Documentos oficiosos: ámbito empresarial

Comenzamos con este tema, un recorrido por los textos “oficiosos”, escritos que se producen en determinados ámbitos y que tienen una estructura determinada y explícita por su carácter especial. Sin duda, el hecho de conocer el formato de esos documentos facilitará enormemente la labor de traducción, permitiéndonos mantener la forma sin problemas, centrándonos en el contenido.

En el entorno laboral de una empresa se producen todo tipo de documentos, pero vamos a hacer hincapié en tres de ellos:

Comunicado interno

Los hay de varios tipos: memorándum, circulares, etc. Todos ellos facilitan la comunicación interna dentro de una empresa y son importantes, no solo por la información que transmiten, si no porque se convierten en la “memoria” de la empresa, donde quedan registradas las decisiones, cambios o actuaciones de la misma. Han de ser claros y breves, dotados de un tono informal. Se dividen en:

– Logotipo: No es necesario añadir datos de la empresa.

– Encabezamiento: en el centro, debajo de la fecha y el nombre y cargo del emisor. Indica el asunto del documento.

– Cuerpo: Se desarrolla el contenido.

– Cierre: Despedida informal, no es obligatoria la firma.

Carta

En el entorno empresarial han de ser breves y precisas y se caracterizan por su claridad. Es conveniente que impliquen cierta cercanía, evitando una fría formalidad demasiado oficial. Su composición es bien definida:

– Destinatario y dirección.

– Fecha, encabezamiento e introducción (escueta presentación del emisor y motivo de la carta).

– Asunto a tratar.

– Conclusión (con listado de los puntos importantes si se quiere).

– Despedida y firma.

Al enfrentarse a la traducción de una carta hay que tener especial precaución con la alternancia en los tiempos verbales; mantener el tratamiento y evitar la alternancia en el registro.

Presentación

Denominada Slide Show consiste en presentar información escrita acompañada de imágenes y pensada para ser observada, no únicamente leída. También puede hacerse con vídeos, pero en nuestro caso nos centraremos en las que llevan contenido de texto. Estas presentaciones se rigen por una serie de normas:

– El texto ha de distribuirse en párrafos cortos y en ellos la información se distribuye en segmentos con viñetas.

– Conviene que las frases sean cortas (de 8 a 12 palabras).

– Usar gráficos en lugar de tablas y aprovechar los recursos gráficos.

Puesto que la idea es aprovechar el impacto de lo visual y a la vez transmitir un mensaje hay que tener cuidado a la de traducir este tipo de documentos, pues siempre hay que tener en cuenta la imagen que acompaña al texto y la importancia del contexto. Igualmente hay que prestar atención a que la interactuación entre lo visual y lo escrito se mantenga una vez trasladado el mensaje al otro idioma.

Escritura de cifras y símbolos

Sin duda la ortografía de los símbolos que acompañan a las cifras puede ser a veces farragosa, por ello intentaremos aclarar algunos puntos confusos.

Las normas relacionadas con la escritura de símbolos y unidades se refleja en el Sistema Internacional de Unidades y la ISO 80000. En esta fuente podemos encontrar reglas ortográficas y referencias relacionadas con la expresión escrita de cifras, símbolos y códigos. Pasemos a ver casos concretos:

DECIMALES

– Los decimales pueden separarse con coma, preferida en España y América del sur (16,3) o con punto (16.3). A pesar de que la Ortografía da por válida la coma, se favorece el uso del punto.

– Las normas internacionales no consideran válido el uso del apóstrofo como separador (16´3).

CÉNTIMOS

– Podemos expresarlos con el número seguido de palabras (15 céntimos de euro).

– Se puede expresar de forma numérica (0,15 euros). Añadir detrás del número la palabra céntimos es erróneo (0,15 céntimos).

– La abreviatura de la palabra céntimo es en singular (cent.) y en plural (cts.) La ortografía indica que para evitar confusiones con la abreviatura de otros idiomas, conviene indicar la moneda a la que hacemos referencia.

CIFRAS DE 4 DIGITOS – MÁS DE 4 – MILLONES

– La escritura correcta de cifras de 4 dígitos sin decimales es sin espacio o punto (2000). No obstante las normas internacionales admiten la separación con espacio (2 000).

– Los números de 5 dígitos en adelante, sin decimales, se escriben separados por espacios y en grupos de tres, empezando por la derecha (1 234 567). El uso de puntos o comas para separar los grupos no es correcto (1.234.567; 20,000).

– Las cifras que forman parte de un mismo número deben escribirse en la misma línea.

MEDIDAS

– Los nombres de unidades de medida se escriben con minúscula (kilogramo, litro, etc.).

– Los símbolos de unidades se escriben con minúscula salvo que provengan de un nombre propio, en cuyo caso se escriben con mayúscula inicial (Newton N, Hercio Hz).

– Se mantienen invariables en plural y no llevan punto, salvo que sean final de oración.

– Para expresar cocientes se utiliza la barra (/) y para evitar confusiones es conveniente encerrar entre paréntesis los símbolos (k/s).

– En caso de que la unidad lleve prefijos se escriben sin espacio entre ambas (ms).

SÍMBOLOS

– El grado Celsius °C  (en el uso común grado centígrado o grado) se escribe dejando un espacio con la cifra anterior (22 °C). En el uso no especializado se acepta la escritura únicamente del círculo (120°) pero en este caso va pegado a la cifra. No es correcto sustituir el símbolo circular por la letra o, por el número 0 o el símbolo º. El número y el símbolo deben permanecer en la misma línea.

– El Kelvin (no grado Kelvin) se expresa con el símbolo K. El grado Fahrenheit se representa con el símbolo °F (sin espacio entre el círculo y la letra). – Para los porcentajes, entre la cifra y el signo % debe haber un espacio (12 %).

Traducción comercial

La traducción comercial, también llamada traducción de marketing, se ha convertido, desde la aparición de Internet y la globalización de la publicidad, en una necesidad, incluso una obligación, para las empresas que quieran tener éxito en la exportación de sus productos a otros países.

En ocasiones puede ocurrir que una empresa dedique un gran esfuerzo a la creación de una marca y que, igualmente, invierta una importante suma económica pensando que el éxito está asegurado. La sorpresa es mayúscula cuando se dan cuenta de que una palabra de más o un término mal traducido ha hecho que su campaña publicitaria no obtenga resultados o, en el peor de los casos, que pueda resultar ofensiva o de mal gusto repercutiendo negativamente en la reputación de su nombre.

Sin duda los traductores profesionales que trabajan para ABC Translink saben que hablar de “traducción publicitaria” no es ningún error. La necesidad de trasladar la difusión de una marca a otros mercados, ajenos a nuestra realidad cultural, puede ser realmente problemática si no se tienen nociones básicas sobre la sociedad destinataria de nuestro mensaje.

A la hora de adaptar el material de marketing hay una serie de cuestiones importantes que no hay que olvidar:

  • ¿A quién va dirigido? A pesar de que el espectro de edad, género, etc. pueda ser el mismo, la concepción de la realidad puede ser distinta en el lugar para el que se elabora el mensaje.
  • Analizar las diferencias culturales existentes: religión, creencias y valores deben ser tenidos en cuenta para mantener la “corrección política” y evitar susceptibilidades y ofensas.
  • Atención a los pequeños detalles. Lo que a simple vista puede parecer algo superfluo pasa a convertirse en esencial: los símbolos, los iconos, los gestos o los colores (por ejemplo, el negro no es el color del luto en todas partes) pueden ser decisivos para que el mensaje sea efectivo o erróneo.
  • Cuidado con el vocabulario. En ocasiones se escoge un término que en nuestro idioma no significa nada, es solo un nombre inventado, pero que en el otro puede “sonar” realmente mal. Igualmente, los juegos de palabras han de ser revisados.

Por lo tanto, es imprescindible que la empresa recurra a traductores que dominen el idioma para obtener un texto que cumpla con los estándares de calidad y que, a su vez, sean profesionales acostumbrados a eliminar esas barreras culturales que convierten una traducción normal en una de marketing.

Traducciones juradas para Reino Unido

Al igual que en otros países de Europa, la figura del traductor jurado oficial no existe, por lo que cuando nos encontramos con la necesidad de oficializar una traducción hay que tener en cuenta una serie de cuestiones.

Como en otros lugares, la necesidad de certificar algún documento depende de la instancia donde haya que presentarlo o la administración que lo solicite.

El primer paso obvio, aunque vale la pena recordarlo, es contratar a un profesional cualificado y con un certificado de profesionalidad homologado. En ABC Translink sabemos por experiencia que es preferible no correr el riesgo de encargar un trabajo a alguien de dudosa experiencia o preparación, aunque ofrezca tarifas más reducidas. Recurriendo a traductores competentes tenemos más probabilidades de que el trabajo realizado cumpla con los estándares de calidad exigidos y más tratándose de documentos oficiales.

Dado que la figura del traductor/intérprete oficial acreditado por el estado no existe es, en muchas ocasiones, el propio profesional el que debe realizar esa certificación. Ciertamente cualquiera puede “jurar” que su trabajo es fidedigno o que el contenido del texto traducido es veraz. Por ello, muchos profesionales recurren a una serie de fórmulas estándar que incluyen por escrito junto con la documentación presentada:

  • Adjuntar en la declaración fecha de la traducción, el nombre completo y los datos de contacto del traductor o un representante de la empresa de traducción.
  • Aporte de referencias profesionales donde indican sus conocimientos y experiencia laboral (si mis anteriores clientes han quedado satisfechos, se entiende que mi trabajo es bueno).
  • Dar testimonio, por parte de la agencia de traducción contratada por el cliente (si la hay), de que la traducción está verificada. Conviene, eso sí, comprobar que dicha empresa sea miembro de la Association of Translation Companies.
  • Declaración de credenciales como miembro de alguna asociación oficial de profesionales (no gubernamentales) como el Institute of Linguists o el Institute of Translators and Interpreters.

Como decíamos puede haber algunos casos excepcionales. Es probable que determinado tipo de documentos que han de ser enviados al extranjero deban incluir, además de lo indicado, algún tipo de sello notarial o certificación realizada por un abogado. Además de la conocida Apostilla de La Haya, pueden utilizarse los servicios de un notario, que da fe de que el profesional ha realizado una traducción veraz y precisa del documento original.

Mediación intercultural

Un paso más allá de la interpretación social

Anteriormente ya comentamos la existencia de la desconocida interpretación social, una especialización poco mencionada, pero muy demandada y esencial dentro de la atención a los ciudadanos extranjeros que residen en nuestro país. Igualmente comentamos que, normalmente, esa atención se centra en minorías lingüísticas, étnicas o en riesgo de exclusión, con unas necesidades concretas. Estas personas contactan con ONGs, asociaciones sin ánimo de lucro o entidades benéficas que requieren, a su vez, de los servicios de un profesional de la traducción, o en el caso que nos ocupa de un intérprete.

En raras ocasiones esa labor de interpretación no va más allá del traslado del mensaje de una lengua a otra, porque en la gran mayoría de los casos el profesional ha de convertirse en el mencionado intérprete “social” desarrollando lo que hemos enunciado como Mediación.

Las personas relacionadas con el trabajo de traducción-interpretación son conscientes de que cada rama de su trabajo requiere unas capacidades precisas, además de las básicas y comunes: dominio de lenguas o dialectos minoritarios, conocimiento de la cultura y religión, necesidad de empatía en el trato. Pero ¿qué ocurre cuando además de esas competencias debemos transformarnos en un auxiliar, en un asistente que acompañe durante todo el proceso del trámite a la persona a la que vamos a servir de intérprete? Que nos convertimos en un mediador intercultural.

Esa mediación puede tomar caminos muy distintos, variando por completo la forma en que ha de enfocarse, dependiendo de la labor a realizar:

◦  Asistir a una visita médica rutinaria (ver entrada de interpretación sanitaria)

◦  Mediación en una consulta psiquiátrica o con un psicólogo

◦  Participar en una reunión con los profesores de un menor

◦  Acompañamiento para solucionar trámites burocráticos (ver entrada de interpretación judicial y policial)

◦  Asistencia a una reunión con abogado

Obviamente no es comparable la manera de encarar una solicitud de un certificado de empadronamiento para renovar una tarjeta de residente que enfrentar una entrevista con un asesor legal para solicitar asilo y refugio. En esta última, muy probablemente, habrá que tratar cuestiones duras y dolorosas que el intérprete estará obligado a transmitir. Los intérpretes/mediadores de ABC Translink son conscientes de que sus conocimientos eliminan, además de la barrera idiomática, la social. Las nociones sobre la realidad cultural del solicitante traspasan los muros que la falta de información puede erigir, asegurándose de que realizan su labor de mediación lo mejor posible.

La transcreación

La comunicación evoluciona. Los lenguajes, que son entidades vivas, reaccionan a los cambios de la sociedad a la que sirven de vehículo comunicativo y se van adaptando a las necesidades de esta.

Con la entrada de la tecnología en la vida cotidiana y la creación de las redes sociales han aparecido nuevos sistemas y nuevas formas que, a su vez, han obligado a los profesionales a transformarse para dar respuesta a esos novedosos tipos de comunicación.

El concepto general de transcreación podría definirse como el proceso de trasladar el contenido de un mensaje centrándose en mantener el propósito, la intención o el estilo, aunque para ello haya que alejarse del contenido o texto original. La búsqueda de nuevas formas de marketing dio como resultado la aparición de esta idea durante los años noventa.

Esta forma de encarar la transmisión de un mensaje ya se utiliza, con sus particularidades por supuesto, en determinadas formas de interpretación oral o de traducción que deben traspasar un mensaje entre idiomas/culturas muy diferentes, en las que el mantenimiento de la forma del mensaje no permite que este sea totalmente comprensible una vez volcado a la lengua final.

En esta ocasión vamos a centrarnos en la transcreación para material de marketing. Como decíamos, esas nuevas tecnologías y esa presencia de las mismas en la forma en que nos relacionamos con el entorno ha obligado a las empresas y a todos aquellos que hacen uso de la publicidad a plantearse nuevas formas de acceder al cliente-usuario. La globalización les impone la necesidad de procurar la adaptación de la marca de mercado y de generar copias para la comunicación multicultural.

Quizá haya quien piense que no hay diferencias entre la traducción de marketing y la transcreación, pero existen. Esta última supera a la primera en cuanto a la libertad para cambiar el mensaje. No solo podemos prescindir de la exactitud textual, sino que podemos alterar la forma totalmente. Lo importante no es el contenido y su literalidad, lo que interesa es la marca, que los objetivos de la misma se cumplan en ese nuevo entorno.

Por lo tanto, es evidente que los profesionales que queramos trabajar en la transcreación para material de marketing debemos estar al tanto de estas cuestiones para poder cumplir los objetivos de una traducción o edición de calidad y “actualizarnos” para cubrir las necesidades de adaptación de la marca de nuestros clientes.

Nos especializamos en la transcreación de documentos. Para cualquier consulta, no dude en contactar con nosotros.

Tarifas de la traducción jurada

El porqué de las tarifas de una traducción jurada

Ya hemos hablado anteriormente sobre la diferencia entre traducción jurada y traducción jurídica. Todavía hay clientes o usuarios de los servicios de traducción que no tienen clara la diferencia y que confunden ambos términos. En muchos casos, además, tienen reservas a la hora de aceptar las tarifas de una traducción jurada, que siempre son más altas.

Normalmente los textos con los que un traductor jurado trabaja suelen relacionarse con el ámbito jurídico, pero no necesariamente ha de ser así. En ocasiones podemos encontrarnos con empresas o particulares extranjeros que han de presentar ante la administración documentación que legalice una patente, documentos bancarios o pruebas médicas. Si esos documentos no están debidamente sellados por un traductor jurado no serían admitidos.

Todos los profesionales de la traducción tienen un código deontológico y a su vez generan una responsabilidad contractual con el cliente, pero entre un traductor (del tipo que sea: jurídico, literario, periodístico) y un traductor jurado hay una diferencia esencial: la responsabilidad civil y las consecuencias penales del incumplimiento de esta.

Los traductores-intérpretes jurados acreditados por la Administración pública (ya sea por el Ministerio de Asuntos Exteriores o por la titulación superior) certifican, con su sello y su firma, fidelidad del contenido del documento presentado, ya que estos tienen un carácter legal y han de ser “oficializados”.

El traductor jurado da fe de la exactitud e integridad de la traducción realizada. En caso de que esta no se corresponda con el original, si se da la circunstancia de que se produjeran errores o imprecisiones, el traductor jurado tendría que asumir responsabilidades civiles e incluso penales.

Por la misma razón ha de ser un notario o un funcionario acreditado el que compulse o certifique la autenticidad de un documento (esto nunca ha de hacerlo el traductor jurado, responsable únicamente de la traducción del contenido). En reconocimiento de esta oficialidad, las tarifas de una traducción-interpretación jurada son más elevadas y sin duda nuestros clientes deben saber que los profesionales que realizan las traducciones o interpretaciones juradas cumplen no solo con los estándares de calidad, sino con la más rigurosa legalidad, asegurando que los documentos presentados serán correctos.

Post-edición de documentos

La traducción automática con post-edición está cada vez más en boga.

Desde los años noventa, los avances informáticos y tecnológicos han hecho que los ordenadores se conviertan, cada vez más, en una parte esencial de la vida empresarial y profesional. La aparición de nuevos software de traducción automática, la mejora de las herramientas ya existentes, el aumento a nivel global de la demanda de estos servicios y la disminución de costes que implica este recurso permiten estimar que en el futuro la post-edición de textos automáticos generados por máquinas podría imponerse o al menos equipararse a la traducción y edición tradicionales.

No se puede negar que la automatización e informatización de algunas tareas proporciona comodidades y rapidez a la hora de realizar determinadas tareas, pero, por el momento, las máquinas no pueden sustituir enteramente al ser humano. Por ello, es necesario el traductor/post-editor.

En el ámbito del lenguaje y la comunicación la traducción automática sigue necesitando de la intervención de profesionales humanos, que realicen servicios de post-edición y que se aseguren de que los textos no solo sean comprensibles, sino que cumplan su objetivo comunicativo observando los estándares de calidad.

En cuanto a la capacitación que debe tener un profesional que se enfrente a estas nuevas formas de traducción automática de textos hay divergencias: traductores con conocimientos de edición, personas bilingües con experiencia en la corrección de textos. Lo que sí está claro es que hay una serie de cuestiones clave que se deben observar a la hora de realizar la traducción automática con post-edición:

◦  Los servicios de post-edición se utilizan cuando el texto generado automáticamente no alcanza la calidad requerida.

◦  El texto pos-editado se reenvía para que el software implemente los cambios y mejore con cada corrección.

◦ Existen dos niveles de pos-edición: simple y completa, dependiendo del grado de intervención del profesional. 

◦ El estilo, la gramática, la sintaxis o la literalidad son aspectos de la comunicación en los que la máquina no puede, aún, sustituir al ser humano. Como profesionales de gran experiencia nos aseguramos de estar al tanto de estas evoluciones y de formarnos en los nuevos campos que se van abriendo en el ámbito de la traducción/edición para poder ofrecer un servicio de post-edición de la mejor calidad; que cumpla con los estándares, las expectativas y las necesidades de nuestros clientes y que mejore la comunicación.

Traducción de tu tienda online

Desde hace bastante tiempo muchas compañías y seos han estado compitiendo por un mercado en español. En este aspecto, debido a que se han creado demasiadas tiendas en español, cabe el interrogante de si es necesario ampliar nuestro contenido en otro idioma, ya que es válido pensar que en el momento de crear webs, empresas y marca en otro idioma, nuestros resultados pueden ser totalmente distintos.

Nos especializamos en la traducción de tiendas en línea y eCommerce. No dudes en contactar con nosotros para tener un presupuesto gratuito y sin compromiso.

traducir tu blog

Crear contenido en otros idiomas da mejores resultados

A fin de incrementar las visitas, las conversiones y las ventas, nos posicionaremos en las SERPS en otros idiomas. Habitualmente, el problema reside en que solo conocemos nuestro idioma, por lo que nos resulta imposible ampliar nuestro contenido a otras lenguas por nosotros mismos.

Para ello, existen empresas que se dedican especialmente a crear tu espacio en Internet en el idioma que quieras.

La solución: agencia de traducción

Es de sobra sabido que las herramientas de traducción en línea gratuitas no pueden traducir un texto correctamente ni de forma natural, menos aún cuando el contenido tiene el objetivo de vender. Una buena empresa de servicios lingüísticos puede brindarte las opciones para poder traducir tu e-commerce a cualquier lengua.

Es fundamental trabajar con profesionales a la hora de obtener buenos resultados.

Ventajas de expandirnos con contenidos en otros idiomas

Por ejemplo, existen personas que trabajan como afiliados en plataformas y sitios web de ventas. Si estos se enfocan solamente en el mercado español y están generando ventas y posicionándose, es muy probable que pierdan ventas por el simple hecho de no expandirse al inglés.

Estos sitios son muy rentables si sabes cómo conectar con tu público objetivo y sus necesidades. De ahí la importancia de una traducción profesional y especializada en el ámbito de tus ventas.

Aun así, si no trabajas como afiliado y quieren consolidar una marca, también es una gran opción. Existen innumerables casos de éxito, los cuales han ganado contactos, clientela, branding y hasta inversionistas con este solo hecho.

Servicios de traducción

¿Estás buscando los mejores servicios de traducción?

Aquí explicamos con total claridad qué tipo de traducciones ofrecemos para escoger la que mejor se ajusta a las necesidades de nuestros clientes.

Para eso debemos analizar previamente el tipo de documento que se quiere traducir, el lenguaje específico que se utilizará, el formato que se usará en los textos traducidos y el público al que va dirigido. Por último, acordamos el plazo de entrega que más convenga, desde traducciones urgentes en tan solo 1 hora hasta trabajos más complejos que requieran una focalización especial siguiendo las normas ISO 9001Y UNE EN 15038 que, a grandes rasgos, se pueden resumir en dos puntos:

– Los servicios de traducción son revisados por un profesional independiente que coteja los textos de origen y de destino y recomienda las correcciones correspondientes.

– Todos nuestros traductores cumplen uno de estos tres requisitos:

  • Titulación de estudios superiores en traducción (titulación reconocida);
  • Cualificación equivalente en otra especialidad con un mínimo de dos años de experiencia documentada en traducción; o
  • Al menos cinco años de experiencia profesional documentada en traducción.

Una buena traducción requiere la combinación de personal especializado y de las nuevas tecnologías aplicadas. Con más de 10 años de experiencia ofrecemos a nuestros clientes servicios de traducción de alta calidad.

Nos especializamos en:

– Traducción jurídica: contamos con personal cualificado que conoce toda la jerga legal y los tecnicismos del sector. Así ofrecemos traducciones válidas ante cualquier organismo estatal.

– Traducción técnica: nuestros equipos de traductores, además de su correspondiente titulación, poseen conocimientos en diversos sectores en los que se especializan. De esta forma, las traducciones adquieren una riqueza y matices gramaticales que serían imposibles de lograr de otro modo.

– Traducción para blogs y páginas webs: optimizamos las traducciones para maximizar el posicionamiento SEO y conseguir el mayor número de visitas posibles.

– Traducción para e-commerce: redactamos descripciones detalladas de toda clase de productos y reproducimos la interfaz de la web comercial en cualquier idioma.

– Traducción para hostelería y restauración: nos enfocamos en el público objetivo ofreciendo interpretaciones que se adecúen al mismo y sus necesidades.

– Traducción científica: uno de los campos más complejos en la traducción de textos. Por eso contamos con personal altamente preparado en distintas ramas de la ciencia capaces de traducir desde un artículo hasta estudios completos.

– Traducción de cosmética y moda: es un sector versátil y fluido en el que es necesario conocer muy bien el argot para captar la atención del lector.

– Traducción deportiva: para noticiarios, canales deportivos y cualquier medio de comunicación contamos con intérpretes que conocen los diferentes deportes.

– Traducción urgente: dependiendo de la complejidad y extensión del documento ofrecemos traducciones desde quince minutos hasta una hora. Siempre priorizando la calidad de la entrega.

– Transcripciones de audio: transcribimos y traducimos cualquier podcast o documento audiovisual.

– Varios idiomas: dependiendo del documento que se quiera traducir y el sector al que esté dedicado, se querrá traducir a uno o varios idiomas. Por ello, brindamos nuestros servicios a varios idiomas.

Para cualquier consulta sobre traducciones y tarifas, no dudes en contactar con nosotros.