Traducción de currículos

Es fundamental una buena traducción de tu currículo para que no te descarte como candidato/a a la primera de cambio. Nos especializamos en la traducción de currículos a cualquier idioma de forma profesional y adaptada a todo tipo de especialidades. Si necesitas traducir tu CV, no dudes en contactar con nosotros.

  1. Crea un currículo personalizado.

La personalización ha sido tendencia en los últimos años y lo seguirá siendo en el 2017. Aplicado a la creación de tu currículo: adapta el estilo, la tipografía y las imágenes que incluyas al tipo de empresa a la que vayas a mandar tu CV y al tipo de puesto que deseas conseguir. Si tu futura empresa es una agencia de diseño, cuida el aspecto visual del documento que envíes; si tu futura empresa es una multinacional, envía un texto traducido al inglés. Adaptar el mensaje al destinatario parece una obviedad, pero te aseguro que no lo es.

 

  1. No mientas.

Otra supuesta obviedad que olvidan algunos candidatos es respetar la veracidad de los datos que incluyen en su CV. Mentir total o parcialmente (o sea, exagerar) es una pésima idea sobre todo si tienes que presentar documentos oficiales que acrediten tu experiencia o si tienes que pasar con éxito una prueba de competencia lingüística, técnica, etc.

  1. Resume todo lo que puedas.

Cuando el candidato tiene muchas cosas que contar es casi inevitable que se alargue su currículo. No es fácil resumir diez, quince o veinte años de experiencia o mil y un cursos de formación, pero se puede. ¿Sabes cómo? Pidiéndole a un amigo experto en redacción de textos que acorte tu currículo sin que se pierda ningún dato importante en el proceso.

 

  1. No aburras a las ovejas.

Cuando maquetes tu currículo ten en cuenta que la persona que lo va a leer seguramente haya leído cien currículos antes que el tuyo y que tendrá que leer otros cien o doscientos más antes de terminar su jornada laboral. ¿Por qué te decimos esto? Para que apliques ciertos trucos visuales que despierten al lector y lleven su mirada hacia los puntos más interesantes de tu trayectoria profesional: usa espacios en blanco, resalta ciertos términos en negrita, señala los hitos con números o viñetas, etc.

 

  1. Evita las faltas de ortografía.

No te imaginarías la cantidad de currículos que se desechan al año por culpa de una confusión entre b y v, una h olvidada o detalles similares. Enviar un documento sin errores y horrores ortográficos no es importante en la búsqueda de empleo, sino vital.

Otra cosa: no te fíes totalmente del corrector de textos automático, no siempre acierta. Los que sí te garantizan un currículo de calidad, bien redactado, traducido, maquetado y, por supuesto, sin faltas de ortografía, gramática o sintáctica son los correctores de estilo profesionales, una inversión mínima que te puede abrir las puertas de un futuro brillante.

Desde ABC Translink esperamos que estos cinco consejos para mejorar tu currículo te sirvan para encontrar tu empleo soñado.

¡Feliz Año Nuevo!

Etiquetado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *