La traducción audiovisual, mucho más que palabras

Seguro que ayer o anteayer viste una película en el cine o en la tele, disfrutaste de un buen documental o echaste una partidita en ese último videojuego tan apasionante. ¿Te has preguntado alguna vez quién traduce esos productos audiovisuales?

Como quizá sepas, una de las consecuencias de la etapa franquista en nuestro país fue la exigencia de que todos los productos audiovisuales fueran doblados al castellano. Han pasado muchos años, pero esa costumbre ha arraigado tan profundamente en el espectador que hoy en día se sigue doblando el 90% de las piezas audiovisuales que consumimos.

La calidad de los locutores y dobladores españoles es envidiada en el resto de los países de nuestro entorno, pero ¿qué ocurre con esa figura oculta detrás de las bambalinas? ¿Ese profesional no reconocido que traduce y adapta los textos que después se locutan o rotulan?

El trabajo del traductor audiovisual es, quizá, uno de los menos conocidos por el público generalista. Casi nadie piensa en esa persona que no sólo traduce fielmente las palabras que pronuncian las superestrellas, sino que adapta el discurso al ritmo y cadencia del film, a su ambiente dramático, a la personalidad de los protagonistas y a la idiosincrasia y patrones culturales del público que consumirá el producto final.

Traducción Audiovisual ABC Translink

El traductor audiovisual se convierte así en un profesional muy versátil. Debe ser capaz de interpretar las frases de un idioma a otro de forma que el discurso sea coherente y debe saber traducir las expresiones coloquiales, los giros idiomáticos, la jerga propia del personaje, etc.

Como se suele decir en el sector audiovisual: el traductor no traduce, hace magia con las palabras.

Así que, ya sabes, la próxima vez que disfrutes de una película, unos dibujos animados o un documental, acuérdate de ese gran profesional que trabaja en la sombra: el traductor audiovisual.

¿Habías pensado alguna vez que las películas debían traducirse?

Etiquetado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *