escrito que haya pasado por un procesador de texto y se refiere a la colocación de los interrogantesnegritascursivas, guiones o a la propia distribución del texto. En definitiva, cumplir con aquellas convenciones que cada idioma establece para los textos con formato de imprenta.

¿Es lo mismo una corrección ortotipográfica y una corrección de estilo?

ortotipografiaDefinitivamente, no. Una corrección ortotipográfica se va a limitar a aquellas cuestiones formales que están reconocidas por los organismos reguladores lingüísticos como correctas. Se trata de una corrección totalmente técnica y nada pretenciosa porque en ningún caso se va a poner en tela de juicio el estilo del escritor.

En cambio, la corrección de estilo entrará en otros aspectos como la comprensión del texto o la sintaxis, siendo más literaria. Por lo general, es la que utilizan los editores para textos profesionales porque se entra en el fondo del significado del texto para comprobar si este tiene sentido.

¿Hay diferencias en las normas ortotipográficas según el idioma?

Sí que las hay, y este es el motivo por el que un traductor profesional es necesario para garantizar la calidad del texto. De hecho, podemos decir que cada idioma tiene sus propias normas ortotipográficas, lo que supone una dificultad añadida si se desconocen.

Uno de los casos paradigmáticos es el de la lengua inglesa. Por ejemplo, el denominado párrafo americano que se utiliza en inglés carece de sangrado, que sí es preceptivo en textos en castellano. Otro caso común es el de la separación de los números, puesto que en el inglés se utilizan comas y en el español se utilizan puntos. Finalmente, hay que indicar que en inglés los guiones se utilizan con mayor frecuencia que en español para añadir información.

En otros idiomas también hay diferencias, puesto que los gentilicios en francés se escriben con mayúscula y en español son en minúscula. Como este caso, podemos encontrar muchos más y nos exponemos a cometer errores garrafales si realizamos una traducción sin tener en cuenta la convención en cada idioma.

Conclusión

Los traductores oficiales pueden encargarse de realizar traducciones juradas con la garantía de que el texto va a seguir las normas ortotipográficas del idioma al que se traduce el texto. Por este motivo, es recomendable contar con profesionales cualificados que puedan garantizar un trabajo bien hecho.

Recursos web para mejorar la ortografía

Afortunadamente, cada día hay más recursos web para mejorar la ortografía, la sintáctica, la gramática… Y es que escribir de forma correcta, con sentido y, por supuesto, sin faltas de ortografía es más importante de lo que parece sobre todo si hablamos de textos profesionales para páginas web o para elaborar nuestro propio currículo profesional. Esto es algo que saben muy bien los correctores de estilo de la agencia de traducción ABC Translink, esos esforzados profesionales que se dedican a corregir textos redactados en castellano, en inglés, en francés, en árabe… ¿Qué recursos web para mejorar la ortografía en castellano nos recomiendan estos profesionales? Algunos tan interesantes como los que anotamos en el artículo de hoy.

Recursos web ortografía

Recursos web para mejorar la ortografía: Fundéu

Si sigues el perfil de Twitter de la empresa de traducción ABC Translink, seguro que sabes que de vez en cuando “retuiteamos” mensajes de una de las fuentes web sobre ortografía en castellano más solventes del universo web: la Fundéu.

Fundéu es el nombre corto por el que se conoce a la Fundación del Español Urgente, una organización sin ánimo de lucro impulsada por la Agencia EFE, la entidad bancaria BBVA y la Real Academia de la Lengua. La Fundéu lleva ejerciendo su labor asesora y correctora desde el año 2005 y, lo mejor de todo: ha ido archivando todos sus artículos, comentarios y respuestas a dudas concretas sobre ortografía en castellano en un amplio repositorio web muy fácil de consultar.

Recursos web para mejorar la ortografía: Wikilengua

Todos conocemos la útil Wikipedia y, también, la interesante enciclopedia visual llamada Wikimedia, pero no todo el mundo sabe que esta pareja de páginas web informativas tienen una tercera hermana gemela llamada Wikilengua.

Siguiendo con el estilo de sus páginas hermanas, la Wikilengua es un excelente recurso web que no sólo te ayudará a mejorar la ortografía en castellano, también te permitirá compartir tus conocimientos sintácticos, lingüísticos, ortográficos y gramaticales con el resto de los millones de hablantes y estudiantes de la lengua de Cervantes.

Recursos web para mejorar la ortografía: Leer.es

Una de las formas más rápidas, entretenidas y eficaces de mejorar la ortografía es leer. Y ese es, precisamente, el nombre del tercer recurso web que nos recomiendan los correctores de la empresa de traducción ABC Translink.

Leer.es es un portal educativo del Ministerio de Educación del Gobierno de España, un recurso educativo gratuito y en línea con diferentes herramientas didácticas enfocadas a la comprensión lectora. Todo un hallazgo que no deberías dejar de guardar en tu carpeta de recursos favoritos.

Fundéu, Wikilengua y Leer.es son tres excelentes recursos web para mejorar la ortografía que están a tu disposición en Internet de forma completamente gratuita. ¿Quieres que te recomendemos más recursos? ¡Pídenoslo escribiendo un comentario!

Mayúsculas, esas grandes desconocidas

Las mayúsculas siguen siendo uno de los caballos de batalla de los profesionales dedicados a la corrección de estilo de ABC Translink. Según me cuentan estos esforzados correctores, es raro encontrar un artículo, una página web, un libro o un catálogo corporativo que no contenga al menos dos o tres faltas de ortografía relacionadas con las mayúsculas. Así, hemos pensado que sería buena idea aclarar en un artículo algunas de las confusiones más comunes sobre el uso de las mayúsculas en castellano. ¿Te parece interesante? Pues adelante, sigue leyendo.

mayúsculas

Mayúsculas: ¿internet o Internet?

Una de las dudas más frecuentes que tenemos al redactar textos sobre la red de redes internet es si tenemos que escribir la inicial de esta palabra con mayúscula o con minúscula. La respuesta es: como tú quieras. La RAE da como correctas ambas, internet o Internet.

Mayúsculas: los días de la semana

Según me cuentan los correctores de estilo de ABC Translink, una de las erratas más comunes en el uso de las mayúsculas la encontramos en los nombres de los días de la semana y del mes. La regla general en estos casos es muy clara: lunes, martes, miércoles, enero, febrero, marzo, etc., siempre se escriben con su inicial en minúscula excepto si nos referimos a fechas históricas o festivas como, por ejemplo, 1 de Mayo, Domingo de Pascua, etc.

Mayúsculas: la Navidad

Esta duda sobre el uso correcto de las mayúsculas siempre surge a finales de noviembre, principios de diciembre: ¿Navidad se escribe con N mayúscula? La respuesta es sí y, además, también se escriben con inicial mayúscula algunos términos navideños relacionados con estas fiestas como, por ejemplo, Año Nuevo, Nochebuena, Nochevieja, etc. Pero, atención, hay otros sustantivos muy navideños que no se escriben con su inicial en mayúscula: belén (cuando nos referimos al pesebre), tarjeta (tarjeta de Navidad), nacimiento, etc.

Mayúsculas: el punto

Parece mentira que tengamos que recordar una regla de ortografía tan simple como que después de un punto y seguido o un punto y aparte hay que escribir la primera letra de la siguiente palabra en mayúscula. Pero ¿qué ocurre si en vez de un punto encontramos dos? Pues que la palabra pierde la mayúscula y pasa a escribirse toda en minúsculas. ¿Y si tenemos un punto y coma? Exactamente lo mismo: la siguiente palabra se escribe en minúsculas.

Mayúsculas: también con tilde

Terminamos nuestro resumen sobre el uso correcto de las mayúsculas en castellano con un dato importante y que se suele olvidar: las mayúsculas también llevan tilde siempre y cuando sea necesario. Así, se escribiría Ágape, Ágata, Ébola, etc.

¿Sabes por qué se extendió la errata de no tildar las mayúsculas? Porque las letras llamadas de caja alta de las rotativas de la prensa no tenían suficiente espacio como para poner el “rabito”. Una excusa simple, pero que dio pie a cientos de miles de mayúsculas sin tilde y a horas y horas de trabajo extra de los correctores de estilo de ABC Translink.

Curiosidades del castellano: los puntos suspensivos

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Los correctores de estilo de ABC Translink nos cuentan que el mal uso de los puntos suspensivos es una de las faltas ortográficas que más corrigen en todos los idiomas, pero especialmente en castellano. ¿Tú también tienes dudas sobre el uso de esos tres pequeños puntitos? Entonces sigue leyendo porque en el artículo de hoy te vamos a dar las claves más importantes sobre el uso de los puntos suspensivos en nuestro idioma.

ortografía puntos suspensivos


Ideas clave sobre los puntos suspensivos

Como te comentábamos en nuestro artículo sobre el uso correcto de la coma en castellano, saber algunos datos clave sobre los puntos suspensivos es el primer paso para no cometer errores al utilizarlos en nuestros textos. Vamos a ello:

1. Los puntos suspensivos son signos de puntuación que se utilizan para dotar a la oración de suspense, expectación, duda, etc.

2. Los puntos suspensivos son sólo tres. Seguro que has leído más de un libro en el que aparecían varios puntos suspensivos en lugar de sólo tres, pero esta regla ortográfica cambió hace bastantes años. Puedes recordar esta norma con una pequeña regla nemotécnica:
Tres eran tres las hijas de Elena, tres eran tres y ninguna era…

3.
Si los puntos suspensivos se colocan al final de una frase no hay que colocar el punto final (no hay que poner cuatro puntos).

Los puntos suspensivos no nos eximen de utilizar otros signos de puntuación obligatorios dentro de una frase. Un ejemplo con la coma que tendríamos que utilizar antes de la conjunción pero:
Me gustaría darte el sí quiero…, pero no estoy enamorada de ti.


5.
Si los puntos suspensivos están cerrando una oración, la primera palabra de la siguiente frase la escribiremos con su letra inicial en mayúscula. En cambio, si los puntos suspensivos se utilizan dentro de la misma oración, la inicial de la palabra que aparezca detrás de ese signo ortográfico la escribiremos en minúscula. ¿Lioso? Mira los ejemplos:

Puntos suspensivos que cierran una oración:
Ve a comprar huevos, leche, pan… No me estás escuchando ¡deja de mirar la tele!

Puntos suspensivos en medio de una oración:
Primero ve a comprar huevos, leche, pan…y después ya podrás ir a jugar.

 

Para qué sirven los puntos suspensivos

Los puntos suspensivos cumplen distintas funciones dentro de una frase: enumerar, imprimir o dotar de cierto sentido, completar frases hechas, etc. Por concretar un poco, podríamos decir que los tres usos más importantes de estos signos de puntuación serían los siguientes:

Enumerar sin escribir todos los elementos  y haciendo entender al lector que la frase podría continuar. Por ejemplo:
Tenemos que hacer una compra básica, ya sabes: huevos, leche, pan…
ABC Translink ofrece servicios de traducción, interpretación, corrección de estilo…

 

Sustituir la palabra etcétera o su abreviatura etc. En textos largos o que incluyan muchas enumeraciones, puede ser interesante escribir puntos suspensivos en lugar de etc. Por ejemplo:
ABC Translink ofrece servicios de traducción, interpretación, corrección de estilo, etc. Además trabaja con cualquier idioma del mundo: inglés, francés, árabe, portugués…

 

Dotar a la frase de un sentido de duda, vacilación, suspense, etc. Por ejemplo:
No sé si ir, no ir,  quedarme, marcharme…
Si yo te contara todo lo que me dijo Ángel…

 

Completar frases hechas, refranes populares, etc., sin necesidad de escribir la expresión completa. Dos ejemplos:
Dime con quién andas…
El que a buen árbol se arrima…

 

 

¿Te hemos aclarado las dudas sobre el uso de los puntos suspensivos? ¡Escribe un comentario!

Curiosidades del castellano: la coma

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Es curiosa la importancia que adquieren los pequeños detalles en el buen uso del idioma, ¿verdad? Un ejemplo perfecto es la coma, un signo  ortográfico que comparten muchas lenguas del mundo y que puede cambiar el significado de una frase en un abrir o cerrar de ojos:

No, me encanta el blog de ABC Translink.

No me encanta el blog de ABC Translink.

Hoy los correctores de estilo de ABC Translink nos cuentan algunos detalles sobre ese signo de puntuación llamado coma.

coma


Para qué sirve la coma

El camino más rápido para aprender a utilizar la coma es recordar su funcionalidad dentro de una frase, así que pero no viene mal que refresquemos nuestra memoria con las siguientes ideas clave:

  • La coma es un signo de puntuación como, por ejemplo, el punto, el punto y coma, el paréntesis, los dos puntos, etc.
  • Los signos de puntuación como la coma cumplen varias funciones dentro de un enunciado: dar ritmo y entonación al texto, separar varios elementos especialmente significativos, separar los elementos de una serie de datos, dotar de mayor significado una idea concreta dentro del contexto, etc.
  • La coma es vital tanto a la hora de redactar y comprender un texto como a la hora de traducirlo correctamente a otras lenguas.
  • No utilizar la coma o colocarla en un lugar indebido dentro de una frase es una falta de ortografía.

 

Cuándo utilizar la coma

Llegamos al meollo de la cuestión, a la duda que a todos nos surge cuando redactamos o  corregimos un texto: ¿cuándo es obligatorio utilizar la coma?

Hay varias reglas ortográficas del uso de la coma, pero las más habituales podrían ser las siguientes:

  1. Utilizamos la coma para separar elementos de una enumeración siempre y cuando no aparezcan en la frase las conjunciones y, o, ni.

Un ejemplo de uso correcto de la coma según esta norma:

Ayer me compré dos faldas, una bufanda y dos pares de zapatos.

Y un ejemplo de uso incorrecto de la coma según esta norma:

Ayer me compré dos faldas, y una bufanda y dos pares de zapatos.

 

  1. Utilizamos la coma para delimitar y dar más énfasis a un vocativo.

Ese vocativo puede aparecer al principio de la frase, en el medio o al final. En el primer caso, la coma se colocará después del vocativo; en el segundo caso, escribiremos el vocativo entre dos signos de coma; en el tercer y último caso la coma precederá a la anotación del vocativo. Qué frases tan largas, ¿no? Lo vemos mejor con tres ejemplos:

María, cuando vuelvas del trabajo recoge a Lía.

Cuando vuelvas del trabajo, María, recoge a Lía.

Cuando vuelvas del trabajo recoge a Lía, María.

 

  1. Utilizamos la coma para aclarar un concepto dentro de una oración. Según los correctores de estilo de ABC Translink, este es el típico error que se comete con el uso de la coma en castellano. Un ejemplo para que no se te olvide:

ABC Translink, la agencia de traducción, ofrece también un servicio de corrección de textos.

 

¿Sueles tener problemas con el uso correcto de la coma en castellano? Nos gustaría leer tu opinión.

Reglas de ortografía que seguimos olvidando

Todos escribimos a diario decenas de mensajes cortos y casi todos caemos una y otra vez en errores ortográficos más o menos importantes. Los errores (horrores) ortográficos dicen mucho de nosotros mismos: de nuestro nivel académico, de nuestra capacidad de aprendizaje, de nuestros deseos de superación, etc.

En pocas palabras: hay reglas de ortografía básicas que tendríamos que recordar para no tropezar mil veces en la misma piedra y poder redactar correctamente todo tipo de textos, desde nuestro currículo a mensajes de texto en redes sociales, artículos para nuestro blog, etc. Y ese es, precisamente, el objetivo del  artículo de hoy: recordar cuatro reglas ortográficas que llevan vigentes varios años y que se respetan poco o nada hasta que llegan a la mesa de trabajo de los correctores de estilo de ABC Translink.

  1. ¿Agua o vino?

Empezamos nuestra lista de reglas ortográficas básicas con la humilde letra o en su papel de conjunción disyuntiva, ya sabes: esa conjunción que se utiliza para que el lector elija entre dos opciones. Hasta el año 2010 la conjunción o se escribía con tilde “¿Agua ó vino?”, pero ahora la norma indica que se suprima esa tilde de la letra o.

  1. 1000, 10 000 y 100 000.

Si hasta ahora habías escrito las cifras con un punto para separar los números estabas incumpliendo las normas ortográficas. Lo que lees.

Según las reglas, las cifras que contengan hasta 4 dígitos se escribirán sin ningún tipo de separación (ni coma, ni punto): 1000, 2000, 8000, etc. Las cifras que tengan más de 5 dígitos se escribirán separando grupos de números para facilitar la lectura, pero sin comas o puntos añadidos: 10 000, 200 000, 5 000 000.

 

  1. 500 000 € y no 500.000€.

Según los correctores de estilo de ABC Translink, una de las erratas que más corrigen cuando revisan traducciones económicas es la ausencia de espacio entre la cifra y el símbolo del euro. Esta regla ortográfica es antigua y también se aplica a otros símbolos como el del tanto por ciento (%) o el del dólar ($), por ejemplo: “El truhan de Javier me cobró por un guion la friolera de 500 000 €, eso es un 25 % más que el año pasado”.

  1. Guion, crie, truhan… Monosílabos sin tilde

Terminamos nuestro breve repaso de los errores ortográficos con una de las reglas del 2010 que más polémica suscitó: la eliminación de la tilde en ciertas palabras que la llevaban desde hace muchísimos años como, por ejemplo: guion, truhan, crie y crio (pasado simple del verbo criar),  frio (pasado simple del verbo freír), etc.

Hay que reconocer que esta es una regla que a algunos nos cuesta respetar, pero la ortografía es así: no siempre llueve a gusto de todos.

Y ahora cuéntanos tu secreto: ¿Qué regla ortográfica se te resiste una y otra vez? ¡Participa en nuestro blog!

Reglas básicas de ortografía

El mes pasado publicamos un artículo que tuvo una excelente repercusión en nuestras redes sociales Facebook, Twitter, Linkedin y Google Plus: recomendaciones de estilo del español actual. Y es que escribir correctamente es un tema que interesa a todos los que amamos la corrección lingüística, tanto a los aficionados como a los profesionales que, como los traductores, utilizan el castellano como herramienta de trabajo.

¿A ti también te interesa el fascinante mundo de la corrección ortográfica? Entonces sigue leyendo porque hoy seguimos defendiendo la importancia de escribir bien explicando esas siete reglas básicas de ortografía que muchos usuarios de las redes sociales se empeñan en olvidar un día sí y otro también.

reglas ortografía

 

  1. G y J

  • Las palabras terminadas en -aje se escriben con j excepto ambages.
  • Los verbos terminados en -ger se escriben con g excepto tejer.
  • Se escriben con j las palabras que terminan en –eje. Un ejemplo: hereje.

¿Te suenas estas tres reglas nemotécnicas? Yo las aprendí en EGB y todavía no se me han olvidado.

  1. B

Hay muchísimas reglas que nos pueden ayudar a evitar las faltas de ortografía relacionadas con la letra b, nosotros hemos elegido estas tres:

  • Las palabras que contienen las sílabas bla-ble-bli-blo-blu se escriben, lógicamente, con b. Ejemplos: blasón-cable-biblia-hablo-blusón.
  • También las palabras que contienen las sílabas bra-bre-bri-bro-bru se escriben con b. Ejemplos: brasero-brea-cabriola-bromuro-brutos.
  • Después de la letra m siempre va una b. Ejemplos: cambio, timbre, hombro, tambor, etc.
  1. Z

La grafía z suele dar bastantes problemas en Canarias y en algunas zonas de Andalucía. Dos reglas básicas:

  • En singular se escriben con z las palabras que en plural terminan en -ces. Me explico con tres ejemplos: nuez y nueces, juez y jueces, diez y dieces.
  • Escribiremos con z los verbos que terminan en -izar. Ejemplos: caramelizar, alfabetizar, escandalizar, barnizar, bautizar, dramatizar, etc.
  1. C

Ya que hemos hablado de la z, vamos a recordar un par de reglas ortográficas sobre la otra letra que suele confundirse con ella: la c.

  • Los verbos terminados en -cer y en -cir se escriben con c: hacer, adormecer, amanecer, producir, bendecir, esparcir etc.
  • En general escribiremos con c todas las palabras que terminen en -ción. Ejemplos: canción, invitación, dedicación, etc. Esta regla tiene una importante excepción que te contamos en el siguiente punto.
  1. S

La letra s también suele generar dudas a los olvidadizos de la lengua española. Un par de reglas que te ayudarán a no cometer barbaridades ortográficas con esta grafía:

  • La terminación de las palabras que contienen s se escribe con s. Ejemplos: preso y prisión, extenso y extensión, expulsar y expulsión.
  • Las palabras que terminan en -sura se escriben con s excepto dulzura (bonita rima, ¿verdad?).

 

  1. N o M

Leer canbio o, peor todavía, camvio es uno de los peligros que tiene navegar por ciertos artículos de Internet (algunos de ellos publicados en medios de comunicación solventes). Una regla nemotécnica que nunca falla para no meter la pata de esa manera:

  • Antes de la b o de la p siempre escribiremos m. Ejemplos: cambio, pumba, empiezo, empleado, etc.
  • Antes de la v escribiremos n. Ejemplos: envío, envasar, etc.

 

  1. H

La letra h es muda no invisible. ¿Te gusta esta frase? A los correctores de estilo de ABC Translink les encanta. 2 reglas para evitar olvidarnos de la letra h:

  • Escribiremos con h las palabras que empiezan por _hum como, por ejemplo, humano.
  • ¿A o han? Fácil, simplemente prueba a cambiar el sujeto en singular de la frase por un sujeto en plural. Ejemplos: Ella ha tomado un batido/ Ellas han tomado un batido. Otro ejemplo: Él fue a por nueces/ Ellos fueron a por nueces.

¿Recordabas estas 7 reglas básicas de ortografía? ¿Cuál se te había olvidado? ¡Déjanos un comentario!

Las palabras que peor escribimos en castellano

Algo que siempre me llamó la atención de las películas de Hollywood es la continua recurrencia a los concursos de deletreo. Sabéis de lo que hablo: esas escenas en las que un montón de niños colocados en un estrado demuestran sus conocimientos del inglés deletreando rítmicamente “complejos” términos como house, home, sweet o friendly.

Y os preguntaréis ¿qué tienen que ver esos concursos norteamericanos con escribir mal en castellano? Pues, desde mi punto de vista, mucho. Si los españoles cada vez hablamos peor, nos comemos letras, sustituimos términos por símbolos matemáticos (+, -), confundimos zetas por ces… ¿cómo vamos a redactar correctamente?

almondigas

En ABC Translink hemos hecho una pequeña búsqueda de las palabras que peor escribimos los españoles. Entre todas ellas hemos elaborado nuestro mal llamado “top ten” o, correctamente escrito en castellano de Cervantes, “10 primeras”. A ver qué te parecen:

1. Idiosincracia: en lugar de la correcta “idiosincrasia” definida por la RAE como “rasgos, temperamento, carácter, etc., distintivos y propios de un individuo o de una colectividad”. 
2. Zarpullido: da picores sólo leerlo ¿verdad? Correcto: sarpullido. 
3. Perjuicios: muy diferente del correcto “prejuicios”. 
4. Espadadrapo, muy habitual, en el término correcto sobra una “d” y falta una “r”: esparadrapo. 
5. Vinistes en lugar del correcto “viniste” del verbo venir. 
6. Fregoneta: una especie de fregona con ruedas. Correcto: furgoneta. 
7. Tos: “movimiento convulsivo y sonoro del aparato respiratorio del hombre y de algunos animales”. Mucha gente lo confunde con el término correcto “todos”. 
8. Cocreta: esa masa rellena en forma alargada o redonda que tantas cenas ha presidido. Correcto: croqueta. 
9. Almóndiga: es esa bolita de carne picada que está tan rica con salsita. Un término imprescindible en este listado y que alude, a su manera, a la albóndiga. 
10. Bayonesa: un auténtico clásico. Término que sustituye a la rica mayonesa de la ensaladilla rusa. 

cocretas

Para terminar, no me puedo resistir a anotar aquí el nombre de un plato del día que leí ayer en el tablón de un restaurante: “Conejo Ala Jillo”. Ya sé que quizá no sea habitual, pero espero que no cree moda.

En fin, después de esta pequeña reflexión quizá no nos vendría mal copiar esa moda de los concursos americanos ¿qué opinas?

NOTA DE ACTUALIZACIÓN: Uno de nuestros contactos de Linkedin, tras leer este artículo, comentó a ABC Translink que la RAE aceptaba como válida la palabra “almóndiga”. Inmediatamente nos pusimos a verificar este dato porque, la verdad, nos parecía algo increíble. Para nuestro sorpresa hemos comprobado que la RAE acepta “almóndiga” del mismo modo que acepta términos tan increíbles como toballa, asín, crocodilo o murciégalo. Queremos agradecer a Gabriel su atinada corrección. Seguramente escribiremos otro artículo sobre las curiosas palabras que acepta y que no acepta la Real Academia. Intuyo que va a dar mucho que hablar…

LA IMPORTANCIA DE LA TILDE. Segunda parte.

Si recuerdas, en noviembre publicamos la primera parte de un artículo titulado “La importancia de la tilde”. Este artículo generó muchos e interesantes comentarios en nuestros grupos de Linkedin. Vuestras ideas y opiniones ratificaron nuestra idea de que, lamentablemente, nuestra sociedad está olvidando las reglas más básicas de la ortografía.

Hoy vamos a intentar refrescar algunas reglas que a veces nos resultan un poco más difíciles de recordar. En todos los casos hemos acudido a las normas e indicaciones de la Real Academia de la Lengua Española.

 Tildes

Las mayúsculas SÍ se tildan:

Por mucho que los diseñadores se empeñen en lo contrario, la RAE indica que es obligatorio escribir con tilde las mayúsculas que deban llevarla según las reglas de acentuación. Por ejemplo:

CAMIÓN

ÁGAPE

TRIGONOMETRÍA

Durante muchos años la mayor parte de la gente opinaba que las mayúsculas no se tildaban. La “culpa” fue de las rotativas de la prensa. Antiguamente, para componer los textos de los periódicos se usaban cajas de caracteres. El tamaño de esas cajas era limitado y en las letras mayúsculas no quedaba espacio para insertar ese rasguito llamado tilde. En lugar de cambiar el tamaño de las cajas, se intentó cambiar la regla ortográfica. Por suerte, los defensores del castellano no lo permitieron.

Dónde, quién y cómo:

Estas palabras pueden generar también bastantes dudas. La RAE nos dice que estos términos se escriben con tilde cuando tienen sentido interrogativo o exclamativo. Cuando estas palabras funcionan como adverbios o pronombres relativos no debemos colocar tilde.

¿Lioso? Con unos ejemplos lo veremos más claro:

¿Dónde está mi chaqueta? Está donde la dejaste ayer.

¡Cómo ha crecido el huerto! No te entiendo, está como siempre.

Por favor, pregunta a ese señor dónde está la tienda de María. Estará donde la tienda de Jesús, ¿no?

¿Pero quién se lo dijo a Enrique? Quien se lo dijera es un mentiroso.

La RAE nos recuerda que algunas veces estas palabras funcionan como sustantivos. En ese caso la tilde es obligatoria. Por ejemplo:

En este proyecto es fundamental averiguar el qué antes de calcular el cuánto ¿no crees?

Ahora tenemos qué decidir bien el cómo y el cuándo.