Traducir tu blog, ¿necesidad o capricho?

El boom de los blogs ha llegado para quedarse. Hoy en día casi cualquier persona tiene a su alcance las herramientas necesarias para crear su propio blog, su propia publicación electrónica donde volcar sus ideas, puntos de vista o conocimientos a ese gran mar de contenidos llamado Internet. Pero últimamente se ha puesto de moda traducir esos blogs, trasladar al inglés, el alemán, el árabe o el chino mandarín esos contenidos que, muchas veces, solo resultan interesantes para un colectivo determinado de la población. ¿O no? ¿Es necesario traducir todos los blogs? ¿Es un capricho? ¿Cuándo debes traducir tu blog? Hoy te lo contamos en tu blog de traducción e interpretación: el blog de ABC Translink.

traducir blog

¿Cuál es el objetivo de tu blog?

La primera pregunta que debes hacerte antes de encargar la traducción profesional de tu blog es simple: ¿Qué quiero conseguir con mi blog? ¿Informar, captar clientes, desahogarme? Quizá tengas un pequeño restaurante y quieras compartir con tus clientes las recetas que han hecho famoso a tu local; en ese caso tu blog es meramente informativo, no tiene como objetivo captar nuevos clientes, sino dar un servicio extra a tu clientela local, unos clientes que hablan tu mismo idioma. Otro ejemplo: tal vez seas un guía turístico y desees publicar algunos artículos sobre tu pueblo o ciudad y, así, provocar el interés de clientes de otros países y conseguir que contraten tus servicios. En ese caso tu objetivo principal no es informar, sino vender tus servicios a esas personas que hablan un idioma diferente al tuyo.

Es decir: determinar bien el objetivo de tu publicación digital te dará la primera clave que te ayudará a decidir si la debes traducir, o no, a otros idiomas.

¿Quién quieres que lea tu blog?

En lenguaje publicitario, la segunda cuestión que te ayudará a decidir si debes traducir tu blog a otras lenguas se denomina definir el target. El target, o público objetivo de tu blog es vital para decidir si debes traducir o no tu página personal, pero atención, no debes fijarte sólo en el perfil de tus lectores actuales, sino en los lectores a los que quieres llegar en un futuro inmediato. Si quieres que tu blog se convierta en el favorito de los norteamericanos, los chinos o los japoneses, la respuesta es simple: encarga una traducción profesional de tus contenidos a los idiomas que hablan esas personas.

Lógicamente, estas son sólo dos de las muchas preguntas que debes resolver antes de encargar o no la traducción de tu blog. ¿Quieres que te ayudemos a tomar una decisión?

Contacta con ABC Translink y cuéntanos tu caso, sin compromiso.

Etiquetado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *