Preposiciones: usos incorrectos II

Seguimos hoy con una segunda serie de preposiciones. Algunas de ellas no han generado usos erróneos por lo que simplemente recordaremos para que las utilizamos.

Preposición BAJO

Se utiliza para indicar la ubicación de algo que está situado en una posición inferior (real o figurada) respecto de lo previamente designado.

USOS INCORRECTOS

  1. Expresiones como bajo petición son erróneas, pues son un calco del francés, es preferible usar la preposición por: por encargo.
  1. No debe usarse con para sustituir a construcciones como conforme a o de acuerdo con.
  1. Es errónea la construcción bajo la base de, que debería ser sobre la base de.
  • Sí es correcto utilizarla en las estructuras con sustantivos, alternando su uso con desde: bajo mi punto de vista, desde mi punto de vista.

Preposición CON

Se usa para indicar el medio y en complementos de compañía. La expresión con excepción hecha de es incorrecta, debe decirse excepción hecha de.

Preposición CONTRA

Se usa con complementos que señalan oposición o ubicación.

USOS INCORRECTOS

  1. En oraciones comparativas proporcionales nunca debe sustituir a cuanto: contra más leo más aprendo.
  1. Aunque algunos verbos la exigen en algunos de sus significados: actuar contra alguien, es incorrecto en casos como enfrentarse contra o quejarse contra.

Preposición DE

Muy utilizada en complementos del nombre, estructuras relacionales y para indicar espacios.

USOS INCORRECTOS

  1. En alocuciones como una vez que o a menos que no debe incluirse: a medida de que.  Sin embargo en otras si es necesaria: encima de que, a pesar (de) que.
  1. Es incorrecta su ausencia en otras locuciones: a sabiendas (de) que, encima (de) que.
  • Algunos verbos y alocuciones permiten indistintamente usar o no la preposición: antes que/antes de que, pero pueden no tener el mismo significado, por lo tanto hay que tener en cuenta el contexto o el sentido para saber cuándo utilizarlas.

Sin duda esta preposición requiere que nos detengamos en tres fenómenos que se producen sobre todo en el habla cotidiana, aunque también en la lengua escrita:

  1. Queísmo: consiste en suprimir en o de cuando anteceden a la conjunción que en las oraciones de complemento de régimen o en las subordinadas sustantivas. Me alegro (de) que haya vuelto.
  • Adequeísmo: en este caso suprimimos la preposición de antes de la conjunción que, a pesar de que es necesaria. Está seguro (de) que aprobó el examen.
  • Dequeísmo: en este caso utilizamos de que cuando el verbo no lo necesita. Recuerda de que es viernes, es difícil de que cambie.

En caso de duda, se puede realizar una comprobación: transformar la oración en una interrogación, si en la pregunta aparece de o que, hay que añadirlas, si no, eliminarlas.

Estoy seguro que no – ¿De qué estoy seguro? – Estoy seguro de que no.

Es obligatorio de que firmes – ¿Qué es obligatorio? – Es obligatorio que firmes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *