Archivo de la categoría: CASTELLANO

Palabras en peligro de extinción: los juguetes

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Las ferias dedicadas a los juguetes antiguos siempre tienen éxito, sobre todo cuando se programan cerca de esas fiestas de Navidad que nos remueven los recuerdos de la infancia. Y es que ver y tocar los juguetes de la infancia que alegraron los primeros años de nuestros abuelos y bisabuelos es un auténtico ejercicio de ciencia ficción, una forma diferente de ver a nuestros antepasados como los pequeños seres humanos alegres y vitales que fueron hace no tanto.

Así que vamos a ello, vamos a montar nuestra pequeña feria virtual de juguetes antiguos y olvidados, tesoros de la infancia que recibían nombres tan extraños como pirindola o meccano.

juguetes olvidados

Juguetes olvidados: pirindola o perinola

Algunos juguetes antiguos apenas han cambiado a lo largo de los años, pero sí lo han hecho los nombres con los que conocíamos a estos pequeños tesoros de la infancia. Un excelente ejemplo es la famosa pirindola o perinola. Así es como llamaban nuestros abuelos a la peonza pequeñita que se hacía girar para ver a quién le tocaba ser ladrón o policía, quién contaba hasta 10 en el “Esconderite Inglés” o quién tenía que “poner” a la comba.

Para leer la definición pura y dura del término pirindola recurrimos como siempre al DRAE: “Peonza o trompo pequeño que presenta diversas formas, en especial de prisma, provista de un pequeño pivote que se hace girar con los dedos, y que puede llevar inscritos letras o mensajes para jugar.”.

Juguetes olvidados: Mariquita Pérez

En la España de los oscuros años 40 del siglo XX, eran pocas las niñas que recibían en el cumpleaños o en Reyes la muñeca más famosa de su pequeño mundo: Mariquita Pérez.

Esta joya para niñas ricas fue creada por Leonor Coello con la ayuda de su hija pequeña y se caracterizaba por su enorme colección de ropa y complementos de todo tipo, sus cuentos radiofónicos y en papel, su novedosa publicidad rodante… Mariquita Pérez no solo fue una rareza de la época en cuanto a la identidad femenina de sus creadoras, también abrió las puertas a una nueva forma de entender el marketing juguetero que aún pervive en nuestra avanzada sociedad del siglo XXI.

¿Quieres conocer más a fondo la historia de cuento de Mariquita Pérez?: Pulsa aquí.

 

Juguetes olvidados: Meccano

Meccano – con dos c– era el nombre corto con el que los niños de 1901 conocían al “Meccano Ingeniería para niños”, un fantástico juguete de construcción que incluía decenas de piezas en metal que los futuros ingenieros (niños, claro) tenían que montar para construir puentes, coches del futuro, carreteras, viaductos… El Meccano supuso un antes y un después en la forma de entender la historia del juguete en España ya que abrió la veda de los que ahora llamamos juguetes interactivos y didácticos.

Juguetes olvidados: canicas

Esas pequeñas bolitas de cristal de colorines que tantas alegrías dieron a los niños y niñas de antaño son, probablemente, el juguete más viejo de la historia. No lo decimos nosotros – el blog de la agencia de traducción ABC Translink- sino los arqueólogos que encontraron decenas de canicas de piedra en la tumba de un niño egipcio que vivió y murió en torno al año 3000 antes de Cristo.

Pero, ¿de dónde viene el nombre de canicas? ¿Cuál es su etimología? El DRAE nos lo aclara: “Del fr. dialect. canique, y este del neerl. knikker, der. del verbo knikken; cf. al. knicken ‘romper, aplastar’.

¿No lo entiendes? Recuerda el objetivo del juego original: empujar tu canica para que rompiera el círculo formada por otras y conseguir que entrara dentro de un agujerito llamado “guá”.

 

Y hasta aquí nuestro pequeño homenaje a las palabras de juguetes olvidados, unos objetos inanimados, pero muy queridos que hicieron las delicias de nuestros abuelos y bisabuelos.

¿Recuerdas el nombre de algún juguete antiguo? Adelante, compártelo con el resto de lectores y lectoras del blog.

