Archivo de la categoría: Interpretación

Mediación intercultural

Un paso más allá de la interpretación social

Anteriormente ya comentamos la existencia de la desconocida interpretación social, una especialización poco mencionada, pero muy demandada y esencial dentro de la atención a los ciudadanos extranjeros que residen en nuestro país. Igualmente comentamos que, normalmente, esa atención se centra en minorías lingüísticas, étnicas o en riesgo de exclusión, con unas necesidades concretas. Estas personas contactan con ONGs, asociaciones sin ánimo de lucro o entidades benéficas que requieren, a su vez, de los servicios de un profesional de la traducción, o en el caso que nos ocupa de un intérprete.

En raras ocasiones esa labor de interpretación no va más allá del traslado del mensaje de una lengua a otra, porque en la gran mayoría de los casos el profesional ha de convertirse en el mencionado intérprete “social” desarrollando lo que hemos enunciado como Mediación.

Las personas relacionadas con el trabajo de traducción-interpretación son conscientes de que cada rama de su trabajo requiere unas capacidades precisas, además de las básicas y comunes: dominio de lenguas o dialectos minoritarios, conocimiento de la cultura y religión, necesidad de empatía en el trato. Pero ¿qué ocurre cuando además de esas competencias debemos transformarnos en un auxiliar, en un asistente que acompañe durante todo el proceso del trámite a la persona a la que vamos a servir de intérprete? Que nos convertimos en un mediador intercultural.

Esa mediación puede tomar caminos muy distintos, variando por completo la forma en que ha de enfocarse, dependiendo de la labor a realizar:

◦  Asistir a una visita médica rutinaria (ver entrada de interpretación sanitaria)

◦  Mediación en una consulta psiquiátrica o con un psicólogo

◦  Participar en una reunión con los profesores de un menor

◦  Acompañamiento para solucionar trámites burocráticos (ver entrada de interpretación judicial y policial)

◦  Asistencia a una reunión con abogado

Obviamente no es comparable la manera de encarar una solicitud de un certificado de empadronamiento para renovar una tarjeta de residente que enfrentar una entrevista con un asesor legal para solicitar asilo y refugio. En esta última, muy probablemente, habrá que tratar cuestiones duras y dolorosas que el intérprete estará obligado a transmitir. Los intérpretes/mediadores de ABC Translink son conscientes de que sus conocimientos eliminan, además de la barrera idiomática, la social. Las nociones sobre la realidad cultural del solicitante traspasan los muros que la falta de información puede erigir, asegurándose de que realizan su labor de mediación lo mejor posible.

Razones para contratar a un intérprete profesional

En el blog de ABC Translink ya hemos hablado algunas veces de la importancia de contratar a un traductor profesional para garantizar la calidad y efectividad de los textos corporativos, literarios, médicos, publicitarios, jurídicos, etc. Hoy vamos a recordar a otros grandes profesionales que también forman parte del equipo de ABC Translink: los intérpretes. ¿Por qué una empresa debería contratar los servicios de un intérprete profesional? Por unas razones tan importantes como las que te contamos en el artículo de hoy.

contratar intérprete

Razón 1 para contratar a un intérprete profesional: precisión

Uno de los trabajos principales de un intérprete profesional es participar en conversaciones empresariales; reuniones internacionales entre varios socios o futuros socios en las que cualquier imprecisión o incorrección puede tener consecuencias negativas: no cerrar el contrato previsto, aceptar condiciones contractuales excesivamente exigentes, confundir los plazos de entrega de un proyecto, crear desconcierto o desconfianza entre los miembros de la reunión… Un intérprete profesional garantizará la absoluta precisión de la conversación en la que intervenga y se asegurará de que queden claros todos los puntos clave de la reunión empresarial, la conferencia internacional, etc.

Razón 2 para contratar a un intérprete profesional: confidencialidad

La mayoría de las conversaciones privadas en las que interviene un intérprete son – o deberían ser- absolutamente confidenciales. No estamos hablando solamente de ética, sino de respetar la dura legislación internacional vigente en materia de protección y salvaguarda de datos personales. Si no nos crees, echa un vistazo al Reglamento General de Protección de Datos aprobado por la Unión Europea hace dos años que entró en vigor en nuestro país el pasado 25 de mayo de 2018.

Razón 3 para contratar a un intérprete profesional: rentabilidad

En los dos puntos anteriores hemos hablado de dos razones de peso para contratar a un intérprete profesional: garantizar la precisión de lo que se dice y salvaguardar la confidencialidad de lo hablado.

Ambas razones se combinan para dar lugar a la tercera razón: la rentabilidad. Rentabilidad del tiempo invertido en mantener reuniones presenciales o virtuales; rentabilidad al evitar graves errores a la hora de interpretar palabras, frases o intenciones; rentabilidad evitando multas por no garantizar la confidencialidad de los datos personales que surjan en la conversación… En definitiva: rentabilidad pura y dura para la empresa que decida contratar los servicios de un intérprete profesional.

Simultánea, consecutiva, chuchotage… Diferentes servicios de interpretación profesional que se adaptan a las necesidades del cliente rentabilizando al máximo su inversión. ¿Quieres saber más sobre este interesante tema? ¡Pulsa aquí!

Cómo ser mejor intérprete

¿Cómo ser mejor intérprete en este 2018 que acabamos de estrenar? Ese es el tema tan sencillo, pero tan profundo que nos ocupa en el primer artículo del año del blog de ABC Translink: 3 consejos para ser mejor intérprete. ¿Empezamos?

ser mejor interprete

Cómo ser mejor intérprete: aprovechar la oferta de formación continua en línea

Uno de los fallos más habituales de los buenos propósitos es que sean tan difíciles y complejos que se conviertan en inalcanzables. Esto no sucederá con nuestro propósito de mejorar como profesionales del fascinante mundo de la interpretación si aprovechamos la amplia oferta de formación continua y en línea tanto de pago como gratuita.

En cuanto al coste de acceso a Internet, recuerda que en España disponemos de una amplia red de bibliotecas públicas donde podemos estudiar tranquilamente y en línea sin necesidad de tener que invertir más que nuestro talento y nuestro tiempo.

Cómo ser mejor intérprete: entrenar nuestra mente a diario

Una excelente forma de mejorar en nuestra faceta como intérpretes, traductores o correctores de estilo es entrenar nuestro ojo y nuestra mente a diario leyendo publicaciones escritas en otros idiomas, escuchando canciones en inglés, francés, árabe o chino, viendo informativos de televisión emitidos en diferentes países del mundo…

Entrenar nuestra mente a diario nos ayudará a mantener esa atención y agilidad tan necesaria para abordar con éxito cualquier tipo de interpretación: simultánea, consecutiva, chuchotage, etc.

 

Cómo ser mejor intérprete: probar diferentes herramientas

Por pereza o por costumbre, algunos intérpretes se resisten a incorporar nuevas herramientas en su trabajo diario. Nos referimos, por ejemplo, a utilizar nuevos diccionarios en línea, a descargar aplicaciones que nos ayudan a mejorar la productividad o a participar en redes sociales de profesionales del sector.

Probar diferentes herramientas que mejoren nuestras capacidades y nos mantengan en contacto con otras personas con las que compartimos profesión es una de las claves más importantes y divertidas para mejorar como intérpretes y como seres humanos que forman parte de una gran comunidad profesional.

En resumen: estudiar cursos de especialización en Internet, mantener entrenadas y en plena forma nuestras capacidades intelectuales o probar diferentes herramientas de productividad e intercambio de información son tres de las claves fundamentales para
mejorar como intérpretes, traductores, correctores de estilo, periodistas, médicos, profesores, técnicos…

¿Quieres añadir algún consejo más? ¡Hazlo! Ya sabes que en este blog nos encanta leer tus comentarios.

Interpretación: claves para triunfar

El otro día leí un interesante mensaje sobre los avances tecnológicos en interpretación y traducción en esa red social en la que ABC participa siempre activamente: Linkedin. Al parecer, se ha desarrollado un altavoz portátil que interpreta automáticamente las palabras y las emite en el idioma que el usuario haya elegido previamente. ¿Te suena el tema? Parece de ciencia ficción, pero tampoco nos tiene que extrañar ya que, como se suele decir, la ciencia avanza que es una barbaridad.

El debate está sobre la mesa, un debate que reflexiona sobre si la interpretación automática desbancará algún día a los intérpretes profesionales que llevan años y años trabajando para trasladar objetivamente las ideas, pensamientos y conceptos de un idioma a otro. El tiempo nos dará la respuesta, pero mientras, los intérpretes y los traductores seguirán haciendo su labor de la mejor manera posible para triunfar como referentes en su sector profesional. Por cierto, ¿quieres conocer algunas de las claves para triunfar si te dedicas a la interpretación? Hoy te lo contamos en el blog de ABC Translink, una agencia de traducción e interpretación no automática.

interpretación ABC Translink

Clave 1: aprovecha el poder de la tecnología

Una de las claves del éxito de un intérprete del siglo XXI es aprovechar todo el poder que nos ofrecen las aplicaciones informáticas y esa red de redes llamada Internet. Para un profesional moderno, estar actualizado, conocer y saber utilizar diferentes herramientas tecnológicas que mejoren la calidad del resultado final es tan importante como esa titulación previa o esos conocimientos teóricos y prácticos que ha ido adquiriendo con el paso del tiempo.

Y si no sabes por dónde empezar, los intérpretes de ABC Translink te recomiendan que eches un vistazo a este enlace de Termcoord.eu.

 

Clave 2: practica tu locución

Partiendo de la premisa de que la interpretación es un acto de comunicación, no nos tiene que extrañar que la calidad del mensaje interpretado se vea afectada por el tono, el timbre, las inflexiones, las terminaciones correctas de las palabras, el volumen en el que hable un intérprete, etc. Practicar la locución hasta llegar a pronunciar el idioma a un nivel profesional es, así, la segunda clave para triunfar en el complicado mundo de la interpretación.

Clave 3: mejora tu capacidad de atención

¿Te suena el término atención dividida? Se utiliza bastante en los artículos sobre interpretación simultánea y es, según los intérpretes de ABC Translink, una de las tres claves básicas para llegar a ser el mejor intérprete posible.

Prestar atención al discurso del orador, interpretar mentalmente su parlamento, trasladarlo correctamente al oyente mientras tu mente está interpretando el siguiente fragmento del discurso no parece fácil y no lo es. Por eso, precisamente, es fundamental que el intérprete practique continuamente su capacidad de atención a través de ejercicios mentales, sesiones de meditación, etc.

¿Qué te parecen estas tres claves básicas para triunfar en el sector de la interpretación? ¡Déjanos leer tu opinión!

Todo sobre la interpretación social.

En nuestro blog ya te hemos hablado varias veces de las diferentes especialidades de la traducción: traducción audiovisual, técnica, publicitaria, de ciencias de la salud, etc. Todas estas disciplinas son bastante conocidas por el gran público, pero ¿sabías que la interpretación también tiene sus propias especialidades? Aquí, en el blog de ABC Translink ya te hemos contado detalles sobre la interpretación sanitaria o la interpretación policial, así que vamos a dar un paso más y a dedicar unas líneas a conocer mejor una de las ramas de la interpretación más demandadas actualmente: la interpretación social.

Interpretación social ABC Translink


Definición y objetivo de la interpretación social.

Podríamos definir la interpretación social como aquella especialidad de la interpretación que traduce las conversaciones entre una persona y un estamento o entidad pública que no comparten el mismo idioma. La interpretación social, por ejemplo, ayuda a los turistas a solicitar diferentes servicios administrativos en el país que visitan o apoya a los inmigrantes para que puedan acceder a los servicios públicos de su nuevo país (educación, sanidad, etc.).

 

Algunos rasgos característicos de la interpretación social.

La interpretación social tiene unos rasgos característicos que la hacen diferente de otros tipos de interpretación, por ejemplo:

  • Normalmente los idiomas a interpretar pertenecen al grupo de lenguas minoritarias. En muchas ocasiones las lenguas a interpretar ni siquiera son tales, sino dialectos regionales o locales difíciles de aprender por las vías convencionales (centros formativos, programas de intercambio, etc.).
  • En el caso de la interpretación social para inmigrantes, hay que tener muy en cuenta las diferencias culturales entre países, unas diferencias que se agudizan cuando hablamos de personas llegadas de países con raíces, religiones y creencias tan distintas a las nuestras.
  • En la interpretación social cobra especial relevancia la capacidad de empatía del intérprete ya que en muchas ocasiones trabajará con colectivos desarraigados y expulsados a la fuerza de su país y sus raíces.
  • En la interpretación social enfocada al turismo, el papel que haga el intérprete será vital para la imagen de nuestro país. En este caso, el intérprete social está asumiendo sin querer el papel de embajador y su trabajo puede afectar a uno de los sectores más importantes para nuestra economía, el pujante sector del turismo.

 

El importante papel del intérprete social.

Como te imaginarás, el movimiento de población entre países producto de los conflictos bélicos y el crecimiento imparable del turismo internacional hacen que la figura del intérprete social sea más importante que nunca. Es curioso, pero aunque es una de las ramas de la interpretación más antiguas y necesarias del mundo, apenas tiene reconocimiento público y todavía muchas universidades y centros de formación de intérpretes la olvidan al crear sus programas de estudio.

 

¿Qué te parece este artículo sobre interpretación social?

Déjanos tus comentarios en Facebook, Twitter, Google Plus, Linkedin o aquí mismo, en el blog de ABC Translink.

Hoy hablamos de la interpretación… policial y judicial.

En el mes de septiembre publicamos un artículo sobre la interpretación sanitaria que fue ampliamente difundido por nuestros seguidores en las “redes sociales – “Hoy hablamos de la interpretación sanitaria”-“. Visto el interés que suscita este tema hoy vamos a hablar de la interpretación policial y judicial. Ya nos contarás qué te parece en nuestros perfiles de Facebook, Twitter, Google Plus, Linkedin o aquí mismo, en el blog de traducción e interpretación de ABC Translink.

interpretación-judicial

Diferentes modalidades de interpretación.

El intérprete que colabora con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o que desarrolla su labor en el ámbito judicial debe dominar varias técnicas de la interpretación como, por ejemplo:

La interpretación consecutiva. El intérprete escucha una parte más o menos larga del mensaje del orador y lo interpreta a la lengua materna del receptor de ese mensaje. En el ámbito policial se suele utilizar en los momentos en los que el acusado, la víctima o los testigos hacen una declaración o cuando las autoridades deben informar a la persona detenida de sus derechos, deberes, estado de su caso, etc.

La interpretación simultánea. El intérprete traslada el mensaje de un idioma a otro prácticamente en el mismo momento en que el mensaje se está emitiendo; esta modalidad de la interpretación se utiliza habitualmente durante los procesos judiciales. En estos casos el intérprete trabaja desde una cabina de interpretación utilizando diverso material tecnológico. Como sabes, esta es una de las modalidades más agotadoras y estresantes para los intérpretes, sobre todo en este caso, cuando se está juzgando el presente y el futuro de una o muchas personas.

Si quieres saber algo más sobre las diferentes modalidades de interpretación, pulsa aquí.


El intérprete traductor.

En general, y como te hemos comentado en nuestro blog, un intérprete no es un traductor y viceversa, pero los intérpretes que trabajan en los ámbitos jurídico y policial son una excepción. Tanto en los procesos judiciales como en los procesos policiales se mueve muchísima documentación por escrito que, muchas veces, debe ser traducida y leída en el mismo momento por el intérprete que está en la sala. Como ves, no es una traducción al uso ya que no se trascribe y tampoco se revisa y corrige con tiempo, pero sí es una modalidad de traducción que algunos lingüistas denominan “a la vista” y que un intérprete profesional que trabaja en estos sectores profesionales debe conocer y dominar.

 

¿Conocías estos detalles de la interpretación policial y judicial?

Déjanos leer tu comentario.

Hoy hablamos de la interpretación… sanitaria

Como ya te hemos contado en otros artículos del blog de ABC Translink, los intérpretes tienen una profesión sumamente exigente. No sólo deben conocer a fondo los idiomas involucrados en el proceso de interpretar, sino que tienen que tener unos nervios a prueba de bombas, una templanza envidiable y una capacidad de concentración excelente. Pues bien, dentro del amplio sector de la interpretación, hay unos profesionales que, además, soportan la presión añadida de que sus palabras pueden afectar a la salud de los seres humanos. Hablamos de los intérpretes especializados en ciencias de la salud y que desarrollan su labor en el ámbito sanitario. Hoy en el blog de ABC Translink intentamos entender un poco mejor a los profesionales que se han especializado en el ámbito de la interpretación sanitaria, hablando de dos de los problemas intrínsecos de su profesión.

interpretación-sanitaria-ABCTranslink

El estrés negativo.

Uno de los riesgos laborales al que está expuesto un intérprete sanitario es tan común a nuestra sociedad del siglo XXI que muchas veces minimizamos su importancia: el estrés. Este estrés negativo que puede sufrir un intérprete sanitario no se debe solamente al exceso de trabajo, sino a la exposición diaria a situaciones terminales, dolorosas o difíciles por las que atraviesan al comunicar a los pacientes o sus familias las malas noticias sobre la evolución de su enfermedad. Es importante, así, que el intérprete profesional que trabaje en centros sanitarios se entrene específicamente para afrontar situaciones dolorosas y que adquiera estrategias psicológicas que le permitan interponer una barrera entre sus emociones y las de los pacientes con los que trabaje.

El argot profesional.

Otro de los problemas a los que se enfrentan los intérpretes sanitarios es la dificultad de interpretar correctamente los términos médicos, el argot profesional, de una lengua a otra. Aunque el intérprete sanitario sea médico o enfermero y maneje perfectamente su argot profesional en un idioma, debemos tener presente que su trabajo se dirige a personas – pacientes o familiares – que no manejan ese código lingüístico, personas que necesitan informarse de síntomas, dolencias y soluciones en un lenguaje accesible y comprensible.

Algunas recomendaciones que, en este sentido, podemos ofrecer a los nuevos intérpretes sanitarios desde la experiencia de ABC Translink en el ámbito de la interpretación:

– Leer documentación médica de todo tipo en el idioma destino de la interpretación (libros, revistas, páginas web, etc.).

– Intentar mantenerse al corriente del estado de la medicina y la salud (fármacos, tratamientos, técnicas, etc.,) en los países de procedencia del grueso de los pacientes con los que trabaja.

Hablar con el equipo médico del paciente para aclarar al máximo todos los detalles del caso antes de conversar con el paciente o su familia.

 

¿Te decidas al sector de la interpretación sanitaria? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Cualidades de un buen intérprete

Si te has dado una vuelta por el entorno web de ABC Translink quizá te hayas fijado en las diferentes prestaciones que ofrece esta agencia de traducción. Por supuesto, su actividad principal es la traducción multilingüe, tanto general como especializada (literaria, audiovisual, jurada, jurídica, etc.,); pero ABC Translink también ofrece a sus clientes un amplio abanico de servicios, entre ellos uno de los más demandados en las relaciones de trabajo internacionales: aquellos relacionados con la interpretación.

Hoy nos gustaría dedicar unas líneas en nuestro blog a hablar de los intérpretes y de esas cualidades que, según la experiencia directa de ABC Translink, deben cumplir; unos profesionales que, como ya comentamos en otro artículo de ABC Translink, realizan un trabajo impresionante y muy diferente al que llevan a cabo los traductores.

Servicios de interpretación

«Garry Kasparov – Klaus Bednarz at lit Cologne 2007 – (6784)» de © Raimond Spekking / CC BY-SA 3.0 (via Wikimedia Commons). Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons –

  1. Verdaderos conocimientos idiomáticos.

La primera cualidad que anotamos puede parecerte demasiado obvia o simple, pero creemos que es necesario colocarla en primer plano: un buen intérprete debe conocer a fondo tanto su lengua materna, como el idioma que debe interpretar. Este conocimiento no debe limitarse a la teoría, no basta con saber de memoria la sintáctica, la gramática o el vocabulario de cada lengua. Un buen intérprete debe tener unos verdaderos conocimientos prácticos y manejar con soltura el idioma de la calle, esos giros idiomáticos, expresiones, dobles sentidos, etc., propios de cada momento y de cada cultura.

 

  1. Memoria de elefante.

Creo que nunca he conocido a un intérprete que se quejara de tener mala memoria. Un buen intérprete debería tener dos tipos de memoria: una excelente memoria inmediata o a corto plazo que le permita recordar la frase anterior a la que en ese momento está interpretando y una memoria a largo plazo para que pueda recordar todo el vocabulario técnico o especializado que ha aprendido en la preparación previa a la sesión de interpretación.

 

  1. Concentración a prueba de bombas.

Durante la sesión de interpretación el profesional de la interpretación no puede despistarse ni un solo instante. A diferencia de lo que ocurre en otro tipo de trabajos (como la traducción por ejemplo) durante la sesión de interpretación no puedes mirar un momento el móvil o echar un vistazo al periódico sin que se resienta la calidad final. Un buen intérprete dedicará sus cinco sentidos (o más, si los tiene) a la sesión en la que está trabajando; así que si alguna vez ves a un intérprete trabajando y jugando a la vez con el Candy Crush…Mala señal.

 

  1. Excelente forma física y mental.

¿Te imaginas lo agotador que debe ser estar sentado sin moverse durante varias horas y totalmente concentrado? No es tan fácil como parece y todavía lo es menos cuando la jornada laboral se alarga o el ambiente de la sesión se vuelve algo tenso. Un buen intérprete debería dedicar parte de su tiempo de ocio a practicar algún deporte que fortalezca su cuerpo para aguantar posturas estáticas sin dolor o molestias; pero también es aconsejable que busque un hobby que ayude a su mente a acostumbrarse a trabajar activamente durante largos periodos de tiempo sin perder la concentración.

 

  1. Absoluta imparcialidad.

Finalizamos nuestra lista de las cinco cualidades que, según ABC Translink, debe tener un buen intérprete con una de las más básicas: la absoluta imparcialidad. Un intérprete es un ser humano y, como tal, tiene sus propias ideas y convicciones sobre multitud de temas. Pero estas ideas propias no deben colarse en ningún momento durante las sesiones de interpretación. Guste más o guste menos, el discurso debe ser interpretado tal y como viene, sin ambigüedades y, por supuesto, sin caer en la tentación de utilizar un vocabulario que pueda tergiversar la intención comunicativa del emisor del mensaje.

 

¿Añadirías alguna otra cualidad más que debería tener un buen intérprete?

¡Deja tu comentario!

Aprendiendo más sobre la interpretación

Una de las consecuencias directas de la globalización de productos y servicios es el crecimiento de una necesidad empresarial, la de la  interpretación.

Introducirse en un mercado nuevo, diferente al del país donde hemos crecido, presenta innumerables retos. Adaptarse a los gustos de nuestros socios transnacionales, conocer las tendencias tradicionales de consumo de cada país o región, intentar comprender sus costumbres y cultura, etc. Todos ellos son retos importantes pero, quizá, la mayor barrera que podemos encontrarnos a la hora de internacionalizar nuestra empresa sea la idiomática.  La interpretación se convierte, así, en una pieza clave para alcanzar el éxito en nuestras operaciones internacionales. Pero ¿sabemos realmente en qué consisten los servicios de interpretación? ¿Son diferentes de los de traducción? Hoy te lo contamos en ABC Translink en forma de una tanda de preguntas breves, las famosas FAQ (preguntas más frecuentes, por sus siglas en inglés). A ver qué te parece:

Servicios de interpretación ABC Translink

Servicios de interpretación ABC Translink

Pregunta: ¿Traductor es sinónimo de intérprete?

Respuesta: No.

Ambos profesionales son expertos en idiomas y lingüística y su función principal es la de trasladar un idioma a otro, pero realizan funciones diferentes y utilizan herramientas también distintas para llevar a cabo su trabajo. De forma muy simple podríamos decir que el traductor trabaja con documentos textuales y el intérprete con locuciones.

 

Pregunta: ¿Es lo mismo interpretación consecutiva que interpretación simultánea?

Respuesta: No.

La interpretación consecutiva se utiliza en pequeñas reuniones de dos o tres personas. El intérprete escucha las frases emitidas por uno de los interlocutores y, a continuación, las traslada al idioma del otro u otros contertulios. En la interpretación simultánea – la más utilizada en congresos o ponencias multitudinarias – el intérprete traslada las palabras del ponente a otro idioma casi al mismo tiempo en que se van emitiendo.

Pregunta: ¿Qué es el chuchotage?

Respuesta: Susurrar la interpretación.

El término chuchotage no tiene equivalente literal en nuestro propio idioma aunque, quizá, podríamos traducirlo como susurrar. Seguro que lo has visto más de una vez en la televisión: un político debe reunirse con otro con el que no comparte el mismo idioma. Ambos se hacen acompañar por un intérprete que se coloca a su lado y, de forma muy discreta, va susurrando discretamente al oído la interpretación de cada frase. Es una tarea fascinante, pero extremadamente agotadora y, sobre todo, muy delicada y de una gran responsabilidad.

Chuchotage


Pregunta: ¿Qué dos características debería tener el intérprete ideal?

Respuesta: Imparcialidad y literalidad.

La interpretación es una tarea en la que una simple palabra o expresión puede modificar el sentido del mensaje. Un intérprete cualificado tiene que dejar de lado sus preferencias políticas o ideológicas cuando se sumerge en su trabajo. Su responsabilidad consiste en trasladar cada frase de forma literal pero comprensible y adaptada a las peculiaridades idiomáticas de sus oyentes (expresiones, jerga, etc.).

 

¿Necesitas más información? Servicios de interpretación de ABC Translink.

¿Interpretar = traducir?

Algunas de las agencias de traducción como ABC Translink ofrecen a sus clientes un servicio complementario al de la traducción y que adquiere una importancia vital en los procesos de internacionalización: los servicios de interpretación profesional.

Servicios interpretación ABC Translink

¿Interpretar o traducir?

Hace un tiempo hicimos un pequeño test en Linkedin: lanzamos dos preguntas a los integrantes  de uno de nuestros grupos de debate formado por grandes profesionales del sector de la traducción y la interpretación. Las preguntas eran las siguientes:

¿Creéis que vuestros clientes conocen la diferencia entre “traducir” e “interpretar”?

Esta pregunta generó respuestas de todo tipo. Algunos expertos opinaban que sí, que sus clientes conocían perfectamente las diferencias entre estas dos tareas. Otros profesionales decían que no y, muy interesante, un tercer grupo de profesionales opinaban que los clientes no tenían por qué conocer estas diferencias. Y, realmente, estos últimos tienen mucha razón ¿verdad? Los clientes no tienen por qué saber si necesitan un traductor o un intérprete; son las agencias de traducción e interpretación las que tienen el deber de orientar a las empresas y de ofrecerles el servicio más adecuado para cubrir sus necesidades y alcanzar sus objetivos. Es decir, para incrementar los beneficios de su inversión.

La segunda pregunta de nuestro breve test era aún más directa:

¿Todos los traductores son capaces de interpretar?

La respuesta en este caso fue unánime: no.

Existen muchas diferencias entre estas dos profesiones que, aunque están íntimamente relacionadas, tienen una serie de características propias que las hacen singulares. Un par de ejemplos:

Tiempo: la interpretación se realiza a tiempo real. Es decir, el intérprete debe traducir mentalmente el discurso del cliente y trasmitirlo en otro idioma de forma casi simultánea. No hay tiempo para revisar el significado de ciertos términos ni para intentar recordar “cómo se decía…”. No todos los traductores tienen los amplios conocimientos teóricos necesarios para ejecutar con éxito la tarea de interpretar.

Nivel de estrés: muy relacionado con el punto anterior. Los niveles de estrés a los que está sometido un traductor son muy altos. El intérprete no sólo no tiene tiempo para revisar su discurso, sino que también es el responsable de que el contenido del mismo sea una copia fiel del emitido por el orador. Las sesiones de interpretación se suelen celebrar para concretar y firmar proyectos internacionales, debatir sobre temas de política y economía internacional, etc., temas de suma importancia en los que se juega con el presente y el futuro de muchas personas y organizaciones. Como te imaginarás, no todos los traductores están preparados psicológicamente para afrontar este nivel de estrés día tras día.

 

En ABC Translink opinamos que el importante servicio de la interpretación debe ser realizado por intérpretes cualificados y bien preparados. Personas con conocimientos teóricos y, algo muy importante, profesionales con una gran experiencia, con “muchas tablas” detrás.

¿Y tú? ¿Crees que “interpretar” y “traducir” son sinónimos?