Archivo de la etiqueta: traducción educación

Traducción de material didáctico.

Los avances de los últimos años de las tecnologías de la información y la comunicación han cambiado nuestra forma de trabajar, de captar clientes y de reclutar a los mejores traductores para nuestra agencia. Pero estos avances tecnológicos también han influido en que se dispare la demanda de unos contenidos muy determinados: los materiales didácticos.

Nos especializamos en la traducción de material didáctico. Contacta con nosotros para cualquier consulta o para obtener un presupuesto gratuito y sin compromiso.

No hace tanto, sólo se traducían ciertos materiales didácticos, sobre todo aquellos contenidos dedicados a la formación superior y especializada; pero hoy en día se traduce casi de todo. Desde simples pildoritas formativas de corta duración a cursos universitarios avanzados sobre ingeniería, ciencias de la información, recursos humanos, gestión, administración de empresas, traducción e interpretación, etc.

¿Tiene algún truco la traducción de material didáctico? ¿Es igual traducir contenidos formativos que traducir contenidos publicitarios o informativos? Hoy en el blog de ABC Translink hablamos de… la traducción de material didáctico.

Traducción didáctica ABC Translink


Consejos para traducir material didáctico.

Los traductores de ABC Translink especializados en este tipo de traducción quieren compartir con los lectores del blog los siguientes tres consejos:

 

  1. Investigar sobre el tema.

El traductor de material didáctico no es el autor original del tema, no tiene por qué ser ni profesor ni especialista en la materia que debe traducir, pero sí debe tener unos conocimientos generales sobre el tema para evitar errores de bulto que puedan afectar a la calidad del contenido a traducir.

  1. Contar con el apoyo del autor de los contenidos.

Que un traductor pueda consultar con el autor del texto original el significado de algunas expresiones, ejemplos o definiciones es fundamental en cualquier proyecto de traducción, pero esencial en la traducción de material didáctico. Un simple error de concepto o una fórmula matemática mal entendida puede dar al traste con todo el material didáctico traducido y, además, dañar la imagen y buena fama del académico, doctor o especialista que haya creado el texto original.

  1. Hacer una lectura previa completa.

Un último consejo que nos dan los traductores especializados en didáctica de ABC Translink es tomarse el tiempo necesario para leer del principio al final el contenido a traducir antes de empezar con el trabajo puro y duro. Leer todo el texto que se va a trasladar de una lengua a otra nos dará varias claves fundamentales para hacer un gran proyecto: la complejidad del contenido, la necesidad de investigar más o menos, el apoyo o ausencia de material gráfico o audiovisual que nos permitirá entender mejor ciertos conceptos, etc.

 

Es curioso, pero a pesar de que la demanda de traducciones didácticas no para de crecer, las acciones formativas dedicadas a los traductores e intérpretes que desean especializarse en este tipo de proyectos no son tantas ni tan variadas como nos gustaría. Esperemos que, poco a poco, los teóricos de la traducción ahonden en este interesante tema tan necesario no sólo para facilitar el trabajo de los traductores, sino para conseguir que los idiomas se conviertan en barreras para impartir o recibir una formación de alta calidad.

Hoy hablamos de… la traducción para niños.

¿Crees que escribir o traducir para niños es un trabajo sencillo? Por experiencia podemos asegurarte que no. Si tienes hijos, sobrinos o nietos sabrás perfectamente de lo que estamos hablando, de la dificultad que tiene mantener una comunicación fluida con unas personas muy jóvenes, con un vocabulario limitado, pero con una intuición, un ingenio y una capacidad de comprensión instantánea que puede llegar a asustar. Traducir material didáctico, videojuegos, películas o entornos web para los más pequeños de la casa no es un juego de niños, sino un trabajo que exige toda la atención, profesionalidad y saber hacer de los mejores traductores.

Hoy en el blog de ABC Translink reflexionamos sobre un tema tan desconocido como apasionante: la traducción para niños.

Traducción infantil ABC Translink

Los tópicos.

Cuando los traductores más jóvenes se enfrentan a su primera traducción para niños suelen caer en un grave error sobre este tipo de traducciones: creerse el falso tópico de que traducir contenidos para niños es mucho más sencillo que traducir para el consumidor adulto. Casi sin darse cuenta, estos traductores suelen cometer dos tipos de equivocaciones:

  • Bajan la guardia y no dedican ni el mismo tiempo ni el mismo esfuerzo al trabajo de traducción.
  • Adoptan un tono aleccionador o didáctico llegando, incluso, a sustituir, ampliar, simplificar o explicar por su cuenta y riesgo ciertas partes del contenido. De esta forma, el traductor incurre en uno de los errores más graves del oficio: manipular el texto original y no respetar fielmente el contenido que el autor tenía la intención de trasmitir.

 

El vocabulario.

Aparentemente, el vocabulario, las frases hechas o los giros idiomáticos de los contenidos redactados para un público infantil son sencillos y adaptados a los conocimientos lingüísticos propios de su edad. Pero la aparente sencillez de los textos infantiles es un arma de doble filo.

Si te fijas en los contenidos infantiles verás que, en muchos casos, el autor cuenta con que los textos serán leídos en voz alta (oralidad) y juega con la musicalidad de las palabras o, incluso, introduce voces o sonidos que solo tienen significado en la cultura del país de origen del contenido: rimas, refranes, adivinanzas, imitación de voces de animales, onomatopeyas populares, etc. Por ejemplo, el kikirikí del gallo en español se traduciría en inglés como cock-a-doodle-doo, el guau del perro sería woof, etc.

Como ves, esta forma de trasmitir ideas, sentimientos y sensaciones a los niños va mucho más allá del trabajo de conocer y manejar el vocabulario básico de un idioma y esconde uno de los trabajos más arduos de cualquier proyecto de traducción profesional: la localización.

¿Creías que traducir para niños era fácil? ¿Qué opinas ahora? Deja tus comentarios aquí, en el blog de ABC Translink.