Y si quieres leer los doce artículos anteriores de la colección palabras en peligro de extinción del blog de ABC Translink ya sabes que puedes hacerlo pulsando sobre su título correspondiente:

  1. La vuelta al cole.
  2. El tiempo de ocio.
  3. Los oficios.
  4. Los insultos.
  5. Los verbos.
  6. Los refranes.
  7. Las herramientas.
  8. Los enseres domésticos.
  9. Los adjetivos.
  10. Los adverbios.
  11. Los nombres propios.
  12. Los términos culinarios.
  13. Las prendas de vestir.

Recursos web para mejorar la ortografía

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Afortunadamente, cada día hay más recursos web para mejorar la ortografía, la sintáctica, la gramática… Y es que escribir de forma correcta, con sentido y, por supuesto, sin faltas de ortografía es más importante de lo que parece sobre todo si hablamos de textos profesionales para páginas web o para elaborar nuestro propio currículo profesional. Esto es algo que saben muy bien los correctores de estilo de la agencia de traducción ABC Translink, esos esforzados profesionales que se dedican a corregir textos redactados en castellano, en inglés, en francés, en árabe… ¿Qué recursos web para mejorar la ortografía en castellano nos recomiendan estos profesionales? Algunos tan interesantes como los que anotamos en el artículo de hoy.

Recursos web ortografía

Recursos web para mejorar la ortografía: Fundéu

Si sigues el perfil de Twitter de la empresa de traducción ABC Translink, seguro que sabes que de vez en cuando “retuiteamos” mensajes de una de las fuentes web sobre ortografía en castellano más solventes del universo web: la Fundéu.

Fundéu es el nombre corto por el que se conoce a la Fundación del Español Urgente, una organización sin ánimo de lucro impulsada por la Agencia EFE, la entidad bancaria BBVA y la Real Academia de la Lengua. La Fundéu lleva ejerciendo su labor asesora y correctora desde el año 2005 y, lo mejor de todo: ha ido archivando todos sus artículos, comentarios y respuestas a dudas concretas sobre ortografía en castellano en un amplio repositorio web muy fácil de consultar.

Recursos web para mejorar la ortografía: Wikilengua

Todos conocemos la útil Wikipedia y, también, la interesante enciclopedia visual llamada Wikimedia, pero no todo el mundo sabe que esta pareja de páginas web informativas tienen una tercera hermana gemela llamada Wikilengua.

Siguiendo con el estilo de sus páginas hermanas, la Wikilengua es un excelente recurso web que no sólo te ayudará a mejorar la ortografía en castellano, también te permitirá compartir tus conocimientos sintácticos, lingüísticos, ortográficos y gramaticales con el resto de los millones de hablantes y estudiantes de la lengua de Cervantes.

Recursos web para mejorar la ortografía: Leer.es

Una de las formas más rápidas, entretenidas y eficaces de mejorar la ortografía es leer. Y ese es, precisamente, el nombre del tercer recurso web que nos recomiendan los correctores de la empresa de traducción ABC Translink.

Leer.es es un portal educativo del Ministerio de Educación del Gobierno de España, un recurso educativo gratuito y en línea con diferentes herramientas didácticas enfocadas a la comprensión lectora. Todo un hallazgo que no deberías dejar de guardar en tu carpeta de recursos favoritos.

 

Fundéu, Wikilengua y Leer.es son tres excelentes recursos web para mejorar la ortografía que están a tu disposición en Internet de forma completamente gratuita. ¿Quieres que te recomendemos más recursos? ¡Pídenoslo escribiendo un comentario!

 

Palabras en peligro de extinción: las prendas de vestir

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Que las prendas de vestir han evolucionado y cambiado radicalmente a lo largo de las décadas es algo más que obvio. Sólo tenemos que recordar aquella película de los años 60 titulada The Time Machine.

¿Qué llevaban los hombres del siglo XIX para descansar los pies en casa? ¿Cómo se llamaba la ropa interior de moda de las jovencitas adineradas? Lo descubrimos en el artículo de hoy con el decimotercer capítulo de nuestra serie de palabras en peligro de extinción. ¿Eres supersticioso? No te preocupes, sigue leyendo porque te aseguramos que este artículo no te va a traer mala suerte, sino curiosos recuerdos.

Prendas de vestir olvidadas

Prendas de vestir olvidadas: pantuflas

A mí la palabra pantufla siempre me recordará a don Pantuflo Zapatilla, el sufridor padre de los mellizos Zipi y Zape creados por el genial Escobar. Y es que, precisamente, el nombre de este personaje del cómic nos explica qué significa el término pantufla o plantuflo que, según el DRAE es una “especie de chinela o zapato sin orejas ni talón, que para mayor comodidad se usa en casa”.

Prendas de vestir olvidadas: pantaleta

En ciertos círculos sociales de la España de siglos pasados se utilizaba bastante el término pantaleta como sinónimo de braga femenina que cubre parte del muslo y que la DRAE llama culote. Pantaleta o pantaletas es un término olvidado en nuestro país, pero se sigue utilizando en varios países hermanados por la lengua como Venezuela, República Dominicana o México.

Prendas de vestir olvidadas: miriñaque

Afortunadamente la palabra miriñaque está olvidada y relegada a los museos de la moda. ¿Por qué decimos afortunadamente? Porque esta prenda de vestir olvidada era una especie de armazón de tela rígida, armada con aros que las mujeres utilizaban para dar forma a los largos y amplios vestidos utilizados en siglos pasados.

Revisando el DRAE encontramos otra curiosidad sobre la palabra miriñaque: tiene un sinónimo tan olvidado como ella, el conocido antiguamente como zagalejo o refajo.

Prendas de vestir olvidadas: rebeca

¿Te acuerdas de la película “Rebeca” de Hitchcock? Este gran film titulado originalmente como Rebecca y traducido al castellano eliminando esa “c” de más no fue el gran éxito comercial de los años 40 en nuestro país; también sirvió para bautizar coloquialmente a la chaquetita corta y amorosa que llevaba en muchas escenas Joan Fontaine, la bellísima y sufrida protagonista del dramón victoriano con final casi feliz.

La definición que nos ofrece la RAE de esta prenda de vestir casi olvidada, pero aún muy presente entre madres mayores y abuelas es bastante larga: “Chaqueta femenina de punto, sin cuello, abrochada por delante, y cuyo primer botón está, por lo general, a la altura de la garganta”.

 

Pantuflas, pantaleta, miriñaque, zagalejo, refajo y rebeca son algunos de las prendas de vestir olvidadas por la sociedad, pero que siguen muy vivas en la mente de los amantes de la literatura, el cómic y el cine. ¿Conoces alguna palabra más que quieras compartir con nosotros? Adelante ¡escribe un comentario!

Y si quieres leer los doce artículos anteriores de la colección palabras en peligro de extinción del blog de ABC Translink ya sabes que puedes hacerlo pulsando sobre su título correspondiente:

  1. La vuelta al cole.
  2. El tiempo de ocio.
  3. Los oficios.
  4. Los insultos.
  5. Los verbos.
  6. Los refranes.
  7. Las herramientas.
  8. Los enseres domésticos.
  9. Los adjetivos.
  10. Los adverbios.
  11. Los nombres propios.
  12. Los términos culinarios.

Dudas y respuestas sobre los gentilicios

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

¿Jienense o jerezano? ¿Salmantino o salamanquino? Los gentilicios son una fuente inagotable de preguntas para muchos programas de entretenimiento televisivo, desde el longevo Saber y Ganar hasta las nuevas minas de hacer dinero y popularidad como Pasapalabra. ¿Qué son los gentilicios? ¿Cómo se forman los gentilicios? ¿Cuáles son los gentilicios más curiosos? Esas son las tres grandes cuestiones que nos responden hoy los correctores de estilo de ABC Translink.

gentilicios

¿Qué son los gentilicios?

Como suele suceder, en el DRAE encontramos una definición muy acertada del término gentilicio:

“1. adj. Dicho de un adjetivo o de un sustantivo: Que denota relación con un lugar geográfico.

  1. adj. Perteneciente o relativo a las gentes o naciones.
  2. adj. Perteneciente o relativo al linaje o familia.”

Explicado de forma sumamente sencilla podríamos decir que los gentilicios se utilizan para indicar el lugar de origen de alguien o de algo: hombre leonés, queso cántabro, agua catalana, etc.

 

¿Cómo se forman los gentilicios?

Según me cuentan los correctores de estilo de ABC Translink no hay una regla fija que podamos seguir para formar un gentilicio. Lo que sí podemos hacer es recordar que la mayoría de los gentilicios se forman a partir de un lexema (el del lugar) y un sufijo como -ano o ana, – ense, -ino o ina, -eño o eña, -és o esa.

Unos cuantos ejemplos:

  • Gentilicios con sufijo -ano, -ana: gaditano, zamorano, valenciana, etc.
  • Gentilicios con sufijo -ense: jienense (también jiennense o giennense, natural de Jaén), barbadense, ovetense, etc.
  • Gentilicios con sufijo -ino, -ina: bilbaíno, granadina, etc.
  • Gentilicios con sufijo -eño, -eña: albaceteño, tinerfeña, etc.
  • Gentilicios con sufijo -és, -esa: aragonés, pontevedresa, etc.

 

¿Cuáles son los gentilicios más curiosos?

Si buscas en Internet los gentilicios más curiosos del mundo vas a encontrar cientos de resultados diferentes, cada uno más raro que el anterior. Para terminar este artículo con buen humor, nosotros hemos elegido algunos de los gentilicios más divertidos que hemos encontrado:

  • Callosinos: naturales de Callosa de Segura en Alicante.
  • Chichilindris: de Arroyo de la Miel en Málaga.
  • Guasinos: de Guasa en Huesca.
  • Sexitanos: de Almuñécar, Granada.
  • Trasquilados: de Yunquera de Henares, Guadalajara.
  • Villapenenses: de Villa Pene, Lugo.

¿Conoces más gentilicios divertidos, raros o curiosos? ¡Escribe un comentario!

 

Palabras en peligro de extinción: los términos culinarios

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Los términos culinarios – sustantivos, verbos, adjetivos…- han sufrido muchísimas modificaciones en los últimos años. De hecho, hoy en día ni siquiera reconocemos muchas de las palabras que utilizaban a diario nuestras abuelas aunque también hay que decir que a ellas les sucede lo mismo con el nuevo argot culinario del siglo XXI.

Así que hoy vamos a echar un vistazo al pasado asomándonos al corazón de cualquier hogar que se precie, al lugar donde se preparaban los alimentos, pero también a ese tibio rincón familiar donde se charlaba y se vivía, la cocina. Pero lo vamos a hacer de la forma que más nos gusta: rescatando aquellos términos culinarios antiguos que están en franco peligro de extinción.  ¿Empezamos?

términos culinarios

Términos culinarios olvidados: albaldar

Empezamos nuestra lista de términos culinarios olvidados con un verbo que no creo que te suene demasiado: albaldar. Según la RAE albaldar tiene dos significados relacionados con el arte culinario:

Enalbaldar o rebozar un alimento antes de freírlo.

Emborrazar o envolver un ave con gruesas lonchas de tocino antes de asarla.

Así, de un plumazo hemos aprendido tres verbos culinarios deliciosamente anticuados: albaldar, enalbaldar y emborrazar.

Términos culinarios olvidados: arropar

Hoy en día el verbo arropar nos sugiere invierno, mantita, sofá, bebé… Pero si hablamos de términos culinarios antiguos tenemos que pensar en masa fermentada, panes, pastas, queso… Y es que en las cocinas de antes, arropar significaba tapar una masa con un paño limpio para dejar que fermentara y, también, utilizar un trapo para proteger los alimentos delicados de los efectos del calor, los insectos, etc.

Otra curiosidad culinaria olvidada muy relacionada con el término arropar: ¿sabes lo que es el arrope? Un mosto que se cocía varias horas hasta que tomaba la consistencia de un jarabe espeso y al que después se añadían deliciosos trocitos de fruta. Qué rico.

Términos culinarios olvidados: escudillar

Si recuerdas lo que es una escudilla – plato o fuente- enseguida encontrarás el significado del verbo olvidado escudillar: servir un alimento en un plato. 

Pero este antiguo verbo culinario encierra otro significado bastante más curioso y que todavía se utiliza en algunos pueblos perdidos: añadir caldo o agua hirviendo sobre el pan para elaborar la rica y sencilla sopa de antaño.

Términos culinarios olvidados: heñir

Ponemos la guinda a nuestro pastel de términos culinarios olvidados con uno de los verbos más antiguos que hemos encontrado en los viejos libros de cocina: heñir. ¿A ti te suena? Es curioso porque alude a una actividad culinaria que todavía se practica: según la RAE heñir significa literalmente “sobar con los puños la masa, especialmente la del pan”.

 

Y hasta aquí algunos de los términos culinarios olvidados que a los correctores de estilo de ABC Translink les encantaría encontrar al corregir libros de cocina y diccionarios gastronómicos. ¿Te gustaría que buscáramos más? ¡Pídenoslo!

Y además recuerda que puedes leer el resto de artículos de la colección palabras en peligro de extinción del blog de ABC Translink pulsando sobre cada uno de los siguientes once títulos:

  1. La vuelta al cole.
  2. El tiempo de ocio.
  3. Los oficios.
  4. Los insultos.
  5. Los verbos.
  6. Los refranes.
  7. Las herramientas.
  8. Los enseres domésticos.
  9. Los adjetivos.
  10. Los adverbios.
  11. Los nombres propios.

Mayúsculas, esas grandes desconocidas

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Las mayúsculas siguen siendo uno de los caballos de batalla de los profesionales dedicados a la corrección de estilo de ABC Translink. Según me cuentan estos esforzados correctores, es raro encontrar un artículo, una página web, un libro o un catálogo corporativo que no contenga al menos dos o tres faltas de ortografía relacionadas con las mayúsculas. Así, hemos pensado que sería buena idea aclarar en un artículo algunas de las confusiones más comunes sobre el uso de las mayúsculas en castellano. ¿Te parece interesante? Pues adelante, sigue leyendo.

mayúsculas

Mayúsculas: ¿internet o Internet?

Una de las dudas más frecuentes que tenemos al redactar textos sobre la red de redes internet es si tenemos que escribir la inicial de esta palabra con mayúscula o con minúscula. La respuesta es: como tú quieras. La RAE da como correctas ambas, internet o Internet.

Mayúsculas: los días de la semana

Según me cuentan los correctores de estilo de ABC Translink, una de las erratas más comunes en el uso de las mayúsculas la encontramos en los nombres de los días de la semana y del mes. La regla general en estos casos es muy clara: lunes, martes, miércoles, enero, febrero, marzo, etc., siempre se escriben con su inicial en minúscula excepto si nos referimos a fechas históricas o festivas como, por ejemplo, 1 de Mayo, Domingo de Pascua, etc.

Mayúsculas: la Navidad

Esta duda sobre el uso correcto de las mayúsculas siempre surge a finales de noviembre, principios de diciembre: ¿Navidad se escribe con N mayúscula? La respuesta es sí y, además, también se escriben con inicial mayúscula algunos términos navideños relacionados con estas fiestas como, por ejemplo, Año Nuevo, Nochebuena, Nochevieja, etc. Pero, atención, hay otros sustantivos muy navideños que no se escriben con su inicial en mayúscula: belén (cuando nos referimos al pesebre), tarjeta (tarjeta de Navidad), nacimiento, etc.

Mayúsculas: el punto

Parece mentira que tengamos que recordar una regla de ortografía tan simple como que después de un punto y seguido o un punto y aparte hay que escribir la primera letra de la siguiente palabra en mayúscula. Pero ¿qué ocurre si en vez de un punto encontramos dos? Pues que la palabra pierde la mayúscula y pasa a escribirse toda en minúsculas. ¿Y si tenemos un punto y coma? Exactamente lo mismo: la siguiente palabra se escribe en minúsculas.

Mayúsculas: también con tilde

Terminamos nuestro resumen sobre el uso correcto de las mayúsculas en castellano con un dato importante y que se suele olvidar: las mayúsculas también llevan tilde siempre y cuando sea necesario. Así, se escribiría Ágape, Ágata, Ébola, etc.

¿Sabes por qué se extendió la errata de no tildar las mayúsculas? Porque las letras llamadas de caja alta de las rotativas de la prensa no tenían suficiente espacio como para poner el “rabito”. Una excusa simple, pero que dio pie a cientos de miles de mayúsculas sin tilde y a horas y horas de trabajo extra de los correctores de estilo de ABC Translink.

 

Y las palabras más usadas en Linkedin son…

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Hace un par de años escribimos en nuestro blog un artículo sobre Linkedin, una red social en la que ABC Translink participa activamente y que encabeza las listas de redes sociales profesionales interesantes para todo tipo de sectores.

Linkedin es recomendable para establecer contactos profesionales, encontrar nuevos proveedores o participar en grupos de debate. Pero, además, también es una red social fantástica para publicar trabajos de investigación de todo tipo. Uno de esos proyectos nos ha llamado especialmente la atención por la originalidad de su temática: las palabras más usadas en Linkedin durante el año 2017. ¿A que suena interesante? Pues adelante, sigue leyendo porque en el artículo de hoy te resumimos los resultados de esta investigación tan original.

Linkedin

Palabras más usadas en Linkedin: especializado

Desde su creación en el año 2002, Linkedin ha intentado acentuar el tono profesional de su red social y ese esfuerzo se ha visto reflejado en el 2017 con la palabra que encabeza la lista de términos más usados por su público objetivo: especializado.

Traductores, intérpretes, correctores de estilo, médicos, periodistas, publicistas… Al parecer, la mayoría de los miembros de Linkedin intentan destacar de sus competidores directos utilizando el término especializado para trasmitir que han dedicado muchos años de su trayectoria profesional a dominar su oficio, algo absolutamente necesario en el mundo complejo y tecnológicamente tan avanzado que nos ha tocado vivir.

Palabras más usadas en Linkedin: líder

Otra palabra que cada día aparece más en los perfiles corporativos de de Linkedin es líder. Empresa líder en su sector, Corporación líder en su mercado, Especialistas en Liderazgo y Participación… Múltiples variables con un sólo objetivo: trasmitir a los posibles clientes de nuestra empresa que ocupamos el puesto número 1 en nuestro sector profesional sea cierto… O no lo sea.

Palabras más usadas en Linkedin: creativo

Un tercer término que cada día vemos más en los perfiles profesionales de los miembros de Linkedin es creativo.

La razón es bastante obvia: hoy en día es difícil destacar entre profesionales con similares trayectorias académicas y laborales. Así, es preciso encontrar ese valor añadido que puede hacer que un reclutador profesional se decante por nosotros, un valor que puede ser la creatividad necesaria para encontrar soluciones sencillas a problemas complejos. Así, hasta los perfiles más técnicos como ingenieros o matemáticos incorporan los términos creativo, creatividad, etc., un rasgo positivo y que es cada día más necesario y, por lo que parece, más valorado en cualquier profesión.

 

Especializado, líder y creativo son tres de las palabras más usadas en Linkedin en el 2017. ¿Qué ocurrirá en el 2018? El tiempo nos lo dirá.

Y ahora te toca a ti escribir: ¿Estás de acuerdo con el resultado de esta investigación sobre las palabras más usadas en Linkedin? ¿Crees que hay otros términos que se utilizan más? Nos encantaría leer tu comentario.

Palabras en peligro de extinción: los adverbios

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Palabras en peligro de extinción hay muchas, casi tantas como adverbios olvidados. Hablamos de términos como cadaldía, lueñe, marras, yuso… Palabras invariables que modifican a los verbos, los adjetivos o, incluso, a otros adverbios. Palabras que utilizaron nuestros antepasados para matizar tiempos, lugares, sentimientos y opiniones.

Hoy en el blog de ABC Translink viajamos al mundo de los textos pasados para recordar adverbios olvidados, palabras en peligro de extinción que han ido desapareciendo del lenguaje cotidiano como si fueran hojas del calendario. ¿Nos acompañas?

adverbios olvidados

Adverbios olvidados: cadaldía

Empezamos nuestra lista de adverbios olvidados con uno que desapareció de nuestros libros hace ya varios siglos: cadaldía. El significado del término según la RAE es muy sencillo: cada día.

Los correctores de estilo de ABC Translink nos han facilitado un ejemplo de su uso:

El agricultor se gana el pan cadaldía con el sudor de su frente.”

 

Adverbios olvidados: lueñe

Para averiguar el significado del adverbio lueñe tenemos que traducir del latín al castellano: longe en latín, lejos en castellano actual, lueñe en castellano antiguo.

Así, lueñe podría equivaler a lejano, distante, apartado… Una frase de ejemplo que utiliza este adverbio en desuso:

No hay plazo tan lueñe que no lo tema el que debe.”

 

Adverbios olvidados: marras

Siempre cuenta la batallita de marras”, “Vino a verte tu amiguito de marras”… Marras es una palabra que nos suena bastante hoy en día, pero no te confundas, en castellano antiguo el adverbio marras significa algo muy diferente: antaño.

 

Adverbios olvidados: yuso o ayuso

Terminamos nuestra lista de adverbios olvidados con yuso o ayuso, un término de raíces latinas que el DRAE define como hacia abajo

No es fácil encontrar una frase de ejemplo que incluya yuso o ayuso, afortunadamente tenemos a mano a los correctores de estilo de ABC Translink, unos profesionales que nos han contado que este término se utilizaba habitualmente en las aldeas para distinguir las tierras situadas en lo alto (suso) y las que ocupaban zonas bajas (yuso o ayuso).

A Francisca le tocó en herencia el pinar de yuso y a su hermana el encinar de suso”.

 

Hasta aquí nuestra lista de adverbios olvidados, un texto más que hace el número diez de nuestra colección de palabras en peligro de extinción. Y es que ya llevamos varios meses recordando palabras olvidadas en el blog de ABC Translink. Pulsa sobre cada título para leer su artículo correspondiente:

  1. La vuelta al cole.
  2. El tiempo de ocio.
  3. Los oficios.
  4. Los insultos.
  5. Los verbos.
  6. Los refranes.
  7. Las herramientas.
  8. Los enseres domésticos.
  9. Los adjetivos.

Palabras en peligro de extinción: los adjetivos

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Todas las palabras en peligro de extinción reflejan el paso del tiempo en la sociedad y el cambio en las costumbres idiomáticas de los seres humanos que las utilizan para narrar sus vidas. Pero si tuviéramos que elegir las palabras olvidadas que mejor cumplieran ese papel de espejo, seguramente nos decantaríamos por los adjetivos, esos términos que acompañan a los sustantivos y que los minimizan o engrandecen, los ensalzan o los denigran…

Es decir, los adjetivos son el perfecto espejo de la realidad pasada y presente y por eso es inevitable incluirlos en nuestra colección de artículos dedicados a rememorar las palabras en peligro de extinción. ¿Recuerdas adjetivos como bizarro, prístino, nefando o vagaroso? ¿No? Entonces adelante, sigue leyendo…
adjetivos olvidados

Adjetivos olvidados: bizarro

El adjetivo bizarro se habría perdido completamente en las brumas del tiempo si no fuera por el empeño del escritor Pérez Reverte y su bizarro capitán Alatriste, ese arriesgado, valiente y espléndido espadachín de la corte madrileña del siglo XVII.

Una curiosidad que nos cuentan los traductores de ABC Translink: el término bizarro procede del italiano bizzarro, un término que podríamos traducir al castellano como iracundo.

Adjetivos olvidados: prístino

Antiguo, primero, primitivo, original… Así es como la RAE nos define el adjetivo prístino, un término que tiene como sinónimos otros adjetivos que todavía utilizamos: virginal, puro, inmaculado, etc. Afortunadamente, el adjetivo prístino sigue vivo en la actualidad gracias a la literatura y a esos magníficos poetas y poetisas que se resisten a dejarlo caer en las brumas del olvido:

Prístina se fue la noche… pero no la siguió el otoño… Prístino el anidar de besos entre los albores de la aurora… pero… lo molestó el invierno…” (César Vallejo).

Adjetivos olvidados: nefando

La similitud fonética de nefando y nefasto nos da una valiosa pista para deducir el significado del tercero de nuestros adjetivos en peligro de extinción: nefando, un adjetivo culto que según la RAE se utiliza para hablar de una cosa que “causa repugnancia u horror hablar de ella”. ¿Ejemplos?: nefando crimen, pecado nefando, nefanda sentencia, nefanda corrupción, etc.

Adjetivos olvidados: vagaroso

Según el DRAE, en el lenguaje poético, el adjetivo vagaroso se podría definir como “que vaga o que de continuo se mueve de una a otra parte”. Desde este punto de vista, vagaroso no es un mal adjetivo ya que nos lleva a dejar vagar nuestra imaginación desde un paraje de cuento a otro…
Pero según nos dicen los correctores de estilo de ABC Translink, vagaroso también tiene otras acepciones menos amables como tardo, vago, excesivamente pausado… ¿Con qué acepción de vagaroso te quedas? ¿Con la positiva o con la negativa?

 

Y como te decimos siempre: si te encanta el tema de las palabras en peligro de extinción, puedes seguir disfrutando de otros artículos de la colección pulsando sobre sus títulos:

  1. La vuelta al cole.
  2. El tiempo de ocio.
  3. Los oficios.
  4. Los insultos.
  5. Los verbos.
  6. Los refranes.
  7. Las herramientas.
  8. Los enseres domésticos.

Palabras en peligro de extinción: los enseres domésticos

Escrito por Marta Barrero – MARA VEGA COMUNICACIÓN – para ABC Translink.

Una de las señas de identidad de los idiomas es que van cambiando con el paso de los años y con el uso y costumbres de los verdaderos protagonistas de la lengua: las personas. Uno de los ámbitos donde más se nota ese cambio de época es el doméstico, ese hogar llenito de enseres que han ido cambiando imperceptiblemente según caían las hojas del calendario.

Así, hoy dedicamos el artículo de nuestra serie Palabras en peligro de extinción a los enseres domésticos, esos objetos y herramientas que hoy apenas recordamos, pero que fueron vitales en la vida familiar de nuestros padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos…

palabras en peligro de extinción enseres domésticos

Enseres domésticos olvidados: el anafe

Empezamos nuestra lista de enseres olvidados con un objeto que se ha vuelto a poner de moda con otro nombre entre los campistas del siglo XXI: anafe, un hornillo portátil según la corta definición que encontramos en el DRAE.

Anafe es una de las palabras legadas por la cultura árabe y nos cuentan los traductores de ABC Translink que podría proceder del término clásico nāfiẖ (soplador).

Enseres domésticos olvidados: el soplillo

Antiguamente, al lado del anafe siempre encontrábamos un soplillo, un término que la RAE define como “Ruedo pequeño, comúnmente de esparto, con mango o sin él, que se usa para avivar el fuego.”

En palabras actuales y según los correctores de estilo de ABC Translink podríamos decir que el soplillo del hogar de nuestros abuelos era una especie de fuelle en forma de rueda que servía para avivar ese fuego que calentaría el agua para el café con achicoria, la rica sopa de gallina, el cocido de toda la vida, etc.

Enseres domésticos olvidados: el lebrillo

El lebrillo era uno de los enseres domésticos imprescindibles en la higiene familiar. ¿Qué significa ese término?: vasija de metal o de barro vidriado que tenía el borde más ancho que el fondo y que nuestros antepasados llenaban de agua caliente para lavarse los pies, bañar a los bebés, etc.

Enseres domésticos olvidados: la aljofifa

Antes de que el español Manuel Jalón Corominas inventara la maravillosa fregona, nuestras abuelas y bisabuelas limpiaban el suelo de sus hogares de rodillas y con la ayuda de un paño de lana basto y rugoso. ¿Cómo se llamaba ese actual mocho de la fregona del siglo XXI?: aljofifa, otro bello arabismo que ha caído en el olvido y que hoy hemos rescatado aquí, en el blog de ABC Translink.

 

¿Recuerdas más palabras de enseres domésticos olvidados? ¡Compártelas con nosotros!

Y si te fascina el tema del vocabulario de nuestros antepasados, recuerda que puedes leer el resto de artículos de esta serie de palabras en peligro de extinción pulsando sobre sus títulos:

  1. La vuelta al cole. 
  2. El tiempo de ocio. 
  3. Los oficios. 
  4. Los insultos. 
  5. Los verbos.
  6. Los refranes.
  7. Las herramientas.