Familias lingüísticas: protolenguas

Uno de los requisitos básicos que ha de tener un corrector o traductor que trabaje con textos de cualquier tipo es una amplia comprensión de las estructuras internas de las lenguas que maneja. Cualquiera de los profesionales que trabajan con ABCTranslink sabe que sin entender las características que hacen a una lengua de determinada manera, no se pueden discernir las diferencias con otras lenguas que, al fin y al cabo, es lo que permite alcanzar el dominio de cada una de ellas.
Sin duda la práctica y la experiencia son esenciales y se van consiguiendo con el tiempo, pero sin esa base inicial de conocimiento no obtendremos buenos resultados en nuestras traducciones o correcciones.

Para adentrarnos un poco en el tema de las características de las lenguas, vamos a hablar de las Familias de lenguas:

Estas son un conjunto de idiomas que comparten un origen lingüístico y que tienen, por lo tanto, una serie de rasgos comunes.
Ese origen compartido se denomina Protolengua, de la que no quedan rastros escritos. Es a través de sus descendientes y sus peculiaridades comunes como obtenemos un bosquejo de lo que podría haber sido ese idioma común originario. Con el tiempo, esas “lenguas madre” se fueron dividiendo, dando origen a dialectos y variaciones que con el uso se fueron convirtiendo en los antepasados más cercanos de los idiomas que hablamos en la actualidad.

Evidentemente ese proceso es lento y su recorrido complejo, pasando por distintas etapas en las que las distintas influencias culturales, de otros idiomas, van dando forma y haciendo evolucionar a las lenguas existentes en cada lugar.
El devenir de la historia y los acontecimientos que han sucediendo tienen mucha importancia sobre la formación de nuestros idiomas: guerras, conquistas, migraciones, viajes de exploración, todo ello ha permitido el mestizaje y la influencia mutua entre las lenguas. De hecho, a lo largo de los continentes podemos encontrar familias de lenguas muy dispersas geográficamente, idiomas que no tienen relación con sus vecinos, etc.

Dentro de una misma familia lingüística hay multitud de lenguas distintas, algunas tan diferenciadas entre sí que son completamente ininteligibles (español y alemán). Entre otras es más fácil ver similitudes (español e italiano), tanto a nivel semántico como fonético. No obstante, si se realiza un estudio más profundo se pueden encontrar semejanzas estructurales, morfológicas o semánticas compartidas que no aparecen en las lenguas pertenecientes a otras familias.

Las familias lingüísticas que existen en la actualidad están divididas siguiendo esos criterios de procedencia común y de reconstrucción de la protolengua:

  1. Euro – Asiática
    • Indoeuropea
    • Caucásica
    • Urálica
    • Paleosiberiana
    • Altica
    • Dravídica
    • Daica
    • Sinotibetana
  2. Africana
    • Cámito-semítica
    • Niger-Congo
    • Nilo-sahariana
    • Joisana
  3. Oceánica
    • Austronesia
    • Indopacífica
  4. Americana
    • Amerindias
    • Esquimal-Aleutiana
    • Na-Dené
  5. Australiana
    • Aborígenes
  6. Aislada
    • Euskera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *