Terminología técnica: glosario de internet

Proponemos otro pequeño glosario, esta vez relacionado con el ámbito de internet y las páginas web. Evidentemente las palabras serán bien conocidas de aquellos que se dediquen a la traducción o corrección de textos digitales o técnicos. No obstante, para aquellos ajenos a ese mundo quizá pueda ser de utilidad.

Backup: Término inglés con el que se denomina al guardado o copia de seguridad que debe realizarse de un sistema operativo o de los datos para, en caso de emergencia, poder recuperar nuestra información.

Banner: Publicidad que se carga de manera automática y aparece en una ventana nueva de nuestro navegador cuando entramos en una web.

Bot: Abreviatura de la palabra Robot que define, en el ámbito informático, a un programa automático que simula a un ser humano. Se puede encontrar en páginas web o programas on-line como videojuegos o chats, etc.

Cookies: Rastro que se aloja en nuestro ordenador y que dejan las páginas web en las que entramos. Normalmente aparece una advertencia pidiéndonos que aceptemos o rechacemos esas cookies.

Fake: En internet este término se usa para denominar a algo que es falso. Puede referirse a imágenes, videos o noticias que dan información falsa pero que pretenden extender el bulo para conseguir un objetivo. Suelen extenderse (hacerse virales) con mucha rapidez.

Geek: Palabra usada para denominar a alguien obsesionado con estar al día en lo que se refiere a las nuevas tecnologías. Estas personas compran, en cuanto salen al mercado, los últimos modelos de aparatos y los prueban con fervor.

Landing Page: Página de acceso en la que el usuario “aterriza” en la web de una marca o producto. Con ella se intenta atraer al cliente o usuario para que se registre o pase a formar parte de la comunidad; en definitiva, para que se “convierta”.

Phising: Método empleado por los ciberdelincuentes para conseguir datos y claves personales de alguien y después suplantarlo. El objetivo puede ser económico, pero también puede usurparse la identidad en las redes sociales.

Plugin: Aplicación que sirve para instalar herramientas y medios que permiten mejorar, cambiar o gestionar nuestro blog o página web, sin necesidad de tener conocimientos sobre código, programación o diseño de páginas web.

Spam: Correos electrónicos, no deseados, con contenido publicitario o comercial, que llegan a nuestra dirección sin conocer al remitente.

Startup: Término que designa a las empresas emergentes que se abren paso en el mundo de la innovación tecnológica. Implica que dicha empresa despunte sobre sus competidoras en el lanzamiento, al mercado, de algún dispositivo.

Lenguas del mundo: turco

El modesto recorrido del blog de ABC Translink se detiene hoy en el turco, lengua que mucha gente cree emparentada con el árabe, nada más lejos de la realidad, quizá debido a una confusión entre términos y conceptos como árabe, islámico o musulmán. Puesto que esos conceptos pueden hacer referencia a distinciones lingüísticas, raciales, culturales o religiosas, vamos a centrarnos en las primeras.

Esta lengua de la familia altaica se habla, además de en Turquía, en países como Azerbaiyan, Chipre y países del Cáucaso.

Las primeras apariciones de restos escritos en turco antiguo datan del siglo VIII d.C.
Posteriormente las distintas dinastías turcomanas comienzan la conquista y expansión de los territorios que formarán el imperio otomano. La dinastía Selyuqí, en el S. XI d.C. exportó la variante turca oghuz a los territorios conquistados, convirtiéndose en la base del otomano (Osmanlı Türkçesi) que se escribía con un alfabeto adaptado del árabe.

En el año 925 el imperio se islamiza. Este hecho propicia una absorción -no solo lingúİstica- idiomática tanto de influencia sasánida como árabe en el lengua turca. La lengua administrativa y literaria pasa a ser una amalgama de base turca pero con multitud de elementos del persa (administración, burocracia) y del árabe (liturgia, leyes); mientras que la lengua común, usada de manera cotidiana, no absorvió esa influencia, manteniendo las características inciales de la lengua turca.

En el año 1920 Mustafa Kemal Atatürk llevó a cabo una serie de reformas entre las que se introdujo un cambio considerable de la lengua, en un intento de “nacionalizarla”, alejándola de su pasado otomano. Se llevo a cabó un auténtico proceso de creación de nuevas palabras en turco, eliminando algunos de los términos que provenían de raices árabes o persas, siendo sustituidas por términos con una etimología proveniente de esa variante turca primigenia. Además de modificaciones a nivel gramatical o sintáctico pasó a utilizarse el alfabeto latino, que incluía una serie de letras que se adaptaban a las necesidades fonéticas del turco.

Sin duda esta reorganización lingüística fue compleja, creando diferentes estratos de lenguaje, diferenciándose las zonas urbanas de las rurales; las generaciones más jóvenes, que crecían estudiando esta nueva lengua y usando este nuevo vocabulario, de la gente más mayor que seguía utilizando el mismo idioma. Surgió, además, la necesidad de crear palabras nuevas, innecesarias hace tres siglos, que fueron generadas a partir de términos provenientes del francés o el inglés. Muchos de estos términos no han sido aceptados por la población, ya que suenan realmente estraños y “ajenos” a la lengua turca. En el próximo capítulo veremos algunas características de este idioma.

Sintaxis: el increíble mundo de las oraciones

Sí, increíble aunque no lo parezca.

La mayor parte de nosotros aprendió su idioma materno durante la infancia, en principio, sin demasiada dificultad, y de una manera fluida. A lo largo de nuestra vida utilizamos nuestra lengua para comunicarnos, pero sin ser conscientes de los aspectos y complejidades que la conforman. Si más adelante nos vemos obligados a afrontar el estudio o el aprendizaje en profundidad de un idioma, incluido el nuestro, nos damos cuenta de que algunos aspectos como la gramática, la sintaxis o la fonética, no son tan sencillos como nos parecían y de que ponemos en práctica reglas y estructuras complejas sin darnos cuenta.

Los profesionales que trabajan en ABC Translink saben bien la dificultad que conlleva abordar conscientemente esas normas, pues se enfrentan a ellas cada vez que tienen que realizar una traducción o una corrección. Las diferencias entre algunos idiomas pueden ser abismales, obligando al traductor a cambiar el “chip” y pasar de un sistema a otro a cada momento.

Existen lenguas en las que las palabras se convierten en partículas que se anexan como sufijos; verbos que se separan dentro de la oración; nuestros verbos ser y estar, sin ir más lejos, cuyo matiz no existe en otros idiomas. Las diferencias son interminables y requieren conocimiento y sutileza a la hora de manejarlas cuando trabajamos con varios idiomas.

La definición que nos da la RAE de la sintaxis es la siguiente:

Del lat. tardío syntaxis, y este del gr. σύνταξις sýntaxis, de συντάσσειν syntássein ‘disponer conjuntamente’, ‘ordenar’.

1. f. Gram. Parte de la gramática que estudia el modo en que se combinan laspalabras y los grupos que estas forman para ex presar significados, así como las relaciones que se establecen entre todas esas unidades.

Sin duda este es un campo de estudio tan amplio que nos llevaría millones de palabras hablar de él en profundidad, así que vamos a centrarnos en las oraciones y sus variedades para que seamos capaces de reconocer si estamos usando una oración coordinada, una exclamativa o una yuxtapuesta. Nunca está de más saber de qué y cómo estamos hablando. Entremos en materia.

Las oraciones se pueden clasificar en distintos grupos dependiendo de varios factores, estas son algunas opciones:

  • Voz verbal
    • Activa
    • Pasiva
  • Número del verbo
    • Simple: un solo predicado (atributivas o predicativas).
    • Compuesta: dos o más predicados.
    • Compleja: coordinadas, subordinadas y yuxtapuestas.
  • Intención del hablante
    • Interrogativas
    • Exclamativas
    • Enunciativas
    • Optativas

Corpus lingüísticos: enlaces útiles

Hace ya un tiempo hablamos en nuestro blog sobre los corpus lingüísticos y su utilidad para profesionales, no solo de la traducción, sino para otros cuya ocupación se relaciona con el manejo  de palabras, textos o documentos. El hecho de disponer de glosarios específicos agiliza y facilita la labor. Es cierto que no es fácil encontrar corpus demasiado especializados, centrados en materias concretas o poco comunes, pero también es cierto que en los existentes, pueden incluirse multitud de términos que quizá sean los que buscamos.

Por ello, vamos a incluir en nuestro listado, una serie de enlaces a esos corpus lingüísticos que harán nuestro trabajo mucho más sencillo.

Real Academia de la Lengua:

  • Corpus del español del siglo XXI – Corpes XXI
  • Corpus de referencia del español actual – CREA
  • Corpus diacrónico del español – CORDE

Corpus en otros idiomas:

  • British National Corpus – BNC
  • The Oxford English Corpus – OEC
  • Corpus of Contemporary American EnglishCOCA
  • The Open American National Corpus – ANC
  • Leibniz-Institute für Deutsche Sprache – DeReKo
  • Corpus Search, Management and Analysis System (alemán) – COSMAS II
  • Corpus Nacional de la Lengua Rusa – RUSCORPA

En la página de la Universidad de Cádiz (UCA) podemos encontrar enlaces a corpus más específicos o concretos:

  • Corpus de textos bilingües Inglés-español, español-inglés – ACTRES
  • Corpus formado con términos obtenidos en discursos del parlamento británico – HANSARD
  • Corpus con vocabulario de habla infantil de diversos idiomas – CHILDES
  • Corpus centrado en el aspecto fonológico proveniente de muestras obtenidas por estudiantes de español de origen extranjero – Fono.Ele
  • Traitement de Corpus Oraux en Français. Corpus formado con materiales obtenidos de conversaciones de todo tipo entre hablantes de lengua francesa. Los filtros permiten una amplia selección de contextos – TCOF
  • Corpus denominado News of the Web, en el que podemos encontrar vocabulario obtenido de periódicos y revistas – NOW
  • Corpus desarrollado a partir de textos filosóficos y literarios –  FRANTEXT
  • Corpus de Français Parlé Parisien des années 2000 – CFPP 2000
  • Corpus de la Langue Parlée en Interaction CLAPI
  • Corpus oral de la lengua española contemporánea elaborado por la Universidad Autónoma de Madrid y centrado, principalmente en el aspecto conversacional – CORLEC

Otros bancos de datos o corpus que pueden resultar útiles:

  • European Parliament Proceedings Parallel Corpus 1996-2011 – EUROPARL
  • Repositorio TalkBank, centrado en la comunicación oral, en el que se pueden encontrar muestras de multitud de áreas de investigación – TALKBANK
  • Corpus de textos literarios en lengua croata – Literature. Textos periodísticos – Journal
  • Proyecto SemLink, desarrollado por la Universidad de Colorado y desde cuyo portal se puede acceder a varios corpus o Lexicon de diversos tipos: semánticos, gramaticales, etc. – SEMLINK

Latinismos jurídicos: glosario breve I

Sin duda un mundo aparte. Para los profesionales de la traducción jurídica, algo más cercano, pero igualmente otro mundo. Imposible reproducir todos los términos, por lo que proponemos un brevísimo diccionario de algunas de estas expresiones constantemente utilizadas en el ámbito jurídico. La mayor parte de las definiciones pertenecen al Diccionario del español jurídico (https://dej.rae.es/lema/ex-nunc) de la RAE.

 A contrario sensu “En sentido contrario”. Que se argumenta a partir de lo que no se expresa en la norma o sentencia de referencia, o en el resultado de la prueba practicada.

A non domino Acción y efecto de adquirir un bien o un derecho por transmisión de quien no tenía poder de disposición para enajenarlo. Normalmente no tiene efectos la transmisión realizada por quien carece de título para ello, pero el ordenamiento reconoce algunos casos de adquisiciones a non domino en que se protege al adquirente con independencia de que ello suponga la desposesión del verdadero dueño.

Absque ulla conditione “Sin ninguna condición”.

Ad normam iurisExpresión ampliamente utilizada en el Codex Iuris Canonici vigente por la que el legislador se remite tanto a una norma jurídica concreta como al principio de legalidad con carácter general.

Dies a quo y dies ad quemFechaen que da comienzo o finalización, respectivamente, del cómputo del plazo.

Erga omnes – “Para o frente a todos”. Se utiliza para expresar los efectos generales de una norma o sentencia.

Ex nunc “Desde ahora”. Expresión utilizada para determinar que las leyes, los contratos y los actos no tienen, ordinariamente, eficacia hacia el pasado.

Ex tunc “Desde el inicio”. Expresión que se utiliza para determinar el tiempo que comprende la eficacia de determinadas normas, actos o contratos.

Fumus boni iuris“Apariencia de buen derecho”. Es uno de los criterios utilizados por la jurisprudencia para determinar provisionalmente si existen elementos suficientes que, sin prejuzgar el fondo del asunto, permitan adoptar medidas cautelares mientras dure la sustanciación del procedimiento.

In articulo mortis “A punto de morir”. Dicho de un acto: realizado en peligro de muerte; dicho de un testamento: hecho en presencia de cinco testigos cuando existe peligro inminente de muerte.

In dubio minus“En caso de duda, lo menor”.

In dubio mitius“En caso de duda, lo más benigno”.

In dubio pro cive“En caso de duda, a favor del ciudadano”

In dubio pro operario – “En caso de duda, a favor del trabajador”. Principio general del derecho de naturaleza exegética derivado del tuitivo del derecho laboral. Ordena interpretar la ley en beneficio del trabajador en los casos de duda o conflicto normativo.

Familias lingüísticas: oceánico-australianas

Continuamos hoy con la última familia de lenguas de nuestro repaso, en este caso el grupo que se extiende por las islas de Oceanía y del Índico. Las divergencias dentro de este grupo son grandes, pues encontramos familias con muchos hablantes y otras prácticamente desaparecidas. Al igual que en otros casos, existen divergencias y disensiones a la hora de establecer ciertos parentescos idiomáticos, basadas en cuestiones de complejidad lingüística. Nosotros las obviaremos aquí, pues nuestra intención es hacer una descripción somera de las distintas familias y de las lenguas que las componen. La oceánico-australiana se divide en 3 grupos ubicados en el sudeste asiático.

AUSTRONESIA

Voluminosa familia dividida en dos grandes zonas geográficas, la occidental que comprende Indonesia, Filipinas, Taiwan y Madagascar y la oriental u oceánica que engloba Polinesia, Nueva Zelanda, Melanesia y Micronesia.

Está formada por más de 1200 lenguas y acumula más de 300 millones de hablantes.

Los idiomas más importantes de este grupo son: tagalo, malgache, chamorro, indonesio, maorí, malayo y javanés.

En cuanto a sus características gramaticales vemos que la flexión nominal y verbal es compleja. Los numerales y los indicadores de la negación a veces funcionan como un verbo. Algunos de los idiomas declinan.

INDO-PACIFICA O PAPU

Esta subdivisión incluye idiomas y dialectos hablados en Nueva Guinea, Tasmania y algunas islas del Índico. Muchas de estas lenguas están en desuso, absorbidas por otros dialectos o porque los pequeños grupos de hablantes diseminados en las islas han desaparecido.

Al igual que las anteriores estas muestran una flexión verbal es muy compleja cuyas variaciones matizan el número y los complementos. Son, además, lengua tonales, de manera que la variación de tono y la longitud de la sílaba afectan al significado.

También se dan casos de lenguas aglutinantes entre las adamanesas, con un extenso sistema de afijos.

ABORIGENES DE AUSTRALIA

En el continente australiano se han registrado más de 25 subfamilias, aparentemente relacionadas entre sí.

El grupo más extendido es la familia pama-ñungana, la otra familia, en la que se agrupan todas las otras lenguas se centra, principalmente en el norte del país. El número de hablantes es reducido y el valpirí es la lengua más conocida.

Son lenguas ergativas con un elevado número de afijos y una sola flexión verbal que aúna tiempo, modo y aspecto. Los pronombres además de singular y plural tienen dual. No hay sonidos fricativos y solo hay tres vocales.


Escritura de las cifras: números ordinales

Para completar, repasaremos los ordinales, más complejos que sus familiares cardinales y que suelen provocar errores tanto de uso como de escritura.

Los ordinales expresan sucesión y orden, indicando el lugar que ocupa el elemento al que hacen referencia. La primera decena se usa frecuentemente, al igual que undécimo y duodécimo, pero hasta el cien su uso declina:

• vigésimo                               • sexagésimo

• trigésimo                               • septuagésimo

• cuatrigésimo                         • octagésimo

• quincuagésimo                      • nonagésimo

Los compuestos a partir de cien se escriben en palabras separadas: centésimo primero, cuadragésimo sexto, quincuagésimo vigésimo séptimo.

A partir de esas cifras es extraño encontrar en el uso común ordinales que hagan referencia a números de orden muy altos:

• ducentésimo                           • sexcentésimo

• tricentésimo                            • septingentésimo

• cuadringentésimo                   • octingentésimo

• quingentésimo                        • noningentésimo

– A partir de la tercera decena y hasta la centena es preferible escribirlos en dos palabras, aunque no es incorrecto hacerlo en una sola trigésimo segundo, trigesimosegundo (en este segundo caso pierde la tilde).

– Al escribir los ordinales con más de una palabra todos los términos han de concordar en género y número con el sustantivo cuadragésima cuarta edición. Mientras que si se escriben en una solo término, solo el segundo componente debe concordar cuadragesimocuarta edición.

– El ordinal primer, concuerda en género con el sustantivo al que antecede: primera vez; siendo primer vez incorrecto.

Partitivos o fraccionarios

Los números fraccionarios tanto si se usan como adjetivos o como sustantivos se escriben en una sola palabra. Los terminados en –avo no deben usarse como ordinales, salvo octavo y sus compuestos que sí es correcto. Es, por lo tanto, incorrecto, decir: quinceavo piso, dieciseisavo libro.

De los adjetivos solo medio puede variar de género: media sala. El resto, al concordar con la palabra parte, va siempre en femenino.

Números romanos

Del uno al diez son indistintamente ordinales o cardinales: siglo IV puede leerse siglo cuatro o siglo cuarto. No obstante, si se hace referencia a personajes históricos (reyes, emperadores, etc.) se usa generalmente el ordinal hasta el número X: Carlos III (Carlos tercero) y a partir de ahí se usan cardinales: Juan XXIII (Juan veintitrés).

Celebraciones

En los números inferiores a veinte generalmente se usan los ordinales: 4ª (cuarta) feria de turismo. Pero como indica la Nueva gramática de la lengua española, en la actualidad tiende a usarse el cardinal con el valor de ordinal: el 40 (cuarenta) aniversario del nacimiento podría escribirse el 40º aniversario o incluso el XXXX aniversario.

Variaciones de significado: un espacio, un mundo

Al igual que una coma mal situada puede cambiar por completo el significado de una oración, un espacio sin poner puede desbaratar el sentido de una frase. Estos errores pueden cometerse por desconocimiento gramatical o por descuidos en la corrección o la maquetación. Encargar la traducción a un profesional que cumpla con los estándares de calidad es esencial. Para aquellos a los que les surja alguna duda, repasamos aquí algunos de estos casos.

TÉRMINO DEFINICIÓN TÉRMINO DEFINICIÓN
A DONDE   Formada por la preposición a y el adverbio de relativo sin antecedente ADONDE   En este caso es un adverbio relativo que necesita un antecedente explícito
A PARTE Formada por la preposición a y el sustantivo parte (puede sustituirse por lugar) APARTE   Puede ser: Adverbio (en otro lugar). Sustantivo (conversación al margen). Adjetivo (significa distinto es invariable en plural).ç Locución preposicional aparte de (al margen de)
A SÍ MISMO Se forma con la preposición a, el reflexivo y el adjetivo mismo (Si admite cambio de género a sí misma es correcta) ASIMISMO Es un adverbio o locución adverbial que significa además, también
A VER Se forma con la preposición a y el verbo ver HABER Infinitivo del verbo Haber, utilizado como auxiliar en tiempos compuestos y en las perífrasis verbales
CON QUE Se forma con la preposición con y el relativo o conjunción que Se diferencia porque entre ambos términos se puede intercalar el artículo masculino o femenino CONQUE   Conjunción ilativa – consecutiva Para detectarla podemos  sustituirla por así que o por tanto
DE MÁS Formada por la preposición de seguida del adverbio de cantidad más (que se puede sustituir por menos) DEMÁS Es un adverbio indefinido con el mismo significado que otros, restante
SI NO Formada por la conjunción condicional y el adverbio de negación SINO Conjunción adversativa que implica una opción contraria. En otros casos equivale al sustantivo destino
QUE HACER Formada por la conjunción o pronombre relativo que y el infinitivo del verbo  hacer      QUEHACER   Es un sustantivo que admite plural: quehaceres
POR QUÉ Formada por la preposición por y el pronombre interrogativo que Se utiliza al comienzo de las oraciones exclamativas o interrogativas PORQUÉ Sustantivo de género masculino que indica motivo. Se usa precedido de determinante y puede detectarse porque tiene plural
POR QUE   Se forma con la preposición por y la conjunción subordinante que Se  produce cuando el verbo, el sustantivo o el adjetivo exigen una preposición PORQUE   Conjunción causal Usada con un verbo en subjuntivo equivale a para que
TAN BIEN Formada por la partícula tan y el adverbio bien es utilizada como un adverbio de modo en grado superlativo TAMBIÉN Adverbio de modo

Filologías: quizá hay vida después de la carrera

La hay, si el mercado laboral lo permite, y si sabemos dónde buscar. Es cierto que la búsqueda de empleo digno se ha convertido en algo complicado, pero también es cierto que mucha gente piensa que la única salida posible para una carrera de letras, y en concreto una filología, es opositar o dar clases. No son las únicas opciones. Dependiendo de los idiomas estudiados se abren unas puertas u otras, pero hay algunas posibilidades a tener en cuenta.

Actualmente, además, desde que se implantó la carrera de traducción e interpretación, la posibilidad de especializarse en un idioma es mayor, ampliando las capacidades y competencias del profesional. Es cierto que hay estudiantes que acceden a estas carreras porque su nota no alcanza para entrar en las que eran su primera opción, pero la mayoría, y más en traducción e interpretación lo hacen porque realmente les gustan los idiomas y todo lo relacionado con las lenguas.

Las primeras opciones que nos vienen a la cabeza son profesor de enseñanza reglada, de idiomas en academias o de ELE. Igualmente tenemos las alternativas más tradicionales de traductor, Intérprete (consultar la página de la Unión Europea https://ec.europa.eu/info/jobs-european-commission/working-eu/translator-profile_es) o mediador intercultural. Y las relacionadas con el mundo de la escritura como redactor, editor, corrector  ortotipográfico o de estilo.

Hay también campos no relacionados estrechamente con el mundo lingüístico hacia los que enfocarse si el ámbito de las relaciones públicas es de nuestro interés como el turismo o los promotores y el personal para eventos.

No obstante, donde se abren más puertas en los últimos tiempos, es en el ámbito de las redes sociales y las nuevas tecnologías, en las que se han creado una serie de figuras que antes no existían o no eran necesarias y que alguien con conocimientos en idiomas, aptitudes informáticas y un mínimo dominio del entorno web podría encontrar interesantes. Veámoslas:

  • Publicidad y marketing

Las empresas que tienen que publicitar sus marcas o productos en otros mercados  necesitan no solo traductores, sino asesores lingúísticos, traducciones de marketing, profesionales que realicen procesos de transcreación, copywriting, etc.

  • Web y redes sociales

Blogs, videoblogs, páginas web, redes sociales, todos estos entornos se llenan de contenidos que en muchas ocasiones hay que traducir. El encargado de la gestión de contenidos o el “Community Manager” no solo se ocupa de mantener al día las páginas de las empresas, sino que también deben controlar los contenidos que en ellas se muestran y manejar el SEO.

  • Trabajos especializados

Siguiendo la línea de esas nuevas posibilidades que se van abriendo en el mercado con los años, tenemos algunas opciones que pueden ser interesantes como localizador de software,  localizador o tester de videojuegos, creador y traductor de contenidos digitales, etc. Como hemos visto la formación de filología o traducción nos da una base sobre la que ampliar competencias y conocimientos en la dirección que nos parezca más interesante o práctica, invirtiendo tiempo en formarnos para poder enfocar la rama laboral más adecuada.

Morfología: lenguas que declinan

Los traductores o correctores profesionales y aquellos que estudiaron latín o griego, tendrán en mente las desinencias, los casos y la diversidad de declinaciones. Pero ¿qué es una declinación?

Es un sistema morfológico que designa la función que determinadas palabras realizan en la oración y como se relacionan entre sí. Esa flexión se realiza con los casos (nominativo, acusativo, dativo, etc.) que, en la mayoría de las lenguas, se marcan con sufijos, infijos o prefijos. Las palabras que llevan la desinencia de los casos no varían su significado, sino su función gramatical en la oración: complemento directo, circunstancial, etc. No se debe confundir la existencia de los complementos con el hecho de que se declinen. En cualquier idioma encontrarnos divisiones entre los elementos que complementan al verbo.

En nuestra lengua, sin ir más lejos, tenemos complementos como el directo (conocido como objeto directo)pero no hay ninguna marca ni desinencia que nos indique que es un complemento directo, sino que es su relación con el verbo y el resto de integrantes de la oración la que nos permite saberlo. En otros casos, serán los pronombres, conjunciones y preposiciones los que den pistas sobre la función de una palabra en la frase: para complemento indirecto, desde complemento circunstancial, etc.

Tomando como ejemplo el latín clásico añadiríamos a una palabra, por ejemplo arbor (árbol) las desinencias de cada caso para componer la oración con sus complementos respectivos. Así el directo o acusativo sería arborem, el complemento del nombre o genitivo arboris, el indirecto o dativo arbori, y el circunstancial o ablativo arbore.

Por supuesto, no todo es tan sencillo; al igual que en español la preposición –a no solo se utiliza con complementos circunstanciales de dirección sino que puede servir, también, para complementos directos, en las lenguas que declinan hay, obviamente, particularidades gramaticales que introducirán excepciones y usos diferenciados según los contextos o necesidades morfológicas. 

Las declinaciones no son exclusivas de la familia latina de las lenguas indoeuropeas, aunque sí que abundan entre sus “descendientes”. Muchas no mantienen la variedad de declinaciones o el número íntegro de casos, pero sí que siguen marcando con desinencias los que conservan. Entre ellas se encuentran el alemán, el rumano o el ruso. Las otras familias que incluyen lenguas que declinan son la urálica (finés) o la altaica (el turco).

Otros idiomas, como el árabe, tienen también casos aunque los designan de una manera diferente. El árabe es un idioma derivativo que no utiliza el mismo sistema vocálico que otras lenguas. Para vocalizar las palabras se emplean unas grafías que representan los tres sonidos vocálicos existentes (-a, –i, -u) y con ellas se marcan los casos: acusativo, genitivo y nominativo, respectivamente.